Estudio Bíblico Corintios No. 34

La lectura de ayer fue larga, así que esta será mucho más corta.

1 Corintios 14:1-5

v1: Seguid: Seguir después de.

  • Amor: Bíblicamente, existe una conexión entre el amor y la obediencia. No debemos cometer el error de pensar que el amor siempre se compromete, el amor siempre da al otro, el amor siempre toma una posición de entrega. Este no es el caso. El amor siempre debe estar motivado por la fidelidad a la verdad de Di-s.
  • Procurad: Esta es una palabra de deseo.
  • Espirituales (cosas): En plural. Cuando seguimos el amor, es decir, caminamos en obediencia a Di-s, comenzamos a desear las cosas espirituales y no las cosas carnales o mundanas.
  • Pero, sobre todo: Aún más. Paul está siendo más específico.
  • Profeticéis: Cuando perseguimos las cosas de Di-s, hay un resultado: se nos dará una declaración o revelación profética. Esto significa que Di-s nos dará perspicacia, discernimiento, comprensión. Ninguna nueva revelación (Escritura) está siendo dada a la gente hoy. Di-s, sin embargo, puede darnos conocimiento, palabras de sabiduría, discernimiento, etc., que estamos llamados a expresar en una situación dada, en un momento dado, con un propósito dado, para que Su voluntad y propósitos puedan manifestarse ante nosotros hoy.

v2: Lenguas: Esta palabra ahora no se refiere a un idioma conocido, sino a uno desconocido (“no para hombres“) – un idioma espiritual. Esta lengua no se comparte con la humanidad, sino que se dirige a Di-s.

  • Nadie le entiende: Aunque los demás pueden escucharlo, no pueden responder (obedecer) ya que no pueden entender lo que se dice.
  • Misterios: Desde la perspectiva del hombre, ‘misterios’ tiene que ver con la revelación dada por Di-s en las Escrituras. Un misterio es algo que el hombre no entiende, pero Di-s sí. Es solo a través de una revelación especial que se puede entender la revelación bíblica.

vv3-4: PERO: Esta es una conjunción importante que muestra contraste. En este caso, un contraste entre lenguas y profecía: las lenguas se usan para tener comunión con Di-s y edificarnos a nosotros mismos, la profecía, por otro lado, es útil para ministrar y edificar los hombres.

  • Edificación: Alzamiento. Es una palabra de construcción. Leer o enseñar la verdad profética de las Escrituras tiene un gran efecto edificante sobre la iglesia, sobre los creyentes.

v5: Quisiera que todos vosotros hablaseis en lenguas: Esto es deseable, aunque no siempre es el caso. Las lenguas son un don espiritual que no todos tienen.

  • Pero más que profetizaseis: La profecía es un don más deseable que el hablar en lenguas. La conclusión a la que podemos llegar es esta: La profecía es un don superior a las lenguas. Muchas iglesias hoy en día enfatizan el hablar en lenguas por encima de muchos de los otros dones espirituales. Las lenguas son para ellas la principal señal del bautismo en el Espíritu Santo. Necesitamos tener cuidado de no enfatizar algo más allá de lo que hace la Escritura.
  • Mayor: El que profetiza es mayor (¿superior? ¿En un plano espiritual superior?) que el que habla en lenguas. Aunque Di-s ya no está dando más Escritura, todavía se comunica con la gente a través de palabras de conocimiento, palabras de revelación, etc. que necesitamos compartir. Estas palabras tienen una característica profética. Estas palabras, sin embargo, SIEMPRE deben estar de acuerdo con las Escrituras.
  • A NO SER QUE: Si una lengua es interpretada y, por lo tanto, entendida por nosotros, entonces recibe el mismo estatus que la profecía, ya que cumple el mismo papel que cumple la profecía: la edificación de la iglesia. Si no hay interpretación, no debería haber lenguas dentro de un escenario público – 1 Corintios 14:28.
Por favor, síguenos y dale like a nuestra página:
error224
fb-share-icon0
Tweet 50

Leave a Reply