Estudio Bíblico Corintios No. 26

A 1 Corintios 10:14-22

v14: Hay una relación entre la tentación y la idolatría. La idolatría es un intento religioso de justificar el pecado. La idolatría es una forma de ceder a la tentación, pero hacerlo de una manera religiosa que justifica tu fracaso. La idolatría era un término que usaba la comunidad judía. No hay poder en los ídolos. Son falsos, son mentiras, son engaños.

Sin embargo, el problema es este: cuando alguien participa en la idolatría, se abre a la influencia de los demonios en su vida. Los creyentes que tienen el Espíritu Santo viviendo en ellos no pueden ser poseídos por un demonio. Pero los demonios pueden afligir e influenciar a los creyentes que no caminan en obediencia a la verdad y la Palabra de Di-s (están violando la verdad bíblica). Esa influencia demoníaca va a producir un comportamiento injusto e impío en nuestras vidas.

v15: Sensatos (Sabios – RV1909): Gente pensante. Personas que utilizan sus mentes y tienen la capacidad de entender lo que Pablo está diciendo.

  • Juzguen por ustedes mismos: las personas pensantes tienen la capacidad de hacer juicios, evaluaciones, etc.

v16: La copa de bendición: Pablo está hablando desde un trasfondo cultural muy importante. Desde un punto de vista judío, la copa de bendición está relacionada con la santificación: vivir una vida santa. Los primeros creyentes gentiles iban a las sinagogas para escuchar la lectura de la Palabra de Di-s (Hechos 15:21, Hechos 13:13-46). Desde el principio fueron llevados a una cultura de fe que se basaba en la cultura judía.

  • La comunión (compañerismo) de la sangre del Mesías: Pablo estaba mostrando a los primeros creyentes cómo utilizar la tradición de la Pascua (se comía una porción de la matzáy se bebía la tercera copa de redención). Si queremos vivir una vida santa, debemos aceptar que el cuerpo del Mesías fue entregado como ofrenda por nosotros, pero también debemos ser redimidos por Su sangre. Cuando se ofrecían ofrendas, el cuerpo del sacrificio no era tratado de la misma manera que la sangre. Aunque ambos formaban parte de la ofrenda, cada uno tenía una función diferente y debían apropiarse correctamente para que ese sacrificio fuera aceptable.

v17: Porque un pan, es que muchos somos un cuerpo; pues todos participamos de aquel un pan (RV1909): Aunque hay muchas personas, hay unidad entre nosotros. Aunque somos muchos, estamos unidos en el hecho de que solo tenemos un Di-s (muchas personas, un Di-s – Hechos 4:12). Nuestro Di-s no ha sido hecho a nuestra medida, pero nosotros estamos siendo hechos aptos para Él.

v18: Mirad a Israel: Pablo no estaba hablando del pueblo judío hoy sino de Israel históricamente.

  • Según la carne: Observa el Israel histórico desde una perspectiva simplemente humana o natural.
  • Los que comen de los sacrificios: Hablando de los sacerdotes y levitas.
  • Participantes con el altar: Tienen comunión, a través de su trabajo, con el altar. Porque ofrecen y participan en los sacrificios (tienen una conexión con los sacrificios) obtienen una porción de ellos.

v19: ¿Qué digo pues?: Pablo está tratando de darnos una comprensión adecuada de la idolatría. Aunque los ídolos son solo madera o piedra, etc., cuando alguien se dedica a la idolatría, hay un resultado. De la misma manera que aquellos que sirvieron en el templo recibieron una porción del sacrificio (fueron impactados directamente por el sacrificio), también aquellos que ofrendan a los ídolos también son impactados directamente por sus acciones.

v20: Gentiles: Esta es una palabra clave para ayudarnos a entender de qué está hablando Pablo aquí. Mencionó a Israel y su forma de adoración y ahora habla de las naciones y sus prácticas de adoración (idolatría). Los gentiles no llamaban a lo que hacían ‘idolatría’ – lo llamaban religiones diferentes o formas alternas de adoración.

  • A los demonios lo sacrifican, y no a Di-s: Aunque un ídolo no es más que madera, etc., adorarlo pone a una persona en contacto con los demonios. Toda forma de adoración, excepto la adoración del único Di-s Verdadero a través de Su Hijo el Mesías Yeshúa, es demoníaca. Todas las demás religiones (islam, budismo, hinduismo, etc.) son todas demoníacas. Traen a sus seguidores bajo su poder y autoridad demoníacos.

v21: La copa del Señ-r y la copa de los demonios: Yeshúa no puede simplemente agregarse a la lista de diferentes dioses e ídolos. Yeshúa es muy diferente y muy separado de otros dioses e ídolos.

  • Señ-r: Este nombre de Yeshúa se repite y por lo tanto se enfatiza en estos versículos. Yeshúa es nuestro Salvador, pero Él es aún más que eso: Él es nuestro Señ-r o Gobernante, Él es a quien debemos someternos.

v22: No queremos provocar a celos al Señor y tampoco somos más fuertes que Él. Por ejemplo: un ratón no quiere hacer enojar a un gato porque el gato es más grande y una mayor amenaza para él. Es el mismo concepto aquí. No queremos provocar los celos de Di-s. Queremos ser personas que le agraden.

Por favor, síguenos y dale like a nuestra página:
error224
fb-share-icon0
Tweet 50

Leave a Reply