Estudio Bíblico de Santiago, No. 11

Capítulo 4, 2a Parte, Versículos 9-17

¿Eres espiritualmente presuntuoso? ¿Toma decisiones basadas en suposiciones, sin darse cuenta de que no sabe lo que le deparará el mañana? Si somos guiados por nuestros propios deseos, vamos a estar totalmente desprevenidos para el futuro. Necesitamos ser sumisos a Di-s, para que podamos escuchar de Él y al hacer lo que Él nos instruye que hagamos, al llevar a cabo Su voluntad, encontraremos que Él nos preparará para el futuro que él conoce pero que es desconocido para nosotros.

v9: Como creyentes, viviendo en este mundo caído y del tiempo del fin, necesitamos estar listos para experimentar dolor. Muchas personas están esperando un avivamiento del tiempo del fin, completo con gozo y alegría, pero esta es una enseñanza falsa. La Biblia habla de una apostasía del tiempo del fin, una gran caída de la fe (1 Timoteo 4:1, 2 Tesalonicenses 2:3) Muchas personas, esperando el avivamiento, no estarán preparadas para (y ofendidas por) lo que realmente va a suceder. Si no estamos preparados, no vamos a tener un testimonio a través de este tiempo que sea agradable a Di-s.

  • La tristeza habla de una pesadez espiritual, la que viene del enemigo, de la oposición.

v10: El Señ-r – El uso de este término nos recuerda que Él es nuestra autoridad. Necesitamos someternos a Él.

  • “Levantará” – escrito en tiempo futuro, tiene implicaciones futuras (Salmo 30:11-12. El tiempo de gozo vendrá con el establecimiento del Reino de Di-s. Las bienaventuranzas también hablan de dificultad mientras vivimos en la tierra, pero de gozo que vendrá en una fecha posterior – Mateo 5:3-12).

v11: No debemos hablar en contra de un compañero creyente para condenarlo. Esto NO significa que no podamos llamar a aquellos que son falsos creyentes o aquellos que están guiando a los verdaderos creyentes en el camino equivocado.

  • La ley dice: “Ama a tu prójimo como te amas a ti mismo”. Sé una influencia positiva en la vida de los demás y no una influencia condenadora. Como creyentes podemos disciplinar, reprender, traer convicción con el propósito del arrepentimiento, etc. a los demás creyentes, pero debe hacerse por amor.

v12: Un Legislador – Jesucristo. Él es el único capaz de tomar esa determinación de salvar o destruir a otro… nosotros no.

  • El uso de la palabra “destruir” en este contexto nos revela que destruir está relacionado con la condenación.

v13: Estos siguientes versículos son tan aplicables hoy en día como vemos indicadores proféticos que anuncian un cambio importante que se avecina.

  • Su suposición era que iban a tener tiempo para hacer lo que querían hacer, lo que habían elegido hacer. Viven sus propios deseos.

v14: En relación con la eternidad, la vida en la tierra es realmente corta, como un vapor. Un minuto aquí, el siguiente minuto se fue. Si vamos a utilizar sabiamente el tiempo limitado que tenemos, entonces necesitamos ser personas que se sometan, que se humillen. No debemos pensar que, porque hemos aceptado a Yeshúa en nuestras vidas, vamos a ser los que seamos grandemente bendecidos, muy recompensados (financieramente, etc.) por las cosas en esta vida. Nuestra esperanza, gozo y seguridad se encuentran en el Reino venidero.

v15: Todo lo que hacemos, o queremos hacer, debe ser puesto bajo la autoridad de Di-s y Su voluntad.

v16: La palabra “arrogancia” está relacionada con el orgullo. En este contexto alude a alguien que no quiere seguir consejos, ya que piensa que sabe lo que es mejor para sí mismo. Este es alguien que es enseñable. Tienen sus mentes hechas sobre lo que van a hacer y nada o nadie más va a cambiar eso.

  • Mal – actuar de una manera que va en contra de la voluntad de Di-s.

v17: El problema con esta persona es que no se está comportando en base a lo que sabe. Él sabe cuál es la voluntad de Di-s (ese “bueno”) pero elige ignorarlo, ya que no encaja con su propia narrativa.

  • Cuando elegimos vivir de una manera que sea agradable para nosotros mismos, promoviendo nuestros propios deseos y deseos, nos ponemos en la oscuridad espiritual. Esto significa que no estaremos preparados para el futuro, o listos para lo que será mañana o al día siguiente. No tendremos ninguna sensibilidad acerca de la brevedad de nuestras vidas, ni cómo utilizarlas para los propósitos de Di-s. Esta mentalidad nos lleva por un camino que va en contra de la voluntad de Di-s y, en última instancia, conduce al pecado y, por lo tanto, a la muerte.
Por favor, síguenos y dale like a nuestra página:
error112
fb-share-icon0
Tweet 50

Leave a Reply