Estudio Bíblico, Libro de Apocalipsis, No. 35

Capítulo 20, 1ª Parte, Versículos 1-7

Los últimos 7 años de vida en la tierra (tal como la conocemos) han terminado. Yeshúa ha luchado contra el anticristo y lo ha vencido – con un aliento en Su segunda venida (no debe confundirse con el Rapto) – 2 Tesalonicenses 2:8.

Este capítulo habla sobre el Reino milenario. Actualmente no estamos viviendo en este Reino milenario, como algunas personas creen. Tampoco este Reino milenario va a estar ausente (amillennialismo).

vv1-2: Lo primero que aprendemos sobre este Reino milenario es que Satanás está atado y está en el abismo durante 1,000 años. Satanás no tendrá ninguna influencia en este Reino. La única influencia es la del Mesías Yeshúa. Su Palabra va a salir de Jerusalén (Isaías 2:2-5).

v3: Satanás es visto como un engañador – causando dudas acerca de la Palabra de Di-s (Génesis 3:1).

  • ¿Quién participa en este Reino milenario?
  1. Los que participaron en el Rapto.  En el momento del Rapto, todo creyente, vivo o muerto, recibirá un cuerpo glorificado (1 Corintios 15:50-55). Estos creyentes van a estar en los cielos, con el Mesías, hasta Su regreso (segunda venida) y volverán a la tierra con Él (Apocalipsis 19:7-8, & v14).
  2. El pueblo judío que llega a la fe después del Rapto y antes de la segunda venida del Mesías.
  3. Y gentiles que vienen a la fe después del Rapto y antes de la segunda venida.

Todos en el Reino milenario, en el Día 1º, son creyentes. Todos son salvos (Apocalipsis 19:21 nos dice que todos los incrédulos, en este momento, mueren y su carne es alimentada a los pájaros).

Cada creyente que tomó parte en el Rapto recibió un cuerpo glorificado (vea arriba). Como resultado, no podrán procrear (Mateo 22:30).

Sin embargo, no hay evidencia Bíblica que demuestre que los judíos y gentiles que llegaron a la fe después del Rapto reciben un cuerpo glorificado. Este grupo de personas será capaz de procrear (Miqueas 4:1-8, Isaías 65:20-23). La ley (Torá) saldrá adelante, en el Reino milenario, y el primer mandamiento a la humanidad fue ser fructífero y multiplicarse (Génesis 1:28). La gente va a obedecer la Torá y ser fructífero y multiplicarse.

  • Un grupo de niños nacen, en el Reino milenario, del 2do y 3er grupo de personas mencionado anteriormente. Se van a convertir en el grupo más grande: “como arena en la orilla del mar” (20:8). Estas personas vivirán bajo el reinado del Mesías – Satanás no estará allí para engañarlos, por lo que no habrán podido ejercer su libre albedrío en toda su extensión. Al final de los 1,000 años podrán hacer su elección.

v4: Este versículo es una referencia a los creyentes (aquellos que tienen el testimonio de Yeshúa). Los creyentes en cuerpos glorificados van a gobernar y reinar con el Mesías durante esos 1,000 años. Esta es la primera resurrección (v5).

v5: Este grupo de personas (muertas) no formará parte del Reino milenario. Estas personas serán las que sean castigadas con la bestia y el falso profeta. La segunda cosa que aprendemos acerca de este Reino es que habrá una segunda resurrección. Las personas que participan en la primera resurrección son las mismas que participarán en el Reino milenario.

v6: Aquellos que van a estar gobernando y reinando con el Mesías serán aquellos que fueron fieles y recibieron al Mesías antes del rapto.

v7: ¿Por qué se pondrá Satanás en libertad?

Las personas nacidas en el Reino milenario van a ser de una nueva dispensación. Ellos no tendrán fe en Yeshúa, como se define en Hebreos 11:1, como Él estará allí mismo para que ellos le vean – gobernando y reinando sobre ellos. La justicia se va a mantener y medir de inmediato. Para el pecado habrá consecuencias inmediatas.

La forma en que estas personas, del cuarto grupo, manifiestan su fe y confianza en Di-s es ofrecer sacrificios (Zacarias 14:16-21, Isaías 60). Todos los sacrificios en el Antiguo Testamento apuntaban a la cruz, el sacrificio todo-suficiente. Todos los sacrificios en el Reino milenario hacen lo mismo que los ofrecidos antes del Mesías, pero en lugar de apuntar hacia adelante a la cruz, apuntan hacia atrás hacia ella. ¿Qué provoca la expiación de los pecados? Sólo el sacrificio del Mesías. En el Reino milenario, para demostrar fe en el Mesías, deben subir a Jerusalén y, en obediencia a la Torá, ofrecer sacrificios como testimonio y como un acto de fe.

Estas personas van a nacer en un Reino de rectitud y justicia. Debido a que se ven obligados a vivir en estas condiciones, no han tenido la oportunidad de ejercer el libre albedrío con respecto al Mesías. Se les presiona para a que hagan lo correcto.

Por favor, síguenos y dale like a nuestra página:
error28
fb-share-icon0
Tweet 50

Leave a Reply