Estudio Bíblico de Hechos, No. 1

Capítulo 1, 1ª Parte, Versículos 1-12

Bienvenidos al libro de los Hechos 😀 Muchos llaman a este libro “los Hechos de los Apóstoles”, pero para este estudio sería genial dejar de enfocarnos en los Apóstoles y, en cambio, ver Hechos a través del lente de “los Hechos del Espíritu Santo”. Este es un libro que nos enseñará quién es Él y qué hace Él. Todos los comentarios se basan en la Reina-Valera 1960 (o 1909).

Comenzamos este estudio leyendo Hechos 1:1-12.

v1: Primer tratado – El autor del libro de los Hechos (se presume que es Lucas) también escribió el Evangelio de Lucas. Ambos están dirigidos a la misma persona, Teófilo, que significa “Aquel que ama a Di-s” (ver Lucas 1:1-4).

  • El enfoque del libro de Lucas fue sobre lo que hizo Yeshúa y lo que enseñó, la verdad que transforma nuestras vidas.

v2: Hasta el día en que fue recibido arriba: Lucas 24: 50-53. El énfasis de este versículo no está en el hecho de que era el día en que Yeshúa se iba, pero el énfasis fue que, en ese día, por medio del Espíritu Santo, Él (Yeshúa) le dio órdenes a Sus Apóstoles.

Nota: A lo largo del libro de los Hechos hay un énfasis claro en el Espíritu Santo, quien está asociado con la redención (Isaías 59:20-21) y con traer el orden divino a nuestras vidas. La redención es una compra, pero también puede entenderse como una recuperación.

v3: “Se presentó vivo” significaba que Yeshúa había conquistado la muerte. El pago por el pecado es la muerte, así que, si Él conquistó la muerte, también implica que Él conquistó el pecado. Eso es lo que estamos llamados a hacer: vivir en victoria sobre el pecado.

  • Hablándoles acerca del Reino de Di-s: Yeshúa no habló solamente ACERCA del Reino, sino que habló de las COSAS del Reino. Estas ‘cosas’ están en el corazón del libro de los Hechos. El Reino de Di-s no es solo una realidad futura, sino que está disponible para nosotros ahora mismo (Lucas 17:20-21).

v4: (Él) Les mandó: Es solo a través de la obediencia a los mandamientos de Yeshúa que vamos a vivir una vida victoriosa sobre el pecado.

  • Esperar en Jerusalén (Lucas 24:49) también fue un mandato del Antiguo Testamento. La Pascua acababa de terminar. Yeshúa murió en Pascua y por lo tanto la cumplió. También cumplió la Fiesta de las Primicias al levantarse de entre los muertos en ese día exacto (Levítico 23:9-14, 1 Corintios 15:20-23). La fiesta 50 días después de las Primicias se llama “Shavuot” o “Pentecostés”. ambos significan “50”. Después de Su resurrección, Yeshúa estuvo con sus discípulos durante 40 días -ver Hechos 1:3- y luego fue llevado arriba, por lo que se les pidió que esperaran otros diez días para celebrar Shavuot – ver Lev 23:15-21. ¡Era una fiesta asociada con lo “nuevo”, y en ese día exacto (el día de Shavuot) se derramó el Espíritu Santo!
  • “Esperasen la promesa”: esto es algo que deberíamos estar haciendo: esperando las promesas de Di-s (Hebreos 11:39-40)

v5: El bautismo está vinculado a un cambio en nuestras vidas. Un cambio de estado. El bautismo en agua literal, aunque es una señal increíble, es inferior al bautismo del Espíritu Santo. Él viene a morar en nosotros para transformarnos y cambiarnos a la imagen del Mesías Yeshúa.

  • Dentro de no muchos días: Los discípulos se habrían acercado a Pentecostés con gran expectativa.

v6: Los discípulos tenían la expectativa de que el Reino sería restaurado a Israel. Bíblicamente, existe una conexión entre el Reino e Israel.

v7: No os toca a vosotros saber: Yeshúa no estaba en desacuerdo con que el Reino iba a ser restaurado a Israel. Va a suceder, pero no había necesidad de saber cuándo.

  • Tiempos o sazones: Yeshúa, así como Pablo (1 Tesalonicenses 5: 1) dividen los últimos días en dos asignaciones de tiempo distintas.
  • Que el Padre puso (ha establecido): El Padre establece el tiempo. Él le dará la orden al Hijo de restaurar el Reino de Israel. 

v8: No debían preocuparse por el fin en ese momento hace – 2,000 años atrás. Sin embargo, se nos ha dicho que cuando veamos las señales debemos comenzar a velar o mirar – (Mateo 24:32-44) – pero ellos fueron comisionados para llevar el Evangelio, con poder, hasta los confines de la tierra. Se nos ha dado poder para testificar tanto con nuestras palabras como con nuestros hechos.

v9: La ascensión de Yeshúa fue una prueba de que todo lo que había dicho y todo lo que había prometido era verdad.

v10: Estos ángeles habían venido para darnos una idea de la ascensión (para enseñarnos algo muy importante sobre el regreso de Yeshúa)

v11: Fue llevado por una nube y volverá en las nubes (Éxodo 34:5, 1 Tesalonicenses 4:16-17) para traer Su Reino.

v12: Yeshúa ascendió del monte de los Olivos y regresará allí en Su segunda venida (Zacarías 14:4) – el Rapto (‘Esperanza Bienaventurada’) es diferente a la segunda venida. El Rapto ocurre antes de la segunda venida, y en el Rapto Yeshúa solo llega hasta las nubes y se encuentra con nosotros allí (1 Tesalonicenses 4:16-18).

  • En el Día de Reposo, una persona (según la ley judía) solo podía caminar un máximo de 2-3 kilómetros (1.24-1.86 millas).
Por favor, síguenos y dale like a nuestra página:
error178
fb-share-icon0
Tweet 50

Leave a Reply