Estudio Bíblico de Eclesiastés No. 20

A Eclesiastes 8:10-17

v10: He visto a los inicuos sepultados: El entierro es un acto de honor. Salomón vio a los impíos recibiendo honor en su muerte.

  • Frecuentaban el lugar de santo fueron luego puestos en olvido: También vio gente justa, adoradores, que fueron olvidados después de su muerte. No debería importarnos si la gente nos recordará o no después de nuestra muerte, ya que eventualmente este mundo no recordará a nadie. Deberíamos preocuparnos por ser hallados agradables a Di-s en Su juicio.
  • Esto también es vanidad: Solo es vanidad o parece fútil cuando lo miramos desde una perspectiva mundana y no desde una perspectiva del Reino.

v11: No se ejecuta luego sentencia sobre la mala obra: Cuando se hace el mal, ninguna ley viene pronto contra este. Tenemos que esperar mucho tiempo para que se haga justicia en este mundo.

  • Está en ellos dispuesto para hacer el mal: Cuando el juicio se demora, la gente piensa que se están saliendo con la suya con sus malas obras, por lo que continúan haciéndolas.

v12: Y prolongue sus días: Salomón vio que muchos que hacían lo malo vivían, por mucho tiempo. Esto no parece correcto ni justo.

  • Les irá bien a los que a Di-s temen, los que temen ante Su presencia: Les irá bien a los que caminan en el temor del Señ-r y lo demuestran.

v13: Aunque parezca que el malvado vive por mucho tiempo, y aunque a menudo tiene riquezas y posesiones, todo esto no va con él a la eternidad. Toda su vida en este mundo será vista como breve (una sombra) a la luz de la eternidad.

v14: Justos: Hombres piadosos.

  • A quienes sucede como si hicieran obras de impíos: Siempre hay una excepción a la regla, pero en general, las personas justas, en este mundo, no parecen obtener lo que merecen; desde una perspectiva humana, lo que reciben en este mundo parece ser la “recompensa” de lo que una persona malvada debe recibir.
  • Hay impíos como si hicieran obras de justos: En contraste, aquellos que son impíos (frecuentemente) parecen recibir una “recompensa” que (para todos los efectos) parece como si fuera la recompensa de una persona justa. El sistema de recompensas en la tierra está patas arriba.

Nota: Si viviéramos en un mundo donde las cosas buenas solo les sucedieran a las personas buenas y las cosas malas solo a las personas malas, todos se comportarían bien, no por la fe o las creencias, sino porque las personas comenzarían a vivir por la buena recompensa. En este mundo hay injusticia, pero eso no debe influir en nuestra forma de vivir.

v15: Es bueno trabajar duro (laborar), y es una bendición comer y beber, es decir, alabar a Di-s (Deuteronomio 8:10).

v16: Cuando Salomón mira este mundo (tanto el día como la noche) y trata de poner todo en perspectiva, no ve paz (sueño) en este (Salmo 4:8). Las actividades mundanas no conducen al descanso. Pero a los que viven para agradar a Di-s se les concede descanso (Salmo 127:2).

v17: El hombre no puede alcanzar la obra que debajo del sol se hace: No podemos percibir o comprender este mundo ya que es un mundo que está vestido de obscuridad y engaño.

  • Trabaje el hombre buscándola: Aunque las personas se afanan o trabajan duro para tratar de descubrir el significado de la vida, etc., no lo encontrarán con sus propias fuerzas o con su propio intelecto.
  • Aunque diga el sabio que la conoce, no por eso podrá alcanzarla: La sabiduría de Di-s no nos hace discernidores de las cosas de este mundo, porque este mundo es un mundo de falsedad. La sabiduría de Di-s está ahí para ayudarnos a discernir la verdad y cómo hacer Su voluntad. Salomón tomó la sabiduría que Di-s le dio (1 Reyes 3:12) y se la apropió indebidamente tratando de aplicarla a las cosas de este mundo en lugar de las cosas del Reino de Di-s. Necesitamos ser personas que se centren en el Reino, persiguiendo los esfuerzos del Reino. Perderemos nuestro tiempo tratando de entender este mundo de engaño. Más bien, necesitamos pasar nuestro tiempo enfocándonos en un Reino de verdad. Esto nos llevará a sentirnos animados en lugar de frustrados porque el carácter de ese Reino es el carácter de Di-s. A medida que participemos en las actividades del Reino, creceremos en nuestro conocimiento de Di-s. Cuanto más conozcamos y experimentemos a Di-s, más contentos y satisfechos estaremos.
Por favor, síguenos y dale like a nuestra página:
error224
fb-share-icon0
Tweet 50

Leave a Reply