Estudio Bíblico Tesalonicenses, No. 21

2 Tesalonicenses 2:13-17

v13: Vosotros: Pablo está hablando a los tesalonicenses – una congregación perseguida (perseguida por causa de su fidelidad). Esta congregación de Tesalónica es un paradigma, un ejemplo, de lo que la iglesia del tiempo del fin puede esperar en los últimos días.

  • Di-s os haya desde el principio para salvación: Di-s no nos elige para aceptar o rechazar el evangelio. Esta es una enseñanza falsa. La salvación de la que habla Pablo aquí no es la salvación inicial, que es un regalo gratuito a través del Mesías y no se puede ganar ni trabajar en ella. La salvación de la que Pablo está hablando aquí es la que logramos a través del temor y el temblor (Filipenses 2:12), esta es la salvación que conduce a un cambio de comportamiento, después de que se ha abrazado la salvación inicial (Tito 2:11-14). Este concepto de salvación es la meta final, esa experiencia del Reino o victoria que vamos a tener. Esto viene a través de la santificación del Espíritu y a través de la creencia en la verdad.
  • Santificación: Este es un proceso que solo un creyente puede atravesar. El Espíritu Santo viene a morar en nosotros tan pronto como somos salvos. Solo entonces Él comienza a trabajar en nosotros para hacer que seamos transformados o regenerados (renovados).

v14: Os llamó mediante nuestro evangelio: Él NO nos escogió para el evangelio (es decir, no nos obliga a aceptarlo), sino que nos escogió por nuestra aceptación del evangelio.

  • Para alcanzar la gloria de nuestro Señ-r: Yeshúa comparte Su gloria con los creyentes. ¿Cómo? Cuando caminamos en rectitud, reflejamos la gloria de Di-s. No tenemos ninguna gloria que emane de nosotros naturalmente (no somos la fuente de esta gloria), pero reflejamos la gloria de Di-s. En la transfiguración Yeshúa no reflejó la gloria de Di-s, Él emanó la gloria de Di-s -porque Él es Di-s (provino de Él). Cuando somos obedientes a Di-s, reflejamos Su gloria.

v15: Así que: Como resultado de todo esto.

  • Estad firmes: Mantente firme.
  • Doctrina: Refiriéndose a las doctrinas de los apóstoles (que les fueron dadas de boca en boca o por medio de estas cartas).

v16: Nos amó… nos dio consolación eterna: Esta es nuestra esperanza del Reino. Cuando entramos en el Reino de Di-s, esto es lo que podemos esperar recibir: consuelo eterno. No importa lo que nos suceda en este mundo, no importa cuánto sufrimiento soportemos (el sufrimiento nos lleva a la comunión con el Mesías y es un catalizador del cambio, por el cual podemos llegar a ser como Él – Filipenses 3:10), es solo corto período de tiempo y llegará a su fin.

  • Buena esperanza por gracia: La gracia salva, pero, después de eso, la gracia nos mueve a cumplir la voluntad de Di-s. Esta buena esperanza es la esperanza de la voluntad de Di-s, cumpliéndose a través de nuestras vidas. La gracia es de lo que dependemos para trabajar obedientemente con respecto a la voluntad de Di-s. A través de la gracia recibimos el liderazgo y el Espíritu Santo que mora en nuestras vidas.

v17: Buena palabra: Esto se refiere a la revelación de la voluntad de Di-s. Sólo podemos conocer Su voluntad a través de Su Palabra. Queremos conocer Su voluntad para que seamos capaces de cumplirla, para que seamos confirmados en toda buena obra.

Por favor, síguenos y dale like a nuestra página:
error206
fb-share-icon0
Tweet 50

Leave a Reply