Estudio Bíblico de Habacuc, No. 1

¡Gracias por acompañarme en el estudio de Habacuc! Solo un par de comentarios antes de comenzar:

  1. No se limite a aceptar mi palabra, o la palabra de cualquier persona, para cosas relacionadas con las Escrituras (Hechos 17:11). Es tu responsabilidad escudriñar las Escrituras para encontrar la verdad y desechar lo que no puedas encontrar escrito en ellas.
  2. Dicho esto… ninguna traducción es 100% precisa. En la medida de lo posible, usaré la versión Reina-Valera 1960 o 1909, pero de vez en cuando podría insertar un versículo lo más cercano posible al texto hebreo original para que podamos obtener una comprensión más clara y precisa de ese versículo. Un sitio que es realmente útil para ayudarte a estudiar la Biblia es blueletterbible.org o biblehub.com. También encuentro que las herramientas de traducción del hebreo al español (o viceversa) es invaluable. Estas se pueden encontrar en google.

Comenzaremos leyendo una pequeña porción.

Habacuc 1:1-4

Aparte de lo que él anotó; sabemos muy poco acerca de Habacuc. Sabemos su nombre y que fue un profeta del Señ-r. También podemos suponer que vivió antes del cautiverio babilónico. Antes del tiempo del cumplimiento de esta profecía, el gran enemigo de Israel eran los asirios. Cuando el dominio asirio se debilitó, los babilonios (también llamados caldeos) los conquistaron y ascendieron a la posición de superpotencia mundial. El imperio babilónico ni temía ni servía a Di-s (aunque Él los usó a ellos y a su maldad para Sus propósitos, como un instrumento de castigo). Ellos fueron los responsables de provocar la opresión y el exilio de las personas que conquistaron. Di-s no estaba complacido con los babilonios. Él no los va a recompensar por el castigo y el sufrimiento que infligieron a los de Judea. En última instancia, Di-s los va a castigar por su desobediencia, maldad y malos deseos.

v1: Carga ( מַּשָׂא) (como en la RV1909): Ninguna carga es agradable. La profecía de Habacuc, como tantas otras profecías que Di-s dio a Sus profetas, no fue del agrado del pueblo. Las palabras de juicio y de disciplina son difíciles de escuchar. Sin embargo, son palabras que a veces es necesario pronunciar. Habacuc fue fiel en hablar estas palabras difíciles al pueblo. Esto nos revela que él era un hombre que estaba dispuesto a decir la verdad sin compromiso, sin importar las consecuencias. También podemos suponer que Habacuc tuvo una relación con Di-s. Él escuchó de Di-s.

  •  Vio חָזָ֔ה) ): Recibido, contemplado. Esta es una palabra difícil de traducir, pero su significado no es difícil de entender. Es una palabra que significa ‘visión’ pero está escrita en forma verbal (una palabra de acción). A Habacuc se le permitió mirar, percibir, contemplar lo que iba a suceder. Él lo vio, y por lo tanto se lo habló a la gente.

v2: Nota: Lo primero que hizo Habacuc fue ayudar a la gente a entender por qué Di-s le había dado la visión del juicio. Quería que la gente supiera por qué Di-s estaba disgustado con ellos. ¿Cuál fue la razón fundamental por la que Di-s trajo juicio sobre Su pueblo del pacto? es decir, ¿por qué trajo a los babilonios (los caldeos) a la tierra de Israel?

  • ¿Hasta cuándo clamaré?: Una súplica. Habacuc pudo discernir correctamente que el pueblo estaba viviendo de manera rebelde, injusta y en conflicto con los mandatos / instrucciones de Di-s. Por lo tanto, estaba suplicando a Di-s por ayuda. Quería saber cuánto tiempo necesitaba clamar antes de que Di-s respondiera e hiciera algo para lograr un cambio; tal vez Habacuc esperaba que Di-s se moviera de tal manera que la gente se arrepintiera, enmendara sus caminos y abrazara la Palabra de Di-s. sin necesidad de juicio. Sabemos por la historia, sin embargo, que este no fue el caso. Di-s eventualmente terminó con el largo sufrimiento y de Su paciencia, pero Su respuesta fue actuar en juicio contra Su pueblo.
  • Clamaré: La palabra usada aquí podría traducirse como ‘gritar’ o ‘chillar’. Es un grito muy fuerte; uno que demanda atención. Habacuc quería la atención de Di-s. Estaba desesperado por que Di-s produjera un cambio positivo (Piadoso) en el comportamiento de los hijos de Judá. Habacuc se entristeció, porque sabía que si no había cambios, la gente iría al exilio.

Nota: Los judíos (aquellos que pertenecían al Reino del Sur (de Israel); Israel, el reino del Norte, ya había sido disuelto en ese momento) iban a experimentar el mismo destino que había experimentado su contraparte del Norte. Simplemente iban a tener un castigador diferente: en lugar de los asirios, iban a ser castigados por los babilonios.

