¡Shabbat Shalom! Parashá Emor

La Porción de la Torá de esta semana es Parashá Emor (Diles) Levítico 21:1-24:23. Aquí hay un breve comentario de Baruc:

Parashá Emor

La porción de la Torá de esta semana contiene una parte fundamental de la observancia judía: las festividades. Con frecuencia, personas que no son judías me preguntan: “¿Debo guardar las festividades bíblicas?” Mi respuesta es la misma ya sea que uno sea un creyente judío o un creyente gentil. Primero, se debe reconocer que es físicamente imposible mantener estos festivales. Incluso si uno viaja a Jerusalén con la intención de celebrar la fiesta, no encontrará allí un altar (o un Templo) sobre el cual hacer su sacrificio.

Quizás éste responda, “Yeshúa es mi sacrificio, solo quería adorarlo en este día Santo y reconocerlo este día y a Él de una manera especial; ¿No debo reconocer esta fecha y apartarla de alguna manera?” Esta última afirmación es muy diferente a la anterior. Es muy diferente que uno reconozca que esta es la fecha de una fiesta bíblica y quiera estudiar el mensaje y las prácticas de esta fiesta y apartarlo para la adoración que intentar guardarlo.

Ciertamente es permisible que uno reconozca el significado de una fecha y la festividad que se observó en esa fecha y estudie sobre la festividad y adore a Di-s de una manera que esté relacionada con el mensaje de la festividad. Esto es bueno y creo que puede ser muy beneficioso espiritualmente. El problema es cuando uno comienza a sentir que es pecaminoso que un creyente no celebre la festividad o crea que él realmente la está guardando.

Romanos 14 ofrece una enseñanza clara de que si uno desea apartar un día para adorar a Di-s de una manera única, esto es aceptable. Sin embargo, si uno no lo hace y usa cada día para adorar a Di-s y darle gracias, éste no ha pecado. De hecho, ambos se están comportando de una manera que está enraizada en el deseo de reconocer a Yeshúa y darle gracias. Las festividades sí revelan la verdad concerniente a la Persona y Obra del Mesías Yeshúa y deben ser estudiadas. Personalmente, lo encuentro agradable y me ayuda espiritualmente a seguir el calendario bíblico y marcar las fiestas y separar estos días. Pero ¿es obligatorio? ¿Lo requiere el Señ-r? ¿Es pecado no hacerlo? La respuesta a todas estas preguntas es no. No lo hace.

Diré que es extraño para mí por qué un creyente no le da significado a una fecha en la que se observa un festival bíblico, pero luego reconoce otro día que no tiene significado bíblico y muchas veces es de origen pagano y se esfuerza por celebrar eso.

En los EE. UU. hay un día que se llama Día de Acción de Gracias. Ciertamente no es pagano; de hecho, sus orígenes están enraizados en su nombre, simplemente un deseo de agradecer a Di-s por las bendiciones que Él brinda. Recuerdo que me invitaron a una asamblea cristiana local la noche antes del Día de Acción de Gracias con el propósito de enseñar el concepto bíblico de dar gracias al Señ-r. Acepté con gusto. Cuando me iba, uno de los miembros me invitó a enseñar en otro evento que la congregación iba a tener en unas pocas semanas. No pude aceptar esta invitación porque era durante Janucá y había un compromiso previo que había hecho. Compartí esto con este caballero, y él no solo se confundió, sino que me condenó mucho de que yo participaría en cualquier cosa que tuviera que ver con Janucá. Le expliqué que Yeshúa subió a Jerusalén para participar en la celebración allí (VerJuan 10:22).

Este es el juicio contra el cual Pablo advierte enérgicamente en Romanos capítulo 14. Un versículo muy importante de este capítulo es el versículo 5,

“…cada uno en su propia mente esté plenamente convencido”.

Buenos consejos para el buen comportamiento.

Por favor, síguenos y dale like a nuestra página:
error156
fb-share-icon0
Tweet 50

Leave a Reply