¡Shabbat Shalom! Parashá Devarim

La porción de la Torá de esta semana se llama Devarim. Estamos comenzando el libro de Deuteronomio y los versículos son: Deuteronomio 1:1-3:22. A continuación, un breve comentario de Baruch:

Parashá Devarim

Este Shabbat comenzamos a leer el quinto y último libro de la Ley de Moisés. También es un Shabbat especial, ya que es el Shabbat que precede a Tisha B’Av (el noveno día del mes judío llamado Av). Tisha B’Av conmemora la destrucción del Primer y Segundo Templo. Aunque todavía estamos en las tres semanas de luto, desde el decimoséptimo de Tamuz hasta después de Tisha B’Av, quería centrar este artículo en algo positivo. Leemos este Shabbat,

“HaShem vuestro Di-s te os ha multiplicado, y he aquí soy hoy vosotros como las estrellas de los cielos en multitud.” Deuteronomio 1:10

Este versículo habla de la fidelidad de HaShem con respecto a Su pueblo. Uno necesita recordar que durante los cuarenta años en el desierto todas las personas excepto Josué y Caleb murieron. Sin embargo, según este versículo, el pueblo se había multiplicado en una gran abundancia. Normalmente, cuando uno lee acerca de la promesa de que Israel se convertirá en una gran nación, se dan dos descripciones.

“Bendiciendo te bendeciré y multiplicando te multiplicaré tu simiente como las estrellas en los cielos y como la arena que está a la orilla del mar; y tu simiente poseerá las puertas de sus enemigos.” Génesis 22:17

En el pasaje de Deuteronomio sólo se menciona la primera descripción. ¿Por qué es esto? La mayoría de los estudiosos entienden la porción relacionada con la arena en la orilla del mar como hablando de un gran número. Aunque las estrellas en los cielos también representan un número aún mayor, uno debe recordar lo que se dice acerca de las estrellas en Génesis 1:14,

“Y dijo Di-s: ‘Sean lumbreras en la expansión de los cielos (el firmamento) para apartar (hacer una distinción) el día y la noche: y sean para las señales, y para las estaciones (tiempos), y para días y años designados'”.

Bíblicamente hablando, el día y la noche también pueden referirse al bien y al mal. Las señales y los tiempos señalados tienen que ver con la revelación y la iluminación de Di-s. En otras palabras, a pesar del hecho de que los Hijos de Israel estaban en un lugar difícil, el desierto, todavía HaShem fue fiel para llevar a cabo Su palabra de multiplicar a Israel y prepararlos para ser una fuente de iluminación y revelación al mundo.

Encuentro mucho aliento en el hecho de que puedo estar en medio de una circunstancia difícil, tal vez incluso de mi propia creación, y Di-s continuará moviéndose en mi vida y me convertirá en la persona por la que Su Hijo murió para que yo pudiera llegar a serlo.

¡ÉL ES VERDADERAMENTE FIEL!

Por favor, síguenos y dale like a nuestra página:
error28
fb-share-icon0
Tweet 50

Leave a Reply