Estudio Bíblico, Libro de Apocalipsis, No. 38

Capítulo 21, 2ª Parte, Versículos 9-27

v9: La verdad profética es un llamado al arrepentimiento y a la santidad. Este ángel, que participó en la entrega de la ira de Di-s, nos enseña acerca de la relación entre la ira de Di-s y el establecimiento del Reino de Di-s. Hay una conexión entre el pueblo del Reino (esposa) y el reino mismo (Nueva Jerusalén).

v11: Las principales características del Reino de Di-s es la manifestación de la gloria de Di-s. Nosotros (los creyentes) estamos llamados a manifestar Su gloria. Si no lo hacemos, entonces no estamos viviendo en Su voluntad.

v12: Un muro hablan de seguridad. En esta ciudad no hay razón para el miedo. Habrá una seguridad perfecta.

  • Doce es un número que habla del pueblo de Di-s (las doce tribus de Israel -muro; y los doce discípulos – la fundación, v14).

v14: Los fundamentos de Israel son las enseñanzas de los apóstoles. Hasta que Israel no acepte las enseñanzas de los apóstoles no habrá seguridad para Israel. La seguridad sólo puede venir a través del Mesías Yeshúa, sobre quien los apóstoles enseñaron.

  • Cordero es sinónimo de redención. La definición de redención: seremos Su pueblo y Él será nuestro Di-s.

v16:  Un cubo (las medidas)

v17: Una interpretación de esto es que, en el Reino de Di-s, los humanos y los ángeles van a tener la misma perspectiva.

vv18-20: Estas piedras no son nuevas. No sabemos con certeza qué tipo eran, pero todos estaban en la coraza del sumo sacerdote (Éxodo 28:15-21). Cada piedra estaba conectada a una de las doce tribus de Israel. Israel está en la base de los planes, la voluntad y el propósito de Di-s. Los cimientos de los muros son las enseñanzas de los apóstoles. Las fundaciones (creyentes) apoyan a Israel. Al igual que el centurión en Lucas 7:4-5, tenemos que preocuparnos por la condición espiritual de Israel.

v22: Uno de los elementos clave del templo es el altar. No habrá pecado, así que ya no hay necesidad de sacrificio.  Yeshúa pagó en su totalidad el precio de todo pecado. En la Nueva Jerusalén hay un estado de perfección eterna y por lo tanto no hay necesidad de un templo.

v24: Todo lo que los había hecho grandes no tenía nada que ver con este mundo. La verdadera grandeza y gloria condujeron al Reino de Di-s. Querían usar sus vidas para la exaltación del carácter/semejanza del Reino de Di-s.

v25: Sus puertas estarán abiertas en todo momento, seguridad perfecta.

v27: La única manera en que podemos entrar en la Nueva Jerusalén es si nuestros nombres están escritos en el Libro de la Vida del Cordero.  A menos que hayamos aceptado la sangre del Cordero para nuestra redención, no estaremos en ese glorioso Reino.

Por favor, síguenos y dale like a nuestra página:
error69
fb-share-icon0
Tweet 50

Leave a Reply