Estudio Bíblico de Eclesiastés No. 16

Hoy leemos Eclesiastes 7:1-7

Este capítulo (capítulo 7) tiene mucha sabiduría para ayudarnos a desarrollar una perspectiva desde el punto de vista de Di-s.

v1: La buena fama: Una buena reputación. Las cualidades internas o carácter de un individuo (esto es más importante que el aspecto o el olor de una persona).

  • Ungüento: O aceite. Esto cubre el cuerpo, el exterior, y no penetra en el ser interior de una persona. Hay algo de falso en ello. Cuando una persona con aceite o perfume entra en la habitación, el fino aroma se asocia con esa persona, pero en realidad no dice nada sobre quién es realmente la persona. En muchos sentidos puede conducir a una representación falsa de esa persona. Con demasiada frecuencia, las personas enfatizan el exterior a expensas de su interior o carácter (1 Samuel 16:7).
  • Mejor el día de la muerte que el día del nacimiento: Esto es aplicable a aquellas personas que tienen “buen nombre”. La muerte, para aquellos con buen nombre, es un nuevo comienzo, un tiempo para recibir esos tesoros almacenados en el cielo. La muerte es una liberación de todo lo que constituye este mundo caído. En contraste con esto: cuando las personas nacen comienzan sus problemas (Job 5:7, Juan 16:33).

v2: Casa del luto: Un lugar relacionado con la muerte. La muerte a menudo provoca un cambio de perspectiva o mentalidad, ya que nos detenemos a pensar en nuestra propia mortalidad. La muerte tiene un efecto aleccionador sobre nuestros pensamientos. El duelo nos ayuda a confrontar la realidad, ya que nos damos cuenta de que nuestro tiempo aquí es corto (nos ayuda a vivir en la verdad: “el fin de todos los hombres… los vivos lo tomarán en serio”).

  • Casa del banquete: Un lugar de fiesta, club nocturno, etc. Esto no se refiere a un lugar donde el pueblo de Di-s se reúne para adorar. Mucha gente (especialmente) joven e ingenua quiere ir de fiesta y pasar un buen rato, usando drogas y alcohol, etc., como una forma de escape y como una forma de lidiar con su dolor e insatisfacción con este mundo. El pueblo de Di-s disfruta regocijándose, pero disfrutan regocijándose con Di-s y no de la manera descrita anteriormente. La fiesta nos hace escapar de la realidad, esto no es bueno, ya que necesitamos vivir dentro de la realidad (dentro de la verdad).

v3: Tristeza: Yeshua dijo: “Bienaventurados los pobres (afligidos, con pena) en espíritu” … Mateo 5:3. Hay momentos en los que necesitamos estar enojados o afligidos por lo que está pasando en este mundo y no simplemente aceptar complacientemente lo que se ha convertido en el “statu quo”.

  • Mejor es el pesar que la risa: Para aliviar la tensión, a menudo tratamos de restar importancia a las situaciones graves. No deberíamos hacer eso. Necesitamos entender la seriedad de las cosas que impactan nuestras vidas y las vidas de otras personas, para que no perdamos la oportunidad de hacer justicia o ser una influencia para los propósitos de Di-s en esas situaciones.
  • Tristeza del rostro: Una cara que muestra disgusto por lo que está pasando es un testimonio para los demás de que lo que está pasando en realidad no está bien. Mostrar nuestro descontento (desacuerdo), públicamente, es un acto de fe (Nehemias 2:1-6).
  • Se enmendará el corazón: Esta es una promesa de Di-s. El corazón es el lugar donde pensamos (Proverbios 23:7). Cuando tomamos una posición pública en contra de algo que está mal, Di-s ha prometido que (en última instancia) será bueno para nosotros. Es en esta circunstancia que Di-s nos dará la oportunidad de ministrar.

v4: El corazón de los sabios está en la casa del luto: El lugar en el que queremos estar es alrededor de aquellos que se encuentran con la muerte, que están afligidos. ¿Por qué? A menudo, es en esos momentos de duelo cuando las personas están más disponibles, están más abiertas a las palabras de sabiduría. Las personas sabias se dan cuenta de que la casa del luto es una gran oportunidad para el ministerio. La gente estará más dispuesta a escuchar y tomar en serio nuestras palabras en su período de duelo.

  • La casa que hay alegría: Cuando las personas están pasando un “buen momento”, no van a estar tan abiertas a escuchar la Palabra de Di-s. Es cuando nos encontramos con dificultades, obstáculos o problemas en nuestras vidas que vamos a estar más dispuestos a escuchar, y no solo escuchar sino responder a la verdad.

v5: Reprensión: Esta es una palabra sinónima de convicción. Cuando una persona sabia nos dice la verdad o nos corrige, puede hacernos sentir incómodos o no estar a gusto, pero aquí es donde puede ocurrir el cambio.

  • La canción de los necios: La música es muy importante para adorar, exaltar y alabar a Di-s. Es por eso que Satanás la ha contaminado, atacado y corrompido tanto hoy.

v6: Estrépito de los espinos: Cuando se usa vegetación seca o espinas para encender un fuego, hacen un sonido crepitante cuando comienzan a arder. Ese sonido no significa nada más que decirnos que la vegetación está encendida y se está consumiendo. No agrega conocimiento ni sabiduría a una situación. Así es la risa de los tontos. Aunque pueda parecer que se están regocijando, en lo que se regocija no tiene valor ni produce ningún cambio duradero.

v7: Opresión: Esto es lo contrario de amar a nuestro prójimo como nos amamos a nosotros mismos. Las personas que oprimen a otros están actuando en contra de la verdad. Cuando un hombre sabio comienza a actuar de una manera para oprimir a otros, lo volverá tonto y provocará la pérdida de su corazón.

  • La opresión y el soborno van de la mano. Cuando las personas quieren aprovecharse de los demás, pervierten la justicia. Esta perversión de la justicia a menudo se encubre mediante el pago de un soborno como recompensa por el silencio de los demás.
  • Corrompen el corazón: Un soborno tiene una influencia destructiva en la persona que lo recibe. Se le paga para pensar y actuar mal.
Por favor, síguenos y dale like a nuestra página:
error224
fb-share-icon0
Tweet 50

Leave a Reply