Estudio Bíblico Corintios No. 2

Hoy leemos:

1 Corintios 1:10-17

v10: Habléis toda una misma cosa: Debe haber una similitud entre lo que todos decimos: tenemos el mismo mensaje, arraigado en la Palabra de Di-s, y por eso debe haber acuerdo. Cuando utilizamos la metodología adecuada para interpretar las Escrituras, llegaremos a un entendimiento muy similar de la Palabra de Di-s.

  • No haya entre vosotros divisiones: Debe haber unidad. Podemos tener diferentes puntos de vista o perspectivas de una verdad primaria, pero, como un diamante, estos deben complementarse y no entrar en conflicto entre sí. Es cuando estamos unidos que el Espíritu Santo puede moverse más poderosamente (Hechos 1:14; 2:1-2).
  • Perfectamente unidos: Tejer juntos. Cuando se construyó el Templo, las piedras no se cortaron en el sitio, sino que se cortaron lejos y luego se llevaron al sitio donde se ensamblaron. Estas piedras encajaron perfectamente entre sí. Así debe ser el cuerpo del Mesías (1 Reyes 6:7).
  • En una misma mente y en un mismo parecer: Se nos ha dado la mente del Mesías (1 Corintios 2:16).

v11: Cloe era una persona (o un grupo de personas) que le informó a Pablo que había un problema entre los creyentes: en lugar de estar unidos y encajar perfectamente, estaban en desacuerdo unos con otros y peleaban entre ellos.

v12: Los cuatro hombres mencionados aquí eran muy diferentes entre sí. Lo que sucedió en Corinto fue que los creyentes se dividieron en pequeños grupos, clichés. Esto había causado confusión en las filas y había llevado a que muchos creyentes no entendieran la singularidad del Mesías Yeshúa. Él, a diferencia de los otros tres hombres (siendo completamente hombre, pero también completamente Di-s) no era simplemente otro líder espiritual.

  • Cefas: Otro nombre para Simón Pedro.

v13: ¿Está dividido el Mesías?: ¡No lo es! Como creyentes, EN ÉL, tampoco debemos dividirnos. Cuando hay un desacuerdo dentro de una congregación es porque ciertos individuos se han apartado de ser fieles al Mesías. No se interesan de Sus propósitos o de demostrar Su carácter. Tienen sus propias agendas y objetivos personales. Esto trae división dentro del cuerpo de creyentes.

  • ¿Fue crucificado Pablo por vosotros? Obviamente no. La muerte de Pablo no tuvo un impacto en nuestras vidas en la forma en que la muerte del Mesías nos impactó. La muerte de Yeshúa, el Cordero Perfecto, hizo posible que experimentáramos la redención.
  • Bautizados en el nombre de Pablo: Pablo no está hablando aquí solo del acto físico sino de lo que simboliza: muerte, sepultura y resurrección en el Mesías; viviendo vidas transformadas.

v14: Crispo: Hechos 18:8

v16: Pablo bautizó a algunas personas, y aparte de las mencionadas, no podía recordar si había bautizado a alguien más. No recordaba, porque bautizar a otros no era su objetivo principal (v17) ni su llamado. Esto no significaba que no lo haría o que no podría bautizar a otros, pero no era su enfoque.

v17: Predicar el evangelio: El llamado principal de Pablo era evangelizar – predicar las buenas nuevas acerca de la redención.

  • No con sabiduría de palabras: Él no persuadió a la gente con palabras elocuentes, logrando que sus mentes racionales estuvieran de acuerdo, pero sus espíritus permanecieran sin cambios.
  • Para que no se haga vana la cruz del Mesías (vaciada de su significado): El enfoque de Pablo estaba en la cruz del Mesías. Cuando compartimos el evangelio, nuestro enfoque debe estar en la cruz. Si no entendemos la cruz, entonces no entendemos el evangelio, y también entenderemos mal lo que Di-s ha hecho a través de Su Hijo unigénito, el Mesías Yeshúa. El Mesías se convirtió en maldición por nosotros, al ser colgado en el madero (Deuteronomio 21:22-23, Galatas 3:13-14) para que la justicia de Di-s pudiera convertirse en una realidad en nuestras vidas.
Por favor, síguenos y dale like a nuestra página:
error224
fb-share-icon0
Tweet 50

Leave a Reply