Estudio Bíblico 1ª de Pedro, No. 19

Comenzamos esta semana con 1 Pedro 3:18-22

v18: Una sola vez: Este es un término quehabla de suficiencia. Yeshúa solo tuvo que morir una vez, porque todo era suficiente y no necesitaba repetirse.

  • Por los pecados: Yeshúanunca pecó, así que no fue por Su pecado que Él murió. Él sufrió y murió por nuestro pecado. Nada de lo que hizo fue en Su mejor interés o para Su propio beneficio personal. Lo hizo por obediencia y por amor a Su Padre. Necesitamos estar armados con esta misma mentalidad. Nuestro llamado como creyentes, mientras estamos aquí en esta tierra, es ser de beneficio espiritual para los demás. Esto implica sufrimiento.
  • El justo: Hablando de Yeshúa
  • Los injustos: Hablando de nosotros.
  • Llevarnos a Di-s: Si nosotros, que somos pecadores, vamos a ser llevados ante Di-s, que es santo, tenía que involucrar la cruz. No había otra manera.
  • Muerto… pero vivificado: Hay un cambio. Yeshúa vino a la tierra a morir. Este es el propósito de Di-s para todos nosotros: dar nuestras vidas por los demás (1 Juan 3:16). Cuando los creyentes son vencidos o martirizados por el enemigo (Apocalipsis 13:7) no es un problema para ellos. Satanás solo puede vencer o matar físicamente nuestros cuerpos, pero no puede tocar nuestra esperanza de resurrección, nuestra vida más allá de la tumba. La muerte de Yeshúa en la cruz no fue definitiva. Siempre existe esa esperanza de resurrección. Esto es lo que Pedro nos está transmitiendo en este pasaje.

v19: Fue y predicó: Incluso en la muerte, Yeshúa teníaun propósito y un llamado. Él fue y se identificó, proclamándose como el Redentor, a los que estaban en el Seol (Hades y Seno de Abraham). Pablo, en Galatas 3:16 nos dice que el Redentor es la Simiente de Abraham. Los que estaban en el Hades estaban allí porque, a diferencia de Abraham, no tenían fe en el Mesías. Los que habían muerto y pasado al seno de Abraham habían tenido la misma fe que Abraham. Al igual que Abraham, habían creído que vendría un Redentor, esa Simiente que traería un cambio en el Reino, esperanza redentora, que cumpliría ese pacto abrahámico. No sabían quién era el Mesías, pero sabían que había un Mesías. La Escritura también nos dice que después de la resurrección de Yeshúa tomó cautivos a los que estaban en el Seno de Abraham (Efesios 4:8-10). Mateo también nos dice que después de la muerte de Yeshúa muchos cuerpos resucitaron y dieron testimonio de lo que habían vivido (Mateo 27:51-53).

  • Los espíritus encarcelados: Estos eran los que habían muerto y descendido al lugar de los muertos. Este es un lugar conocido como ‘Seol’ en hebreo. Había dos compartimentos diferentes que componían el Seol: (1) Hades, Gehenna o Infierno y (2) Paraíso o Seno de Abraham (Lucas 16:22-23). Todo esto cambió, sin embargo, con la resurrección de Yeshúa. Su resurrección lo cambió todo.

v20: Desobedecieron: Pedro no está enfatizando a los que estaban en el Seno de Abraham sino a los que estaban en la cárcel – en el infierno – a causa de su desobediencia.

  • Esperaba: Di-s retrasó Su juicio para dar a la gente tiempo para arrepentirse.
  • Los días de Noé: Pedro está hablando del diluvio, que es una imagen o un ejemplo del juicio de Di-s. Di-s va a juzgar nuevamente al mundo, no con agua la próxima vez, sino con fuego.
  • Ocho: El número ocho en la Biblia es un número que apunta a nuevos comienzos. Ocho es un número de transición o cambio. La familia de Noé trajo una novedad a la tierra.
  • Salvadas por agua: Di-s pudo traer a aquellos que respondieron a Su invitación a través de Su juicio. Esta es una descripción de la liberación.

v21: De la figura de la cual el bautismo que ahora corresponde nos salva (RV1909): El agua era la fuente del juicio de Di-s. Pedro no está diciendo que nuestro bautismo físico en agua, en lo que respecta a la eliminación de la suciedad de nuestros cuerpos, nos salva. Lo que nos salva es aquello a lo que apunta nuestro bautismo: la muerte, sepultura y resurrección de Yeshúa Mesías.

  • Una buena conciencia hacia Di-s: ‘Conciencia’ puede significar una comprensión divina o correcta de lo que Di-s ha revelado. Una buena conciencia hacia Di-s habla de una respuesta a Di-s.

Nota: En 1 Pedro 3:18-20 hay un énfasis en la sepultura – sepultura en las partes bajas de la tierra. En este versículo se enfatiza el bautismo o la resurrección. Cuando Yeshúa fue al río Jordán para ser bautizado por Juan, Juan dudó en bautizarlo y en cambio dijo que él (Juan) necesitaba ser bautizado por Yeshúa (Mateo 3:13-17). El bautismo de Yeshúa fue una declaración de justicia. Era una imagen profética de lo que Él había sido llamado a hacer. Iba a morir, ser enterrado, pero iba a resucitar.

En Lucas 12:49-53 Yeshúa habla de otro bautismo que tuvo que soportar. En este pasaje Él no estaba hablando de Su bautismo que había tenido lugar en el río Jordán.

A lo que se refería era al hecho de que tenía que pasar por otro bautismo. Tuvo que ir a Jerusalén y soportar la muerte en la cruz, la sepultura y, finalmente, la resurrección. Aunque Yeshúa había estado angustiado por lo que tendría que soportar, cumplió fielmente Su tarea y honró a Su Padre.

v22: A la diestra de Di-s: Pedro no se detiene en la resurrección, sino que continúa hasta la ascensión.

  • Y a Él está sujetos ángeles, autoridades y potestades: La implicación de esta declaración es que, si éstos se sujetan a Yeshúa, cuánto más, a la luz de lo que Él ha hecho por nosotros, deberíamos hacerlo nosotros. Yeshúa, en Pesaj, pasó por el bautismo de Su muerte, sepultura y resurrección para enseñarnos acerca de la redención. La redención tiene un propósito muy fundamental y específico. Se nos revela a través del nombre ‘Emmanuel’ – Di-s con nosotros. La redención tiene que ver con estar con Di-s. La redención nos lleva a nosotros, personas pecadoras, a un lugar donde podemos tener intimidad con Di-s.
Por favor, síguenos y dale like a nuestra página:
error206
fb-share-icon0
Tweet 50

Leave a Reply