Estudio Bíblico, Libro de Apocalipsis, No. 28

Capítulo 16, 1ª Parte, Versículos 1-9

v1: ¿Por qué se derrama la ira de Di-s sobre el mundo? Romanos 1:18 y 32; Romanos 2:5-11 y Romanos 6:23

  • La Tierra significa el mundo entero. Di-s ha sellado a Israel a través de este tiempo. Al igual que en Egipto, las plagas cayeron sobre los egipcios, pero Di-s protegió a Su pueblo (Éxodo 8:22-23). 
  • El pueblo del pacto de Di-s, a través de una relación del Nuevo Pacto basada en la obra del Mesías Yeshúa (1Tesalonicenses 5:9), no son designados para la ira de Di-s. Esto le está sucediendo a las personas que han rechazado completamente a Di-s.  

v3: Hay dos tipos de sangre: La sangre del Mesías que redime, y la sangre de la muerte – que es impura y no justifica. Contamina. El agua es vista como la fuente de vida. Di-s está mostrando que Él está eliminando la fuente de la vida. La oportunidad de arrepentirse ha terminado. 

v4: Esta sangre tendrá el hedor de la muerte sobre ella. Es la sangre la que trae impureza. 

v6: Di-s está castigando a aquellos que persiguieron a los creyentes y a los profetas a través de las edades. Este versículo establece una conexión entre profetas y creyentes. Los creyentes sabios son aquellos que entienden la revelación profética. Cuando estas cosas suceden, el creyente sabio no se confundirá, desconcertará o tendrá una crisis de fe. Están preparados para lo que está por venir.

v7: Di-s establece ante todos la bendición y maldición (Deuteronomio 28). Apocalipsis 16 nos revela el resultado de la maldición. ¿Cuál es el origen de la maldición? Sale de la Ley. La Ley tiene dos componentes: se puede usar para bendecir, o se puede usar para maldecir. Depende de la respuesta de la gente. ¿Nos acercamos a la Palabra de Di-s con fe o con un espíritu rebelde? 

v8: Di-s ‘aumenta el calor’ por así decirlo.

v9: Estas personas no quieren reflexionar o someterse al carácter (Nombre) de Di-s. Di-s se reveló a estas personas de una manera poderosa e innegable, pero no tienen humildad, ni arrepentimiento, ni súplicas de misericordia o perdón. Continúan blasfemando y se niegan a darle gloria.

v10: La oscuridad, según la tradición levítica, es vista como una de las plagas más temidas. Se le llamó una oscuridad “espesa”: los que estaban sentados no podían ponerse de pie, los que estaban de pie no podían sentarse. La plaga de las tinieblas destruyó la autoridad de este imperio. Esta fue una oscuridad dolorosa. 

v11: A pesar de su dolor y sufrimiento estas personas todavía muestran un espíritu impenitente. Incluso después de la derrota de los efectos y la influencia de este imperio, la gente todavía no está dispuesta a apartarse del pecado o confesar su injusticia. Todos los que van a la condenación eterna serán aquellos que no estaban dispuestos a arrepentirse de sus pecados.

Por favor, síguenos y dale like a nuestra página:
error69
fb-share-icon0
Tweet 50

Leave a Reply