¡Shabbat Shalom! Parashá Tzav

Parashá Tzav

“Yeshúa (Jesús): Sacrificio Perfecto”

En la porción de la Torá de esta semana, Parashá Tzav [en la Biblia hebrea se encuentra en Levítico 6:1-8:36 (en otros idiomas, 6:8-8:36)], hay una palabra importante; la palabra es simplemente “esta”. Se usa con frecuencia en la Torá en relación con el aspecto fundamental de algo. Por ejemplo, en Levítico 6:13 (6:20 en español) se lee: “Esta es la ofrenda de Aarón y de sus hijos…”. En otras palabras, uno aprende el aspecto principal de los Kohanim (Sacerdotes) en este pasaje. En este mismo versículo, esta ofrenda se le llama perpetua. Esta es la misma palabra que se usa para el sacrificio diario del Templo. Uno supondría que este sacrificio tenía que ser ofrecido diariamente por cada sacerdote individual. La dificultad es que este sacrificio solo lo hacía una vez el sacerdote individual con el fin de inaugurar su servicio. Los Kohanim servían en forma rotativa dos veces al año y durante las festividades; por lo tanto, no podían ofrecer este sacrificio todos los días.

En realidad, era el Kohan JaGadol (Sumo Sacerdote) quien ofrecía este sacrificio todos los días en el Templo. Según la tradición, los Kohanim regulares necesitaban pensar en esta ofrenda dos veces al día, por la mañana y por la noche, cuando el Kohan JaGadol la estaba ofreciendo. Este pasaje se refiere al Kohan JaGadol de una manera más interesante. En el versículo 15 (22 en español) se le llama literalmente Kohan HaMashiaj (El Sacerdote, el Ungido).

El mensaje para nosotros hoy es que debemos recordar lo que el Mesías Yeshúa (Jesús) ha hecho por nosotros, ofreciéndose a Sí mismo por nosotros. Como aprendimos la semana pasada, este sacrificio es suficiente eternamente. Es muy significativo al describir el sacrificio que el Sumo Sacerdote hacía diariamente; se llama un sacrificio por el pecado. El lenguaje es más informativo, porque la Torá dice: “Esta es la Ley del sacrificio (expiatorio) por el pecado”.

Una vez más, el uso de la palabra “esta” es significativo, ya que enseña que el trabajo principal de los Kohanim es expiar el pecado; y asimismo esto es lo que Yeshúa (Jesús), nuestro Mesías ha hecho por nosotros.

Por favor, síguenos y dale like a nuestra página:
error190
fb-share-icon0
Tweet 50

Leave a Reply