¡Shabbat Shalom! Parashá Vayetzé

La lectura de la Torá de esta semana es Parashá Vayetzé. Cubre Génesis 28:10-32:3. Aquí hay un breve comentario de Baruch:

Parashá Vayetzé

La Biblia enseña que los niños son una herencia de HaShem (Salmo 127:3). Lea demostró que entendía esto por su declaración sobre su sexto hijo Zabulón. Lea, después de dar a luz a Zabulón comentó:

“… Di-s me ha dotado de una buena investidura…” Génesis 30:20

En la entrada del blog de esta semana, quiero alentar a las madres a que, aunque la sociedad actual no le da suficiente importancia a ser madre, la Biblia revela que ser madre es una investidura especial de Di-s. Las mujeres a menudo buscan su autoestima fuera de su hogar y lejos de sus hijos; en lugar de ver sus responsabilidades hacia sus hijos como un servicio a HaShem. Leah entendió que ser madre era un llamado especial de HaShem. Por lo general, cuando le digo esto a una madre joven, ella responde:  “¿Cómo puede ser que ser madre sea una llamada tan especial cuando casi todas las mujeres eventualmente se convierten en madres?” Uno no debe ver la frecuencia como un factor que socava la singularidad. Por ejemplo, hay numerosas personas, más de seis mil millones en la tierra hoy en día, pero cada una es única y especial.

La verdad es que hay muy pocas mujeres que se acercan a su papel de madre como un ministerio a HaShem. Escucho a muchas hablar de la maternidad en estos términos, pero pocas realmente lo demuestran con sus acciones. En este pasaje de Génesis capítulo treinta, Lea también entendió que el hecho de que ella le dio a luz a Jacob varios hijos en realidad fortalecería su relación con él.

Este es un principio bíblico importante. A pesar de que los esposos rara vez declaran su aprecio por los sacrificios que sus esposas hacen al criar a los hijos, cuando un hombre ve los resultados de una madre piadosa, afectará su amor por su esposa. En otras palabras, un hombre se dará cuenta internamente, incluso si guarda silencio en su palabra, de que el impacto que su esposa ha tenido en sus hijos es de gran valor. Esto unirá al esposo y la esposa a través de un medio espiritual que salvaguardará su matrimonio contra gran parte de las cosas que socavan los matrimonios de hoy. ¿Por qué es eso? Cuando HaShem ve a una mujer sacrificando su vida por sus hijos, Di-s entrará en ese hogar, ese matrimonio y cualquier otro aspecto de la vida familiar para bendecirlos. El pasaje del  

Salmo 127 literalmente afirma que los hijos son una herencia del Señ-r. Es decir, cuando los niños se crían adecuadamente, se convierten en un medio que se suma al hogar de muchas maneras diferentes.

Por favor, síguenos y dale like a nuestra página:
error85
fb-share-icon0
Tweet 50

Leave a Reply