Estudio Bíblico de Eclesiastés No. 8

Eclesiastes 3:9-15

v9: ¿Qué producirá al final todo nuestro trabajo u obra?

v10: Trabajo que Di-s ha dado: Asunto (o carga) dado por Di-s. La palabra traducida como ‘trabajo’ es una palabra que puede estar relacionada con algo que es problemático o aflictivo. Esto no quiere decir que a Di-s le guste amontonar aflicción sobre las personas. Dentro del contexto, nos está diciendo que Di-s quiere que seamos perspicaces a medida que atravesamos estas temporadas (a veces difíciles, a veces más fáciles) para que sepamos cómo responder de la manera adecuada. Cuando no respondemos adecuadamente, estas temporadas se volverán más gravosas para nosotros. Cuando respondemos de la manera correcta, demostrando discernimiento, seremos instrumentos que manifiestan la gloria de Di-s.

  • Hijos de los hombres: Los seres humanos.

v11: Hermoso: Apropiado. Agradable. Cada temporada (incluidas las temporadas de muerte, desmoronamiento, duelo, etc.) puede ser hermosa si se maneja de una manera que agrade a Di-s (discernimiento). Di-s puede usar cada estación para manifestar Su gloria.

  • Eternidad: Esta es una palabra que se puede usar de tres maneras diferentes: tiene que ver con el mundo, con todo el tiempo, o con el Reino.
  • Eternidad en el corazón de ellos: Un deseo de significado (algo duradero o eterno, algo más) ha sido puesto en el corazón de cada persona. En última instancia, Di-s no nos ha creado para este mundo, sino que nos ha creado para Su Reino venidero, un Reino donde este deseo será satisfecho (para aquellos que están EN Cristo) en comunión con Él.
  • Sin que alcance hombre a entender: No podemos encontrar esta cualidad eterna por nosotros mismos, con nuestro propio intelecto o con el mejor conocimiento y sabiduría que el hombre pueda reunir.
  • La obra que ha hecho Di-s dese el principio hasta el fin: De principio a fin Di-s ha creado perfección (Salmo 18:30). Nosotros, sin embargo, no vemos de principio a fin. En este momento, solo vemos pequeñas partes del todo. La única forma en que podemos discernir el final es a través de la comprensión de los eventos proféticos. Como pueblo del tiempo del fin, necesitamos discernir la temporada en la que estamos (a través de la Escritura profética) para que podamos entender y responder apropiadamente en nuestra generación (1 Cronicas 12:32; Daniel 3:3, 12:10). Di-s hace las cosas con el principio y el final en mente. Somos incapaces de entenderlo, en y por nosotros mismos.

v12: Yo he conocido: Salomón ha experimentado esto y lo sabe por experiencia. No es sólo conocimiento teórico.

v13: Coma y beba: Tener comunión. Entender el significado de poder pasar tiempo con la gente (Hebreos 10:24-25). Necesitamos interacción. Debemos buscar personas y tener compañerismo con ellas, ser una influencia en sus vidas.

  • Bien de toda su labor: Bien = la voluntad de Di-s. Todo lo que hacemos debe estar bajo la autoridad y la voluntad de Di-s.

v14: Todo lo que Di-s hace será perpetuo: Esta es otra gran declaración que Salomón está haciendo. Di-s siempre hace las cosas con el propósito de la eternidad. Cualquier cosa que Él haga siempre tiene implicaciones para el Reino. Esta es una gran ayuda para nosotros. Cuando tomamos decisiones, debemos preguntarnos si lo que decidamos hacer será eternamente significativo o insignificante. Si queremos hacer cosas que son eternamente significativas, necesitamos participar con Di-s: lo que Él hace, lo hace por la eternidad (por Su Reino).

  • Sobre aquello nada se añadirá, ni de ello se disminuirá: 2 Samuel 22:31, Salmo 18:30. Es Di-s quien establece las cosas. No podemos alterar ni añadir nada a lo que Él ha establecido. Su Reino es justo. No podemos hacerlo más o menos justo dependiendo de nuestra participación en él. Sin embargo, Él nos invita a servir junto a Él en Su Reino. No podemos traer un cambio a Su Reino, pero tenemos el privilegio de cumplir lo que Di-s nos ha llamado a estar dentro de este al participar con Él. Él recibe toda la gloria, pero compartimos el servicio con Él, no porque nos necesite sino porque nos permite el privilegio de participar y servir con Él. Nuestra participación con Di-s no lo cambia a Él, pero hace una gran diferencia para nosotros (y en la vida de los que nos rodean): servirle eternamente nos cambia y nos lleva a ser bendecidos por la eternidad (2 Cronicas 15: 7) .

v15: Aquello que fue, ya es: Hablando de esos ciclos otra vez. Salomón nos advierte que no nos dejemos atrapar por el mundo porque simplemente se repite, como un tiovivo, parece que nunca llega a su destino. Si ponemos todo en este mundo (este tiovivo o un carrusel) y nunca tenemos un plan sobre cómo salir de él (es decir, entrar en el Reino de Di-s), entonces toda nuestra vida se habría vivido en vanidad, en vano.

  • Di-s restaura lo que pasó: Di-s va a requerir una cuenta de todos nosotros (sobre todas las cosas que perseguimos, nuestros intereses, etc.).
Por favor, síguenos y dale like a nuestra página:
error206
fb-share-icon0
Tweet 50

Leave a Reply