Estudio Bíblico Tesalonicenses, No. 19

Comenzamos esta semana con 2 Tesalonicenses 2:1-5

v1: Pero: En contraste con. En el capítulo 1 terminamos hablando de ese Día: la Segunda Venida del Mesías. En este versículo hay una diferencia. Pablo no está hablando de la Segunda Venida sino (en contraste con ella) del Arrebatamiento (nuestra esperanza bienaventurada).

  • Hermanos: Hablando a los creyentes: una prueba más de que este texto se refiere al Rapto (en el que participan los creyentes).
  • Nuestra reunión con Él: Otra pista textual de que esto está hablando del Arrebatamiento (Rapto).

v2: No os dejéis mover fácilmente de vuestro modo de pensar: Pablo no quería que se desanimaran de tener la perspectiva correcta, el punto de vista adecuado. Él no quería que se alejaran de la verdad.

  • Conturbéis, ni por espíritu: Significa alguna manifestación espiritual o alguna supuesta señal o prodigio.
  • Ni por palabra: Algo que la gente esté diciendo.
  • Ni por carta (epístola): Pablo le estaba diciendo a esta iglesia que si recibían una carta supuestamente escrita por él mismo, no se podía creer si era contraria a lo que les había escrito aquí. No importa qué cosas espirituales sucedan, no importa lo que alguien diga, no importa lo que esté escrito en otra ‘epístola’ – lo que Pablo está escribiendo aquí es la verdad del asunto.
  • El Día del Mesías: Este es un día muy diferente al Día del Señ-r (Día del SEÑ-R = Día del Juicio). Este término ‘El Día del SEÑ-R’ no se enfatiza en el Nuevo Testamento ya que la mayoría del NT está dirigido a los creyentes. Los creyentes no van a estar aquí para experimentarlo cuando el Día del SEÑ-R, Su ira, suceda. El Día del Mesías se refiere al Arrebatamiento y se menciona 6 veces en el NT (1 Corintios 1:8, 2 Corintios 1:14, Filipenses 1:6, 1:10, 2:16 y este versículo). Una de las señales que nos va a anunciar que el Rapto es inminente es que el sol se va a oscurecer, pero la luna se va a poner como sangre (Joel 2:31, Apocalipsis 6:12) – esto sucede antes de que se derrame la ira de Di-s. Estaremos aquí para los sellos, pero en el sexto sello estaremos a punto de salir de este mundo a través del Arrebatamiento. Cuando hablamos de la Segunda Venida del Mesías, la señal es ligeramente diferente: tanto el sol como la luna se volverán obscuros. ¡Las cosas estarán en completa oscuridad y luego el mundo verá regresar la luz del mundo! – Mateo 24:29, Isaias 13:9-13.

Pablo dice: no se turben, no se inquieten, no se alarmen (pase lo que pase, manifestación sobrenatural, una palabra o una epístola) porque este día no sucederá hasta…

v3: Nadie os engañe: Pablo nos está advirtiendo que en este tiempo va a haber un gran engaño en el mundo, con todo tipo de manifestaciones espirituales (su fuente es satánica y no divina).

Dos cosas nos dicen que el Rapto está cerca y son estas cosas a la que debemos estar atentos:

  1. La apostasía. Antes del Día del Mesías (el Rapto) habrá una apostasía o un alejamiento de la fe. Muchas personas hoy en día están enseñando que nos dirigimos hacia un avivamiento masivo en todo el mundo del tiempo del fin; esto no es lo que se enseña aquí. Algunas personas enseñan que esta palabra ἀποστασία (apostasía) se refiere al Rapto – una partida de este mundo. Esta es una enseñanza falsa. Esta misma palabra se puede encontrar en Hechos 21:21 y Mateo 5:31 refiriéndose a una deserción de la verdad (dejar lo bueno por lo malo). El arrebatamiento es exactamente lo contrario…dejar lo malo por lo bueno, por lo tanto, no se puede usar como una referencia al rapto. La apostasía va a crear el ambiente para que el anticristo sea revelado.
  2. Se manifieste el hombre de pecado: Este hombre de pecado también es conocido como el anticristo.

v4: Se opone y se levanta contra todo lo que se llama Di-s o es objeto de culto: Esto también se llama la ‘abominación desoladora’ (Daniel 9:27, 11:36, 12:11, Mateo 24:15). Este anticristo impedirá la adoración y detendrá los sacrificios diarios en el templo. Tiene que haber un templo en funcionamiento en Jerusalén para que esto suceda y este templo (más específicamente, el Lugar Santísimo) aún no ha sido construido.

La abominación desoladora ocurre cuando el anticristo, un tipo de Satanás encarnado, entra al Santuario, el Lugar Santísimo, para declararse como Di-s (Isaias 14:12-15).

v5: Pablo les está repitiendo lo que les había enseñado anteriormente. Esta no era una enseñanza nueva para ellos.

Por favor, síguenos y dale like a nuestra página:
error224
fb-share-icon0
Tweet 50

Leave a Reply