Estudio Bíblico – Salmo 37, 2ª Parte

Salmo 37:21-40

v21: Llamado ‘impío’ porque hace a un lado las cosas de Di-s. Él no está interesado en las instrucciones de Di-s y no se preocupa por las normas de Di-s. Vive de una manera de explotar a los demás.

  • Toma prestado y no paga: él espera ayuda en su momento de necesidad, pero no honra su palabra. Él es uno que no cree que Di-s cumplirá Su Palabra y que tampoco… “Di-s no me enviaría al infierno…”.
  • Más: una palabra de contraste. El justo y el impío se contrastan entre sí.
  • Misericordia: muestra gracia. Di-s nos ha dado abundantemente, así que debemos ser personas dispuestas a dar también.

v22: ‘Heredarán la tierra’ es un modismo del Reino. Habla de esta transición o cambio que está llegando a este mundo. Vamos a ser los destinatarios de (y participar en) el Reino de Di-s.

  • Destruidos: no tienen futuro. Esto no significa que simplemente dejen de serlo. En el juicio final los impíos resucitarán e irán ante el Gran Trono Blanco del Mesías Yeshúa. Entonces serán arrojados al lago que arde con fuego y azufre y tendrán conciencia para siempre, conociendo la tristeza, el sufrimiento y el dolor por la eternidad (Apocalipsis 20:11-15). Si no cumplimos con los justos requisitos de Di- s, nos dirigimos a una eternidad en el infierno. No hay lugar en el medio.

v23: “Hombre”: hablando de uno que se ha hecho fuerte en el Señ-r.

  • Ordenados: Cuando Di-s establece nuestros pasos vamos a tener un fundamento seguro. El resultado de tener un fundamento firme es que se nos ayuda a fortalecernos en el Señ-r.
  • Aunque Di-s establece el camino, no nos obliga a elegir seguirlo. Cuando elegimos andar en Sus caminos, Él se deleita en ello (le agradamos) porque nos hemos rendido a Su voluntad.

v24: El mismo tipo de concepto se puede encontrar en Juan 10:28-29. Cuando tenemos una relación con Di-s, Él nos lleva (de la mano, por así decirlo). Aunque el enemigo pueda hacernos tropezar y caer, Di-s nos apoyará y nos restaurará.

v25: Este es un versículo maravilloso acerca de la fidelidad de Di-s. Di-s nunca abandona a los justos cuando caminamos en Sus caminos.

  • La bendición de vivir vidas rectas impacta no solo nuestras vidas sino también las vidas de las generaciones futuras (‘descendientes’).

v26: En este Salmo Di-s hace una distinción entre los que viven de acuerdo con la verdad bíblica y los que no. Aquellos que son obedientes y viven de acuerdo con la verdad bíblica se aseguran de que sus hijos también reciban bendición.

v27: Todos los días nos enfrentamos a la decisión de hacer el mal (aquellas cosas que no reflejan la voluntad de Di-s) o hacer el bien (aquellas cosas que están de acuerdo con la voluntad de Di-s). Tenemos que tomar una decisión cognitiva para alejarnos del mal, ya que esa no es la voluntad de Di-s para nuestras vidas.

Apartándonos de las malas posiciones y equipándonos para hacer el bien.

  • Vivirás para siempre: cuando nos apartamos del mal y hacemos el bien , podremos vivir en el entorno del Reino.

v28: El Señ-r ama la justicia y por eso se nos dice que hagamos justicia, que seamos una fuerza que garantice la justicia para los demás. No tenemos que luchar por nuestra propia justicia (1 Corintios 6:7), pero luchar por la justicia de los demás es lo correcto.

  • Desampara: abandonar o dejar. Di-s nos va a proteger.
  • Las acciones de los hombres impíos también afectan, aunque negativamente, a sus hijos y generaciones futuras.

v29: Partes de los versículos 22 y 27 repetidas, por lo tanto, enfatizadas.

  • Vivirán para siempre sobre ella: sabemos que habrá un cielo nuevo y una tierra nueva. Entonces, por lo tanto, este versículo no significa que moraremos en esta tierra presente para siempre. Dondequiera que esté el Reino de Di-s, ahí es donde moraremos para siempre.

v30: Habla sabiduría: una persona justa piensa en lo que va a decir antes de decirlo.

  • En este versículo vemos la relación entre la sabiduría y la justicia. Sin una sabiduría celestial no entenderemos una justicia piadosa.

v31: Nota: La sabiduría solo se puede captar cuando la ley del Di-s de Israel está en nuestros corazones. Si no entendemos la ley o la Palabra de Di- s entonces no seremos capaces de ejecutar la justicia.

  • Resbalarán: colapsar. Cuando nuestros pasos se basen en la ley de Di-s, la sabiduría de Di-s, la justicia de Di-s, entonces no estarán inseguros. Caminaremos sobre cimientos firmes.

v32: Acecha: los impíos vigilan a los justos con la intención de dañar, de matar.

v33: Di-s va a resolver todas las cosas en última instancia para la persona justa. Aunque Yeshúa era inocente, murió (salió de su cuerpo mortal, por así decirlo) como un hombre condenado. Esta condenación no lo hizo culpable. Permaneció inocente. Aunque los hombres puedan condenar al justo, en la corte Celestial vamos a presentarnos ante Di-s como inocentes, debido a la obra de Yeshúa en la cruz.

v34: Espera: vivir con esperanza, expectación, que Di-s se va a mover en una situación. El que no tiene esperanza no espera que Di-s se moverá. ¿Cómo tenemos esperanza en el Señ-r? Guardando Sus caminos (buscando Su verdad, voluntad, etc.).

  • ‘Heredar la tierra’: se volvió a enfatizar.
  • Destruidos los pecadores: Di-s es un Di-s que juzga. Viene el día de nuestra justificación, y el día de la condenación del impío.

v35: Hablando de un poderoso tirano.

  • Se extendía: Estaba prosperando y floreciendo, manifestándose como poderoso.
  • Un laurel verde nativo es un árbol muy fértil.

v36: Ya no estaba: Ninguno de estos malvados, en la eternidad, van a decir que lo que ganaron en la tierra valió la pena ☹.

v37: Este versículo establece lo que debemos hacer en contraste con este tirano malvado.

  • Considera: mirar u observar
  • Al integro: hombre sin culpa – Una persona inocente.
  • Paz: el cumplimiento de la voluntad de Di-s. Las personas sabias oran para que se cumpla la voluntad de Di-s todo el tiempo (todas las mañanas, tardes y noches).

v38: Destruidos: arrojado a la oscuridad total, lejos de Di-s.

v39: La salvación de los justos es del SEÑ-R: No la logramos nosotros. Tampoco la ganamos. La recibimos de Él.

  • Él es su fortaleza en el tiempo de angustia: no tenemos nada que temer. No necesitamos sentirnos ansiosos o preocupados por las cosas que suceden a nuestro alrededor.

v40: Este versículo nos asegura que Di-s es ciertamente nuestra ayuda y nuestro escudo. Él es el que nos ayuda, no podemos ayudarnos a nosotros mismos.

  • ¿Por qué nos ayuda? Porque confiamos (es decir, tenemos fe) en Él. Somos personas que vivimos por fe. Somos ayudados por nuestra fe – no tiene nada que ver con nuestras obras, pero todo tiene que ver con las Suyas… ¡lo que Él ha hecho!
Por favor, síguenos y dale like a nuestra página:
error160
fb-share-icon0
Tweet 50

Leave a Reply