  • Violencia…: (חָמָ֖ס ḥā·mās). Las personas que ejercen este tipo de violencia lo hacen a propósito, ya que se deleitan en infligir dolor y sufrimiento a los demás. La primera vez que vemos esta palabra mencionada en la Biblia es en el momento del diluvio (Genesis 6:11). Esta violencia fue una de las razones por las que Di-s envió el diluvio. El uso de esta palabra aquí nos indica dónde estaba espiritualmente el pueblo de Judá en la época de Habacuc. No solo estaban practicando cosas desobedientes sino que, más que eso, se deleitaban en hacerlas. En lugar de reflejar el carácter de Di-s, la gente reflejaba el carácter de Satanás.
  • No oirás… no salvarás: Hasta este punto no ha habido respuesta de Di-s. Él es paciente y longánimo, se restringe a sí mismo y, por lo tanto, les da a las personas el tiempo y la oportunidad de arrepentirse, aunque la justicia demandaría que Él respondiera de inmediato (2 Pedro 3:9). Sin embargo, llega un momento en que el arrepentimiento de Di-s llega a su fin (Jeremias 15:6) y Él dice ‘¡Basta!’ El juicio en el horizonte era ahora la visión que vio Habacuc.

v3: Porque me hace ver…: Esta visión habría sido inquietante para Habacuc.Lo habían hecho que él mirara intencionalmentela maldad y los problemas que tenían lugar en Judá. No le habría gustado ver cómo Israel se había ido en la dirección equivocada. El pueblo de Di-s estaba fuera de posición. Se habían colocado voluntariamente en un estado injusto.

  • Iniquidad: (אָוֶן ): El pueblo practicaba la maldad, la buscaba y la deseaba. No estaban actuando por ignorancia, sino que se rebelaban intencionalmente contra Di-s.
  • Destrucción y violencia: Cuando alguien hace algo incorrecto (en contra del orden correcto de las cosas) el resultado o consecuencia será un problema.
  • Contiendas: Conflicto. La gente de Judá estaba en total desacuerdo con Di-s y Sus caminos.
  • Pleitos y contiendas se levantan: Esto significa que iba a haber una prevalencia cada vez mayor de este tipo de comportamiento. La gente no estaba practicando el amor unos por otros. A medida que cada uno perseguía sus propios deseos, los deseos de los demás se convirtieron en un obstáculo y un punto de discordia entre las personas (Santiago 4:1-2).

v4: Por lo cual: Debido a la maldad y el mal comportamiento (disputas, falta de amor entre las personas, nadie comprendiendo sus responsabilidades con Di-s y con sus semejantes) algo sucedió.

  • La ley es debilitada – (תָּפ֣וּג  – un ‘cese el fuego’ en hebreo moderno). La Torá (Los primeros 5 libros del Antiguo Testamento) ya no se practicaba. Ya no se enseñaba ni se veneraba. La gente no tenía interés en la Ley de Di-s.

Nota: Cuando somos salvos (a través de la fe en Yeshúa) el Espíritu Santo comienza a moverse en nuestras vidas. Nos convertimos en nuevas creaciones (2 Corintios 5:17). A medida que nos sometemos a Su liderazgo y guía, Él nos guía a toda la verdad (Juan 16:13). El Espíritu de Di-s creará en nosotros el deseo de obedecer y cumplir los mandamientos de Di-s, no según la antigüedad de la letra, sino según la novedad que trae el Espíritu (Romanos 7:6).

  • Justicia / Juicio: La profecía es, en general, de naturaleza poética. Aquí vemos una relación entre la Torá (Ley) y el juicio (o justicia, poner las cosas en orden). Es a través de la Torá que se nos da el marco, la comprensión, para saber qué es la justicia Divina y cómo se puede lograr. En el pasado, los ancianos se sentaban a la puerta de la ciudad y dictaban sentencia (según los términos de justicia de Di-s: qué se debe hacer, cómo se debe manejar la situación, etc.) de acuerdo con lo que escuchan (Rut 4, Proverbios 31:23). En el Nuevo Testamento nada ha cambiado. El estándar de justicia sigue siendo el mismo y es este estándar el que debe enseñarse y respetarse. Se supone que debemos demostrar los mandamientos en la novedad y plenitud del Espíritu, cumpliendo de todo corazón los propósitos de Di-s, no simplemente deslizándonos y haciendo la letra de la Ley (el mínimo indispensable).
  • Impío: (רָשָׁע֙ ): La conducta intencional de las personas. Su comportamiento estaba deliberadamente en conflicto con las instrucciones de Di-s. No eran ignorantes, sino que eran flagrantemente rebeldes y desobedientes, eligiendo hacer el mal en lugar del bien.
  • Asedia (מַכְתִּ֣יר ): La mayoría de las Biblias traducirán esto como ‘La maldad rodeará los justos’. Sin embargo, esta palabra también significa ‘coronas’, lo que le daría a esta oración un sesgo ligeramente diferente: ‘La maldad corona los justos’. La implicación es que los justos han sido derrotados o conquistados y, por lo tanto, no pueden funcionar correctamente debido a un entorno corrupto (según la primera traducción de la palabra), o los justos se han corrompido (coronados de maldad). De cualquier manera, hay una decadencia moral y espiritual entre las personas.
  • “Torcida la Justicia”: Las decisiones de los líderes (los ancianos) y lo que los sacerdotes enseñaban no era la verdadera justicia. Alteraron la justicia para adaptarla a sus propios deseos y a los deseos del pueblo. En los libros de algunos de los otros profetas, leemos que los jueces, los ancianos y los sacerdotes a menudo tomaban sus decisiones basándose en sobornos.
  • Torcida (מְעֻקָּֽל ): Doblado o distorsionado. Pervertido. Judá estaba completamente corrupto y no tenía ningún deseo de cambiar.
Por favor, síguenos y dale like a nuestra página:
error190
fb-share-icon0
Tweet 50

Leave a Reply