Estudio Bíblico de Eclesiastés No. 7

Comenzamos esta semana examinando probablemente el pasaje más famoso de Eclesiastés.

Eclesiastes 3:1-8.

Nota: Una parte de nuestra próxima lectura podría parecer controvertida para algunos de ustedes. Recuerde que es su responsabilidad buscar los versículos y las interpretaciones que se le presentan en estos estudios. Estamos obligados a estar en desacuerdo en algunos puntos y eso está bien. Los puntos de diferencia deberían hacernos crecer, ya que nos alientan a buscar aún más profundamente en la Palabra de la verdad. Algunas de las ideas presentadas en este estudio pueden ser nuevas para usted. Sería sabio considerarlos cuidadosamente y en oración.

El rey Salomón está luchando por encontrar satisfacción, o lo que tiene un significado eterno. En este capítulo comienza a revelar algunos principios muy importantes para la vida en medio de la desesperación, el desánimo y los gritos de vanidad.

v1: Todo lo que se quiere: Más exactamente traducido como ‘todo deseo’ (en inglés se tradujo como “todo propósito’). Tenemos una multiplicidad de deseos, sentimientos, etc. que queremos expresar o demostrar. Hay una temporada o tiempo adecuado para mostrar todas estas cosas que tenemos dentro de nosotros. Di-s quiere que todas las personas experimenten este mundo. ¿Por qué? Cuanto más experimentemos este mundo, más seremos conducidos al Reino. En este mundo, Di-s ha establecido temporadas para que cada persona tenga estos sentimientos expresivos y momentos en los que podemos liberarlos o demostrarlos. Una de las cosas que necesitamos aprender es el discernimiento. Debemos entender las estaciones en las que estamos viviendo, para que podamos expresar el deseo correcto y entender cómo responder de una manera que glorifique a Di-s.

v2: Nacer…morir: Hay una temporada para nacer (comienzo) y una temporada para llegar a su fin.

  • Arrancar: Desarraigar.

v3: Matar: Esta no es la palabra para asesinato. Es la palabra para llevar algo a su final o a su conclusión.

  • Curar: Si alguien tiene una enfermedad, debemos orar para discernir si esta es una temporada de curación o una temporada de muerte. Muchos creyentes dirán que debemos orar por sanidad, pero debemos orar según la voluntad de Di-s. Es trágico cuando alguien es engañado para creer que la sanidad está llegando (cuando no es así) y entonces no se prepara para la muerte. Vivimos en un mundo caído. Hay diferentes estaciones en nuestras vidas. A veces estamos en una temporada de curación, pero a veces es una temporada de muerte. Esto no solo se aplica a nuestra vida física, sino que se puede aplicar a otros aspectos de nuestra vida, por ejemplo: negocios, etc.

vv4-6: Llorar… reír, etc: Dos extremos. Necesitamos pedirle a Di-s que nos ayude a discernir en qué temporada estamos, o en qué temporada está alguien más, para que podamos brindarles un consejo divino.

v7: Tiempo de callar: También se puede traducir ‘pensar’. Hay una temporada para pensar, reflexionar sobre algo en nuestra mente.

  • Hablar: A veces necesitamos pensar, pero otras veces necesitamos hablar. Nuestro desafío, nuestra tarea, es actuar con discernimiento. Necesitamos saber en qué estación estamos para que podamos responder en obediencia a la voluntad de Di-s para ese tiempo específico.
Por favor, síguenos y dale like a nuestra página:
error206
fb-share-icon0
Tweet 50

Leave a Reply