Estudio Bíblico Corintios No. 4

Pasamos a:

1 Corintios 2:1-8

Hubo algunos grandes problemas espirituales en esta congregación en Corinto. Pablo entendió que la razón de estos problemas era que no entendían el fundamento de su fe y habían descuidado o ignorado los fundamentos.

v1: Hermanos: Pablo le está hablando a los creyentes.

  • Cuando fui a vosotros: Pablo les recuerda que él vino a ellos con la simple proclamación del evangelio.
  • Excelencia de palabras o de sabiduría: Pablo no fue a ellos con alguna súper habilidad intelectual o con un conocimiento oculto que él había descubierto. Lo que compartió con ellos fue algo que todas las personas deberían entender correctamente.
  • El testimonio de Di-s: El testimonio de Di-s es Yeshúa. Di-s testifica a lo largo de Su Palabra acerca del Mesías (Yeshúa) así como del hecho de que el Mesías iba a sufrir (morir).

v2: Pablo enfatiza dos cosas en este versículo:

  • Mesías Yeshúa: Pablo solo quería enfocarse en quién es Yeshúa. Su identidad como el Ungido de Di-s (el nombre ‘Yeshúa’ significa salvación de Di-s).
  • Y a éste crucificado: Pablo también quería enfatizar lo que le sucedió a Yeshúa. A pesar de las Escrituras proféticas, en la mente judía un Mesías que muere no es un Mesías en absoluto. Una de las obras principales del Mesías es la redención. La fiesta de la Pascua trata de la redención y se puede ver claramente en Éxodo que cuando ocurrió la primera Pascua hubo una muerte en cada hogar, ya sea la muerte de un primogénito humano o la muerte de un cordero. Así como el cordero tenía que morir, el Mesías (que es el Redentor) tenía que morir. Fue crucificado para recibir la maldición de la muerte y para que nosotros pudiéramos recibir la vida eterna y las promesas y bendiciones de Di-s.

v3: Pablo se acercó a ellos en humildad. Comprendió su propia insuficiencia.

v4: Demostración del Espíritu y de poder: El orden aquí es significativo. Una de las primeras cosas que sabemos sobre el Espíritu Santo es que Él pone orden en nuestras vidas. Es solo cuando estamos en ese orden de Di-s que Él nos dará poder: poder para destruir las fortalezas del enemigo; poder para lograr los propósitos de Di-s.

v5: Vuestra fe…sino en el poder de Di-s: Hay una conexión entre la fe y el poder de Di-s. Este es un principio elemental de nuestra fe: cuando caminamos en el orden de Di-s, vamos a ser recipientes del poder de Di-s.

  • Poder: El poder del que habla Pablo aquí es un poder para destruir aquellas cosas que se oponen a Di-s, pero también es un poder que edifica aquello que está de acuerdo con el propósito, planes, voluntad de Di-s.

v6: Madurez: Literalmente, Perfecto. Es a través de la crucifixión del Mesías, recibiendo el Espíritu Santo y teniendo acceso al poder de Di-s que vamos a ser hechos perfectos. Necesitamos entender esta perfección de dos maneras: hay una perfección declarativa (somos declarados perfectos, al igual que somos declarados justos, cuando recibimos al Mesías), pero también hay un resultado de esta perfección (como la santificación) en nuestra vida diaria (Filipenses 1:6). La meta: Ser conforme a los propósitos de Di-s, ser santos como Él es santo.

  • Y sabiduría, no de este siglo: Es decir, no una sabiduría terrenal o humana.
  • Ni (sabiduría) de los príncipes de este siglo: La mayoría de las personas aspiran al liderazgo. Quieren gobernar sobre las cosas.
  • Que perecen: En el proceso de desvanecerse: volverse obsoleto, pero aún no obsoleto. Esta es la misma palabra que se usa con respecto a la Ley (Romanos 3:31). En esta era todavía tenemos los gobernantes, al igual que en esta era todavía tenemos la Ley: todavía hay un propósito o relevancia para ambos hoy, PERO la palabra que se usa aquí anticipa un cambio que se avecina para ambas cosas.

v7: Sabiduría de Di-s misterio: Este misterio es el Mesías sufriente. Como ya se mencionó, un Mesías sufriente es ajeno u oculto al judaísmo.

  • Predestinó: Di-s vio antes. Lo que es un misterio para el mundo, Di-s ya lo había visto y entendido como una realidad, incluso antes de que el mundo fuera creado.
  • Para nuestra gloria: Yeshúa (el misterio de Di-s) se humilló y se hizo pecado por nosotros para que pudiéramos ser transformados en la gloria de Di-s.

v8: Ninguno de los príncipes de este siglo conoció: Estaban (y están) bíblicamente inconscientes de cuáles son los propósitos de Di-s, que es la razón por la que crucificaron al Mesías.

  • El Señor de gloria (y en el v7 habla de “nuestra gloria”): Yeshúa fue crucificado para que nosotros pudiéramos ser glorificados, para que seamos justicia de Di-s, para que seamos como Él (2 Corintios 5:21). Sin la crucifixión, nada de esto se habría convertido en una realidad para nosotros. No habríamos reflejado la Divinidad y tampoco habríamos sido aptos para ser habitantes del Reino.
Por favor, síguenos y dale like a nuestra página:
error224
fb-share-icon0
Tweet 50

Leave a Reply