Estudio Bíblico Corintios No. 30

Terminamos esta semana con una pequeña porción: 1 Corintios 11:27-34

v27: No queremos participar de esta ordenanza especial (la Cena del Señ-r) de una manera indigna porque traerá culpa sobre nosotros ante el Señ-r.

  • Culpables del cuerpo y de la sangre: Cuando actuamos de esta manera (participando de manera indigna) Di-s nos va a tratar como aquellos que vinieron en contra de Su Hijo – ante los ojos del Padre, nos convertimos en aquellos que mataron a Yeshúa. Esto nos muestra la severidad o peligro de participar de la Cena del Señ-r de una manera que no es apropiada.

v29: Sin discernir el cuerpo del Señ-r: Noentiende lo que el Mesías vino a hacer y por lo tanto va a ser juzgado por eso.

v30: Enfermos y debilitados: Si participamos de una manera indigna (sin discernir, sin reconocer nuestra pecaminosidad, sin entender correctamente lo que el Mesías hizo por nosotros) tendrá un efecto adverso sobre nosotros, no solo espiritual sino también físicamente.

  • Duermen: Han muerto.

v31: Examinásemos a nosotros mismos: Necesitamos venir ante el Padre Celestial, a través de Yeshúa, y confesar correctamente nuestros pecados. Somos indignos y necesitamos desesperadamente la obra del Mesías en la cruz. Esta es la actitud que debemos tener al participar de lo que el Mesías ha provisto para nosotros.

v32: Juzgados: Cuando el Señ-r nos juzga (a los creyentes) significa que Él nos disciplina (castiga).

  • Condenados con el mundo: Por la fe, cuando nos aferramos a la gracia (a través del mensaje del evangelio) no seremos juzgados con el resto del mundo cuando sea condenado.

v33: Esperaos unos a otros: Esperar a ver cuántas personas llegan y repartir la comida adecuadamente para que todos participen juntos y agradezcan juntos. Comer es un evento Bíblicamente significativo (Deuteronomio 8:10). Cuando hemos comido y estamos satisfechos esto conduce a bendecir y alabar al Señ-r.

v34: Tuviera hambre: La gente no debía acercarse y participar de esta comida con el único propósito de satisfacer su hambre física. El lugar para saciar el hambre física era el hogar.

  • Reunáis para juicio: Si las personas se reunían por una razón física (satisfaciendo su hambre física) y no con un objetivo espiritual correcto, apropiado, entonces su reunión sería para juicio.
  • Las demás cosas las pondré en orden cuando yo fuere: Esto nos muestra la importancia que Pablo le dio a la Cena del Señ-r. No esperó para instruirlos sobre esto, sino que les escribió al respecto.
Por favor, síguenos y dale like a nuestra página:
error224
fb-share-icon0
Tweet 50

Leave a Reply