Estudio Bíblico, Libro de Apocalipsis, No. 36

Capítulo 20, 2ª Parte, Versículos 8-15

v8: Satanás es liberado, después de los 1,000 años, debido a la doctrina del libre albedrío. Sin libre albedrío no puede haber amor (el amor implica una elección y sacrificio).

Después de su liberación, Satanás va a engañar a los habitantes de la tierra.

Las naciones son aquellos que no tienen ninguna relación de pacto con Di-s. El Pacto se contrae a través del libre albedrío.

Gog y Magog ya habrán sucedido a estas alturas (pre-milenio, Ezequiel 38 y 39). Por la inspiración del Espíritu Santo, el estilo literario de Juan es tomar cosas, que han sucedido en las Escrituras, y traerlas al libro de Apocalipsis. ¿Qué sabemos de esta batalla de Gog y Magog? ¡La gente del pacto de Di-s (Reino) gana!

¿Cómo es posible después de vivir en un Reino de justicia y rectitud, donde se manifiesta la misericordia de Di-s, que un número tan grande de personas van a ser engañadas? Esto nos muestra la inclinación maligna en el corazón del hombre (Jeremías 17:9). Si no nos ponemos bajo o nos sometemos a la gracia de Di-s, no tenemos esperanza.

v9: Antes de la expresión final del Reino de Di-s Su juicio se libera de nuevo.

v10: Día y noche, sin ningún descanso, para siempre jamás. Di-s va a torturar a Satanás, la bestia y el falso profeta.

v11: Aquellas personas que fueron desobedientes, a través de las edades, fueron al lugar de la falta de fe – Hades o infierno. Debido a su rechazo del evangelio, estas personas no cobraron vida en la primera resurrección (al comienzo del reinado de 1,000 años del Mesías). No participaron en el Reino milenario.

El gran juicio del gran trono blanco es para aquellos que no participaron en la primera resurrección, así como para aquellos que se rebelaron al final del reinado de 1,000 años del Mesías.

Una vez más, se inaugura una nueva realidad. Ya no hay lugar para la tierra y el cielo.

v12: Ningún creyente toma parte en este gran juicio del trono blanco. Sólo aquellos que, a lo largo de todas las dispensaciones, todas las épocas del tiempo, no se sometieron a Di-s. Todo el mundo va a ser juzgado según sus obras.

v14: La primera muerte es una muerte física. Se designa a cada hombre morir una vez y después de eso el juicio (Hebreos 9:27) – este juicio es la muerte segunda. Es una muerte eterna.

Después de que Di-s los haya juzgado, Él los va a sentenciar. La única manera de escapar de esta sentencia es si su nombre está escrito en el Libro de la Vida del Cordero (v.15). Es el deseo de Di-s que ningún hombre perezca, sino que todos vengan a la vida eterna (2 Pedro 3:9). Cuando rechazas el Evangelio, tu nombre es borrado de este libro (Salmo 69:28). En las cartas a las congregaciones, se señaló que aquellos que se someten a Yeshúa (es decir, reciben el Evangelio) no tendrán sus nombres borrados de Su libro (Apocalipsis 3: 5).

v15: Para mantener nuestros nombres en el Libro de la Vida:

Todo el mundo sabe que son pecadores. Nuestras conciencias nos ayudan a caer bajo convicción, especialmente cuando nos enfrentamos a la Palabra de Di-s. Necesitamos confesar que somos pecadores (1 Juan 1:9).

Tenemos que darnos cuenta de que somos incapaces de salvarnos a nosotros mismos. Di-s está muy dispuesto a salvarnos, pero nuestros pecados nos han separado de Él (Isaías 59:2). La única manera en que podemos encontrar la salvación es a través de Su gracia, a través de Su provisión. El Cordero de la redención.

Una necesidad de aceptar la disposición de Di-s (Romanos 10:9). Todo aquel que ha experimentado la Sangre del Mesías es una nueva creación (una creación del Reino – 2 Corintos 5:17). Como nueva creación, vives de acuerdo con las normas del Reino, por la habilitación del Espíritu Santo (Juan 14:26).

Aquellos que rechazan el Evangelio colocan en sí mismos la muerte eterna. El fuego es sinónimo del juicio eterno de Di-s.

Por favor, síguenos y dale like a nuestra página:
error63
fb-share-icon0
Tweet 50

Leave a Reply