Estudio Bíblico de Rut, No. 1

Estudio Bíblico de Rut

Un concepto muy importante en las Escrituras, comenzando en Génesis, a través de los profetas, los Salmos, en el Nuevo Pacto y especialmente en el Libro de Apocalipsis, es la Redención.

Si vamos a comprender nuestra Fe, percibir correctamente la obra del Mesías Yeshúa y comprender nuestra esperanza en el Reino de Di-s, entonces debemos comprender la Redención. Uno de los mejores lugares para aprender sobre la redención de las personas y la redención de la tierra es leyendo el Libro de Rut. A lo largo de este libro encontramos principios que sientan las bases para una comprensión adecuada de nuestra fe en el Mesías Yeshúa.

Entonces, dicho esto, comencemos el libro de Rut. Todos los comentarios basados en la Reina-Valera 1960.

Comenzamos leyendo Rut 1:1-5.

v1: Que gobernaban los jueces: En el tiempo de los Jueces, cada uno hacía lo que bien le parecía (Jueces 17:6). Cuando vivimos nuestras vidas “bien delante de nuestros propios ojos”, la Escritura nos dice: “pero ellos estaban haciendo lo malo ante los ojos del Señ-r” (Jueces 2:11, 3:7, 3:12, 4:1, 6:1, etc.).

Esto nos enseña un principio muy importante: “Nuestros caminos no son los caminos de Di-s, nuestros pensamientos no son Sus pensamientos”. (Isaias 55:8). Abandonados a nosotros mismos (sin revelación e instrucción de Di-s) haremos lo que está mal y nos encontraremos en PROBLEMAS. Di-s no estará complacido con nuestro comportamiento y por lo tanto habrá consecuencias.

  • Hambre: En las Escrituras, la hambruna a menudo muestra el descontento de Di-s (una consecuencia de las personas haciendo lo suyo). Di-s estaba insatisfecho con Su pueblo porque no estaban haciendo lo que Él les había ordenado que hicieran.
  • Belén: Esta palabra se repite muchas veces en las Escrituras y por lo tanto se enfatiza. Belén debería recordarnos el lugar de nacimiento del Rey David, y proféticamente está conectado con el Hijo de David, el Mesías.
  • Morar en… Moab: Esto fue algo desleal. Di-s había llevado a Su pueblo a la Tierra Prometida. Allí podían esperar la bendición (provisión) de Di-s en sus vidas. Cuando dejaron la Tierra de Israel, se apartaron de la actividad de Di-s en sus vidas. En lugar de las bendiciones de Di-s, se encontraron con Su juicio.

v2: “EliMelec” se compone de dos palabras hebreas. “Eli” significa “Mi Di-s” y “Melec” significa “rey”. Su nombre proclamaba que Di-s era el Rey y Gobernante de su vida, pero no estuvo a la altura de ese nombre. Su testimonio, al salir de Belén, reveló que era un hombre que: (1) no confiaba en la provisión de Di-s, o (2) se fue porque era un hombre muy rico (ver 1:21). Sabía que, cuando el tiempo de hambruna fuera duro, la gente estaría en gran necesidad. Tenía recursos, pero no quería compartir su riqueza. No quería vivir una vida que reflejara el amor de Di-s.

  • Se vuelve a mencionar a Belén. Cuando las palabras se repiten muestra énfasis. Aquí hay un juego de palabras. Belén se compone de dos palabras hebreas: ‘Bet’ que significa “casa de” y ” Léjem ” que significa “pan”. Puede entenderse como un lugar de provisión. Elimelec y su familia vivían en el lugar que hablaba de la provisión de Di-s. No se dieron cuenta de que una hambruna en la tierra mostraba que Di-s estaba disgustado y estaba llamando a la gente al arrepentimiento, a abrazar Su Palabra, para que cuando lo hicieran, pudieran ser bendecidos. Sin embargo, esta familia no confiaba en la provisión de Di-s, por lo que se fueron de Belén.
  • Y se quedaron allí: La implicación de estas palabras es que esta familia no tenía ninguna intención de dejar Moab. ¡Esto era un problema! Di-s no había bendecido a Moab; de hecho, debido a su desobediencia, porque los moabitas querían frustrar las cosas de Di-s, Di-s dijo palabras fuertes contra ellos. Elimelec se había alejado voluntariamente y en rebeldía de las cosas de Di-s y se había aliado con un pueblo por el cual Di-s estaba en contra.

v3: Nótese que Noemí quedó prácticamente sola. Sus dos hijos tenían sus propias vidas y familias.

v4: Mujeres moabitas: Este era otro problema. Estas esposas no eran de la herencia adecuada, no eran mujeres que habían dejado la cultura moabita y abrazado al Di-s de Israel. Al menos, no inicialmente. Casarse con estas jovencitas no era lo bíblico para los hijos de Noemí. Los cónyuges deben estar en el mismo fundamento espiritual. Los creyentes en el Mesías Yeshúa no deben casarse con nadie que no sea creyente en Él.  Ver 2 Corintios 6:14.

  • Diez Años: Bíblicamente el número 10 es el número de finalización o completar. Este versículo nos revela que no tenían ningún deseo de volver a Judea, el lugar de provisión de Di-s. Esta familia había salido de Israel sin intención de regresar allí.

v5: Noemí había dejado a Israel con tres hombres en su vida: su esposo y dos hijos. Ahora, aparte de dos nueras, solo Noemí permaneció con vida. Vivir en Moab había traído a Noemí desesperación, desánimo y muerte.

Por favor, síguenos y dale like a nuestra página:
error210
fb-share-icon0
Tweet 50

Leave a Reply