¡Shabbat Shalom! Parashá Coré

Porción de la Torá: Koraj (Coré)       Lectura de la Torá: Números 16:1-18:32

Parashá Coré

En la porción de la Torá de esta semana, encontramos una respuesta a la pregunta común que muchas personas encuentran cuando le dicen a un judío que Yeshúa es el Mesías. He escuchado tantas veces esta respuesta: “¿Quieres decirme que todos nuestros rabinos a lo largo de los siglos han rechazado a Yeshúa como el Mesías y crees que tienes razón al afirmar que lo es?” Parece algo difícil de aceptar. ¿Cómo en verdad podría Israel rechazar a Yeshúa, si en verdad Él es el elegido de Di-s para redimir a Su pueblo?

Una vez, en la porción de la Torá de la semana pasada (Números 14:1-10), y dos veces, en la lectura de esta semana (Números 16:1-4 y 17:6-8), Moisés fue desafiado en su posición de liderazgo. Si uno lee con atención en Números 17:6, encontrará que TODA la congregación de Israel se quejó contra él. No solo querían nombrar a un nuevo líder, sino que también está claramente establecido en Números 14:10 que el pueblo tenía la intención de apedrear a Moisés y a Aarón hasta la muerte, si la gloria del SEÑ-R no se hubiera manifestado.

La Biblia revela una conexión entre Moisés y el Mesías. En el judaísmo, Moisés es llamado el primer redentor y el Mesías el último redentor. Aquí está el versículo principal que habla de esta relación entre Moisés y el Mesías.

“Un Profeta de en medio de ti, de tus hermanos, como yo (Moisés) el SEÑ-R tu Di-s te levantará, a Él todos ustedes deben escuchar / obedecer”. Deuteronomio 18:15

A los que afirman que es imposible aceptar que Yeshúa es el Mesías, cuando la gran mayoría del pueblo judío y todos los grandes Rabinos a lo largo de los siglos lo han rechazado, simplemente les señalo lo siguiente.

La Torá revela que todo Israel rechazó a Moisés, el hombre que fue llamado por Di-s para liderar a los Hijos de Israel. Moisés no solo fue rechazado, si el pueblo hubiera hecho su voluntad, él habría sido asesinado por el pueblo. Este no fue un hecho aislado, sino que sucedió varias veces, a pesar de los numerosos milagros que Di-s hizo a través de Moisés. De manera similar, José fue rechazado; el mismo que se convirtió no solo en el líder de Israel, sino en el que salvó (físicamente) al mundo.

Ni judíos ni gentiles tienen muy buenos antecedentes en reconocer a los llamados por Di-s. Los profetas fueron rechazados y basta pensar cómo Roma dio muerte a Yeshúa, a Santiago y a muchos otros seguidores de Yeshúa. El hecho del asunto es este: es solo cuando uno utiliza las Escrituras para guiarlo a la verdad, que este encontrará la provisión del Señ-r para Su pueblo. Si seguimos a la mayoría, sea uno judío o gentil, siempre se encontrará en oposición a Di-s.

Por favor, síguenos y dale like a nuestra página:
error178
fb-share-icon0
Tweet 50

Leave a Reply