Estudio Bíblico de Eclesiastés No. 26

Terminemos el capítulo 11.

Eclesiastes 11:6-10

v6: No dejes reposar tu mano: No dejes que tu mano descanse. No debemos detenernos; tenemos que seguir adelante.

Nota: En la literatura rabínica se habla de mezclar el estudio con el trabajo. El trabajo físico (para mantenernos) se realiza a la luz del día (“mañana”) y el estudio (aprender la verdad bíblica) se realiza a la luz de las velas (“tarde”). Este versículo nos enseña que es sabio mezclar el trabajo con el estudio, para equilibrar nuestras vidas con ambas cosas. Ambos pueden conducir a cosas buenas: prósperas, fecundas. Di-s a menudo nos enseña la verdad espiritual a través del trabajo; pero a través del estudio de la Palabra de Di-s, podemos aprender principios de negocios, de mano de obra, etc. Son disciplinas que a menudo se complementan entre sí.

v7: Suave: También podría entenderse como “agradable”.

  • Agradable a los ojos ver el sol: La luz del día es un tiempo de oportunidad (Juan 9:4). ¿Estamos aprovechando las oportunidades que Di-s nos ha dado? ¿Estamos utilizando el tiempo que Él nos ha dado para servirle?

v8: Aunque vamos a tener días malos necesitamos enfocarnos en los buenos. A menudo, las personas quedan tan atrapadas en la negatividad que cuando surgen oportunidades, no las ven porque se están enfocando en lo incorrecto.

  • En todos ellos tenga gozo: Regocijarse es alabar a Di-s. Cuando alabamos a Di-s, enfocamos nuestros pensamientos en cosas buenas. Desarrollamos una actitud de gratitud. Esto se traducirá en buenos resultados para nosotros.
  • Vanidad: La futilidad, que es como nos sentimos cuando nos enfocamos en la oscuridad, la negatividad, viene del enemigo. A Satanás le encanta ver a la gente inquieta, preocupada, abatida, etc. Él no quiere que alabemos a Di-s porque él conoce el poder de la alabanza.

v9: Alégrate… en tu juventud: La palabra literal aquí debería traducirse “infancia”. En nuestra infancia necesitamos que nuestros pensamientos se asienten sobre una base adecuada. Necesitamos aprender a tener una actitud de alegría desde que somos muy jóvenes. Los padres necesitan ayudar a sus hijos leyéndoles diligente y diariamente la Palabra de Di-s. Esto ayuda a sentar una buena base para cuando ellos sean mayores y necesiten tomar sus propias decisiones.

  • Corazón: La gente piensa con el corazón (Proverbios 23:7). Nuestros pensamientos deben ser buenos, deben estar pensando dentro de la voluntad de Di-s.
  • En los días de tu adolescencia: Esto ahora se traduce correctamente como “adolescencia” y habla de nuestros últimos años de adolescencia o juventud.
  • Anda en los caminos de vuestro corazón: El corazón (los pensamientos) deben estar enfocados en la voluntad de Di-s. Todo pensamiento conduce a la acción. Nuestros pensamientos producen hechos. Estas obras van a ser juzgadas por Di-s.

v10: Enojo (nota: traducido bien en español): Esta palabra está mal traducida (en inglés – que se tradujo como “dolor”). Es una palabra que tiene que ver con la ira. Necesitamos quitar la ira de nuestros corazones. Esto no está hablando de la ira justa (Efesios 4:26), sino de la ira desde un punto de vista mundano. No necesitamos emocionarnos con el mundo cuando se levanta contra nosotros. No deberíamos sorprendernos cuando somos perseguidos por aquellos en el mundo. Yeshúa nos ha advertido que seremos odiados por el mundo.

  • Quita, pues, de tu corazón el enojo: No hagáis cosas que estén en conflicto u opuestas a la voluntad de Di-s. Cuando estamos enojados, no percibimos cuál es la voluntad de Di-s.
  • La adolescencia y la juventud son vanidad: Aunque es tan importante tener una buena base, como niño y como adolescente, no es cómo comenzamos la vida, sino cómo la terminamos lo que es de suma importancia. Este capítulo termina con una advertencia. Esta es una advertencia muy seria que nos recuerda que debemos terminar bien.
Por favor, síguenos y dale like a nuestra página:
error224
fb-share-icon0
Tweet 50

Leave a Reply