¡Shabbat Shalom! Parashá Vaetjanan

Parashá Vaetjanan

Porción de la Torá: Vaetjanan (Y supliqué)

Lectura de la Torá: Deuteronomio 3:23-7:11

Lectura Profética: Isaias 40:1-26

“Fe por escuchar la palabra de Di-s”

En la lectura de la Torá de esta semana, Moisés reitera los mandamientos de Di-s al pueblo. Al hacerlo, le recuerda a la gente que cuando estaban en el Monte Sinaí no vieron a HaShem, sino que solo escucharon el sonido que salía del fuego.

“Y HaShem les habló de en medio del fuego, un sonido de palabras que estaban escuchando, pero una imagen, no estaban viendo, solo el sonido”. Deuteronomio 4:12

¿Por qué Moisés enfatiza en este momento que el pueblo no vio ninguna semejanza de HaShem, sino que solo escuchó las palabras que salían del fuego? Uno necesita recordar que lo que está incluido en las Escrituras es todo lo que uno necesita para estar equipado para servir a Di-s (Ver II Timoteo 3:16-17). La fidelidad a Di-s no depende de que uno vea a HaShem, Sus palabras son suficientes. El hecho de que la gente supiera que era Di-s Quien estaba hablando fue suficiente. Es muy significativo que las palabras surgieran del fuego. El concepto de fuego a menudo se relaciona con la pureza como aquello que ha sido refinado. Por lo tanto, las personas que se pararon en el Monte Sinaí y escucharon las palabras se convencieron de que estas palabras eran verdaderas. Más adelante en el pasaje, Moisés afirma:

“Y tendréis mucho cuidado (guardaos diligentemente) por vuestras almas de no ver ninguna imagen (semejanza) el día que HaShem os habló en Horeb de en medio del fuego”. Deuteronomio 4:15

El hecho de que no había semejanza de Di-s para que la gente lo viera enfatiza la diferencia entre la idolatría y la verdadera fe bíblica. Uno responde en obediencia a HaShem, no por lo que necesariamente ve, porque las visiones pueden engañar, sino como Pablo instruye,

“Como resultado, la fe del oír y el oír por medio de la Palabra de Di-s”. Romanos 10:17

Traduje este famoso verso de la manera más literal para enfatizar lo que puede escapar al lector. La primera palabra representa algo que sucederá como resultado de otra cosa. En este caso se puede esperar con plena seguridad que la fe viene por medio del oír y oír las Escrituras. No afirma que la fe proviene del oír, ya que uno puede oír algo que no es bíblico y responder en obediencia, pero tal comportamiento no involucra la fe. Es importante darse cuenta de que la palabra “fe” en la Biblia solo se relaciona con una respuesta adecuada a lo que relata la Palabra de Di-s. Es vital no reconocer la relación inherente entre la fe y las Escrituras. Con demasiada frecuencia, la gente asocia la fe con la creencia. Esta suposición es muy dañina espiritualmente. Las personas pueden tener y tienen una amplia variedad de creencias. Estas creencias no tienen nada que ver con la fe, a menos que tales creencias estén debidamente basadas en la revelación de las Escrituras.

Por favor, síguenos y dale like a nuestra página:
error190
fb-share-icon0
Tweet 50

Leave a Reply