Estudio Bíblico Tesalonicenses, No. 1

Gracias por acompañarnos a medida que avanzamos en este estudio de 1 y 2 Tesalonicenses. Como de costumbre, los comentarios se basarán en la Reina-Valera 1909 y/o 1960. Vamos a comenzar leyendo 1 Tesalonicenses 1:1-4

En este capítulo, Pablo alaba a esta congregación como una que tiene un poderoso testimonio. No solo están influyendo en quienes los rodean, sino que también, inusualmente, tienen un testimonio y un impacto en lugares lejanos. Esto es lo que Di-s quiere para Su pueblo. Él quiere usarnos para ser una bendición para quienes nos rodean, pero también para ser una bendición para otros fuera de nuestra esfera habitual de influencia (p. ej., llevar la verdad bíblica a otros mientras viajamos, etc.). Necesitamos ser fieles para compartir la Palabra de Di-s con quien sea que nos encontremos. Necesitamos tener la expectativa de que, a medida que compartimos la verdad de Di-s con otros, sucederán grandes cosas.

1 Tesalonicenses 1:1-4

v1: Pablo, Silvano y Timoteo: Esta epístola comienza diciéndonos quiénes son sus autores. El nombre de Pablo se menciona primero, lo que significa que probablemente sea el autor principal.

  • Silvanus: Algunas Biblias traducen su nombre como ‘Silas’.
  • En Di-s Padre y en el Se-ñor Yeshúa el Mesías: Frecuentemente en esta epístola se hace referencia a Di-s como Padre y a Yeshúa como Señ-r. Un padre es un proveedor. Cuando Di-s se revela en las Escrituras como ‘Padre’, es un recordatorio para nosotros de que Él proporciona las cosas que necesitamos para servirle, para caminar con Él, para vivir en este mundo. La forma en que encontramos acceso a estas cosas es reconociendo a Yeshúa, no solo que Él es nuestro Salvador, sino que Él es nuestro Señ-r. Reconocemos la autoridad de Yeshúa en nuestras vidas y nos sometemos a Su autoridad. Cuando reconocemos la autoridad del Mesías, se produce la provisión de Di-s en nuestras vidas.
  • Gracia: La gracia nos mueve hacia la voluntad de Di-s. Nos salva, pero después de la salvación se mueve en nuestras vidas para madurarnos y obligarnos a estar en la voluntad de Di-s.
  • Paz: La paz es el resultado o el subproducto de estar en la voluntad de Di-s.

v2: Damos siempre gracias: Hay una consistencia en las oraciones de estos tres hombres. Continúan afirmando esta congregación piadosa, que Di-s la está usando más allá de sus límites normales.

  • Nuestras oraciones: Estos son hombres de oración. Oran sin cesar (siempre), oran diariamente y oran por los demás. Se regocijan al ver el crecimiento, la madurez y el testimonio de las congregaciones de Di-s mientras Él obra dentro de ellas.

v3: Obra de vuestra fe: La fe no es ociosa; funciona para producir un resultado (Santiago 2:14-26). La obra que hace la fe son buenas obras, obras que manifiestan la fe. Cuando caminamos en fe, vamos a estar haciendo la obra de Di-s. No podemos hacer Su obra sin fe.

La fe está relacionada con la verdad. Cuando ponemos la verdad en nuestras vidas, se convierte en una acción. Somos siervos de Di-s. Un siervo de Di-s HACE el trabajo de Di-s.

  • Trabajo de vuestro amor: No están trabajando o laborando para Di-s por un sentido de obligación, deber o compulsión. Desean hacer la obra del Señ-r. Es una alegría para ellos. Les encanta hacerlo.
  • Constancia: Resistencia. Manteniendo el rumbo.
  • Esperanza: La esperanza es creer en las promesas escritas de Di-s. Cuando tenemos esperanza en las promesas de Di-s, mantenemos el rumbo, ya que tenemos el deseo de heredar lo que hemos oído pero aún no hemos visto. La fe viene por el oír (Romanos 10:17).
  • Delante del Di-s y Padre nuestro … En nuestro Se-ñor Yeshúa el Mesías: No es sólo la búsqueda de las promesas de Di-s sino también del Se-ñor Mismo. A medida que servimos a Di-s, crecemos en nuestro conocimiento de Él. A medida que le servimos, estamos más en Su Presencia, experimentamos más de Su amor, más de Su provisión, guía, influencia, etc., en nuestras vidas. Aquellos que experimentan la Presencia de Di-s NUNCA quieren alejarse de ella o negar su fe. Vemos la fidelidad de Di-s, llevada a cabo en la voluntad de Di-s, cuando estamos en Sus asuntos.

v4: Elección: Este es un término bíblico muy importante que simplemente significa ‘elegido’. Cuando el Mesías usó este término, se refirió principalmente al pueblo judío (los descendientes de Jacob), aquellos que estaban en pacto con Di-s. Cuando Pablo habla de la elección, se refiere a todos los creyentes, judíos y gentiles por igual. Muchas personas enseñan falsamente que Di-s, que no desea que nadie vaya al infierno – Ezequiel 33:11, 2 Pedro 3:9, elige a algunos y rechaza a otros. Dicen que a aquellos a quienes Él elige les da una gracia irresistible, es decir, la gracia que los hace (los obliga) a regenerarse, lo que luego los lleva a tener fe en Di-s y no rechazarlo.

Bíblicamente, es la salvación la que conduce a la regeneración, no al revés. Es solo DESPUÉS de la salvación, una vez que estamos EN el Mesías, que somos llamados ‘elegidos, escogidos’, etc. La elección no se aplica a aquellos que no tienen fe en Yeshúa.

Por favor, síguenos y dale like a nuestra página:
error206
fb-share-icon0
Tweet 50

Leave a Reply