Estudio Bíblico Corintios No. 3

Hoy leemos una porción un poco más larga.

1 Corintios 1:18-31

v18: La palabra de la cruz: Una verdad fundamental que la cruz nos enseña es acerca de cuán pecadores somos. Si vamos a entender correctamente y valorar apropiadamente lo que hizo Yeshúa, necesitamos entender nuestra pecaminosidad y cómo Él trató suficientemente con nuestro pecado para comprar nuestra salvación.

  • Locura: Yeshúa tuvo que ir a la cruz para que pudiéramos ser perdonados y para que pudiéramos tener una relación con Di-s. La cruz era el plan de salvación de Di-s. Con demasiada frecuencia, el mundo piensa que esto es una tontería.
  • A los que se pierden: No creen que estén pereciendo, y no aceptan una vida después de la muerte basada en la justicia de Di-s. No aceptan la Palabra o revelación de Di-s.
  • Los que se salvan: No podemos salvarnos a nosotros mismos. Tenemos necesidad de ser salvos y esta salvación solo puede venir a través del Mesías. Aunque somos salvos desde el momento en que creemos (el momento en que creemos que somos declarados justos y tenemos una seguridad inmediata de salvación), el resultado total de la salvación (un cambio en nuestros pensamientos, comportamiento, etc.) se lleva a cabo con el tiempo.
  • Es poder de Di-s: En el momento en que creemos tenemos acceso al Espíritu Santo. Él va a trabajar en nuestras vidas para transformarnos poderosamente.

v19: Pues está escrito: Pablo a menudo respaldaba sus escritos citando del Tanaj (el Antiguo Testamento).

  • Destruiré (Yo – Di-s) la sabiduría de los sabios: Di-s va a poner fin a la sabiduría (inteligencia humana) de aquellos que se creen sabios.
  • Desecharé el entendimiento de los entendidos: Los planes y propósitos de Di-s no dependen de la sabiduría o el entendimiento humanos. Los griegos y los de Corinto amaban la sabiduría y pensaban que todos los problemas del mundo podían resolverse a través del intelecto humano. No entenderemos los planes de Di-s a través de nuestro intelecto humano, sino solo a través de la revelación divina.

v20: Disputador: Uno que debate.

  • ¿No ha enloqueció Di-s la sabiduría del mundo?: Di-s ha rechazado la sabiduría humana como un medio para comprender Su mayor sabiduría.

v21: La sabiduría de Di-s solo puede entenderse a través de la revelación, a través de Su Palabra. No puede ser entendida a través del intelecto humano o la educación superior.

  • Agradó a Di-s: Di-s lo vio como bueno.
  • Salvar a los creyentes: Bíblicamente la palabra ‘creer’ viene dentro del contexto de la revelación de Di-s. Genesis 15:6 – Di-s le reveló cosas a Abraham. Abraham creyó lo que Di-s le estaba revelando, y le fue contado por justicia. En este versículo, la predicación del mensaje es la revelación de Di-s. Cuando las personas creen este mensaje, esta revelación, son salvos y se les atribuye justicia.

v22: Los judíos piden señales (milagrosas), los griegos (gentiles) buscan sabiduría (inteligencia): Estos dos grupos diferentes de personas tienen sus diferentes maneras de tratar de entender a Di-s.

v23: Pero: En contraste con estos dos grupos. Una persona salva se comporta de manera diferente a los que están en el mundo. Predicamos al Mesías crucificado :

  • Para los judíos ciertamente tropezadero (una ofensa): Para los judíos un Mesías crucificado no tiene sentido. Muchos en el judaísmo han dejado de lado las profecías de la Biblia, por lo que el mensaje de un Mesías crucificado o un Siervo Sufriente (como se revela en los libros proféticos del Tanaj) es una tontería para ellos. Para ellos la crucifixión es vista como un fracaso, como algo vergonzoso. En realidad, Di-s ha tomado lo que es vergonzoso (tontería) y lo ha convertido en algo glorioso, algo que manifiesta Su gloria.

v24: Mas para los llamados: Cuando respondemos al llamado de Di-s (tanto judíos como griegos – el llamado de Di-s trae unidad entre los dos grupos diferentes) Él trae un gran cambio en nuestras vidas.

  • Mesías poder de Di-s, y sabiduría de Di-s: Yeshúa fue crucificado, pero también resucitó de entre los muertos – demostrando el poder de Di-s.

v25: El hombre no es rival para Di-s – ni en sabiduría ni en fuerza. Lo más sabio que podemos hacer es simplemente someternos a Él.

v26: Necesitamos responder al llamado de Di-s en nuestras vidas y hacer lo que Él dice. Aquellos que son considerados sabios a los ojos del mundo, aquellos que son considerados poderosos y aquellos que son nobles (élite, aristocráticos) a menudo no responden al llamado de Di-s porque lo consideran tonto, débil o inferior a ellos mismos.

v27: Di-s elige las cosas necias para confundir a los que confían en su propia sabiduría o su propia inteligencia.

  • Lo débil… para avergonzar a lo fuerte: Lo débil avergüenza a los que confían en su propia fuerza.

v28: Lo vil: Cosas que no son nobles.

  • Y lo que no es, para deshacer lo que es: Las cosas que son invalidadas, anuladas o ineficaces. “Las cosas que no son” se refiere a las cosas del Reino, esas cosas que aún no vemos. En realidad, son más reales de lo que podemos ver, tocar o sentir en este mundo.
  • Para deshacer: Este es un proceso que aún no ha sucedido. Este mundo, y las cosas de este mundo, están en proceso de desaparecer. Di-s se está moviendo para poner fin a todas estas cosas, pero aún no ha sucedido.

v29: Que nadie se jacte: Nadie podrá jactarse. Cualquier cosa buena, pura o santa dentro de nosotros no puede ser producida por nosotros mismos.

v30: Mas por Él: Es solo a través de Di-s que podemos estar EN el Mesías Yeshúa (salvados y justificados). Di-s es Aquel que obtiene la gloria: es Su verdad, Su sabiduría (que en lo natural se ve como una tontería).

  • El cual (Mesías Yeshúa) nos ha sido hecho por Di-s sabiduría, justificación, santificación, y redención: Es solo por lo que Yeshúa ha hecho que la transformación ocurre en nuestras vidas, desde el momento en que somos salvos.

v31: Como está escrito: Pablo se respalda bíblicamente de nuevo (Jeremias 9:23-24).

  • El que se gloría: El que se gloría o jacta. Jactarse es: alabarlo, darle gracias, glorificarlo, exaltarlo por lo que ha hecho. Necesitamos asegurarnos de que si nos jactamos, nuestra jactancia debe ser acerca del Señ-r y por lo que Él ha hecho.
Por favor, síguenos y dale like a nuestra página:
error224
fb-share-icon0
Tweet 50

Leave a Reply