Estudio Bíblico – Salmo 37, 1ª Parte

Salmo 37:1-20

La Biblia habla mucho sobre cómo debemos pensar; en otras palabras, necesitamos desarrollar una perspectiva divina (ver las cosas desde el punto de vista de Dios). Necesitamos pensar y comportarnos de manera diferente a la forma en que el mundo piensa y se comporta. Este Salmo nos ayuda a enseñarnos cómo hacer exactamente eso.

v1: ‘No te impacientes’: Esto significa que no te desanimes ni te sientas emocional o mentalmente infeliz por algo. En hebreo, esta palabra está estrechamente relacionada con una competencia, un esfuerzo por algo. Se nos ordena no competir con los malhechores, esforzándonos por lograr lo que ellos están logrando.

  • Muy a menudo, cuando estamos celosos de otra persona, es porque tiene lo que queremos. El objetivo de nuestra vida debe ser diferente a los objetivos que persiguen los malhechores. Di-s no ve valor en los objetivos de aquellos que son malos (maldad = contra la voluntad de Di-s). Sus objetivos son temporales y vacíos, sin valor o significado eterno.

v2: ‘Cortados’: la misma palabra se usa para la circuncisión (remover o quitar).

  • Secarán: el tiempo no es su amigo. Rápidamente se desvanecen sin que quede nada de valor en sus vidas.

v3: Un fruto de confiar (tener fe) en el Señ-r es que vamos a hacer el bien (bien = la voluntad de Di-s).

  • ‘Habitarás en la tierra’: Cuando confiamos en el Señ-r estamos posicionados de manera diferente a aquellos que están en el mundo. ‘Tierra’ está relacionada con las promesas de Di-s.
  • ‘Apacentarás de la verdad’: cuando estamos donde Di-s quiere que estemos, tenemos acceso a sus promesas. Este es un verso que insinúa deleite, disfrute.

v4: Deléitate:  experimentar placer en. Cuando nos deleitamos en el Señ-r reconocemos que Sus Palabras, los mandamientos, instrucciones son buenos, y encontramos gozo en la obediencia. Cuando encontramos satisfacción en la voluntad de Di-s, nuestras vidas (y nuestras perspectivas) comienzan a cambiar.

  • Cuando tenemos la perspectiva de Di-s sobre las cosas (cuando nos deleitamos en Él), Su deseo para nuestras vidas se convierte en nuestro deseo para nuestras vidas. Sus deseos (que se han convertido en los nuestros) son los deseos que Di-s nos da. Estos deseos correctos provienen de confiar en el Señ-r, experimentar Su fidelidad, encontrar gozo y contentamiento en la voluntad de Di-s, etc.

v5: Cuando pensamos diferente comenzamos a comportarnos de manera diferente (nuestro andar y el camino por el que transitamos cambia).

  • A veces no somos lo suficientemente fuertes para levantar algo o cargarlo. Esta palabra ‘confía’ lleva asociada la necesidad de entregarlo al Señ-r que es poderoso para llevar aquello con lo que luchamos.
  • Él hará: esta es una promesa. Cuando encomendamos todo a Di-s (es decir, le damos autoridad sobre todos los aspectos de nuestras vidas), Él nos responderá.

v6: La luz es algo perceptible – capaz de ser visto. A medida que Di-s trabaje en nuestras vidas, producirá rectitud y justicia. Una persona sabia desea la justicia, y la justicia siempre se basa en las normas de Di-s. No podemos ser salvos si no deseamos la justicia. No somos salvos por nuestra “justicia” (hacer lo que creemos que es correcto), sino que solo somos salvos por Su justicia imputada a nosotros.

Somos declarados ‘justos’ basados en lo que Él hizo, no por lo que hemos hecho. Sin embargo, cuando aceptamos Su justicia, nuestras vidas comienzan a cambiar y deseamos vivir con rectitud, como lo hizo Él. Cualquier cosa buena que hace un creyente se atribuye al Espíritu Santo obrando a través de esa persona (Mateo 5:16).

v7: Esta palabra traducida como ‘guarda’ es una palabra para estar en silencio o quieto ante el Señ-r. No tenemos que tomar el asunto en nuestras propias manos. Esperar un resultado (“esperar lo que aún no tenemos”) es parte de la vida de un creyente (Hebreos 11:39-40).

  • Espera en Él: esperar pacientemente, es decir, tener una expectativa adecuada (esperanza).
  • No te alteres (impacientes): repetido, por lo tanto, enfatizado. No estamos en competencia con los malvados. No nos esforzamos por las cosas por las que ellos se esfuerzan. Pueden parecer que son prósperos aquí y ahora, pero está eternamente vacío y sin valor. El éxito que buscamos no es un éxito que se toma, sino uno que se recibe.

v8: Deja la ira: relájate. Deja espacio para que Di-s se vengue (Romanos 12:19).

v9: ‘Por los que esperan en el Señ-r’: aquellos que se comportan obedientemente heredan. Aquellos que se comportan obedientemente son hijos legítimos de Di-s.

  • La tierra: las promesas de Di-s.

v10: Se avecina un cambio. El Reino de Di-s se va a establecer, y en ese Reino los malvados ya no tendrán lugar. Habría disfrutado de su riqueza por un período de tiempo muy corto (100 años es poco en comparación con la eternidad), pero luego no tendría nada excepto el fuego eterno.

v11: Mansos = humildes.

  • Recrearán: palabra que habla de éxtasis, satisfacción intensa.
  • Esta paz es una paz verdadera, una paz del Reino, y viene como resultado de estar en la voluntad de Di-s.

v12: El crujir de dientes en este caso no es por dolor sino que es una forma de intimidación.

v13: Señ-r = Adonai, es decir, el Maestro, Aquel que es Soberano y que está en control. Di-s sabe que el tiempo de los impíos es muy limitado.

v14: Desenvainan espada: sacarla de su vaina.

  • Entesan su arco: esto significa que se están preparando para la batalla. Su objetivo es traer desastre, guerra, sufrimiento a los necesitados y a los rectos.

v15: La medida que ellos quieran usar (o usen) en otros les será medida a ellos.

v16: Esta debería ser nuestra mentalidad: tener poco como un justo es mejor que tener las riquezas de un hombre malo.

v17: Quizás la implicación aquí es que a pesar de todo lo que los malvados han logrado, sus brazos se doblan y se quiebran bajo la carga de sus riquezas. También sabemos que un día no van a poder retener todas las cosas que han acumulado. Todo se va a derrumbar.

  • El que sostiene a los justos es el SEÑ-R: En momentos de presión, los brazos de la persona justa no se quebrantan ya que está recibiendo el apoyo de Di-s.

v18: Conoce el SEÑ-R los días: Di-s está mirando.

  • La heredad: Su herencia será para siempre, esa es la diferencia: la eternidad frente a nada que dure en este mundo.

v19: Di-s nos provee y nos sostiene sobrenaturalmente en tiempos difíciles.

v20: Aquellos que son malvados (aquellos que rechazan las cosas de Di-s) se hacen enemigos del Señ-r.

  • Como el humo: su destino es el fuego eterno. No tienen un futuro glorioso… no importa cuán glorioso parezca ser su presente.
Por favor, síguenos y dale like a nuestra página:
error160
fb-share-icon0
Tweet 50

Leave a Reply