¡Shabbat Shalom! Parashá Bejukotái

Esta semana tenemos de nuevo 2 Parashiot: Behar y Bejukotái. La lectura de las Escrituras es Levítico 25:1-27:34. Aquí hay un breve comentario de Baruch sobre Bejukotái:

Behar y Bejukotái

En la porción de la Torá de esta semana, HaShem está llamando a Su pueblo a la obediencia y prometiendo que habrá una gran bendición si entramos en esa obediencia. La mayor bendición es que podemos tener intimidad con Él,

Y pondré Mi morada (Tabernáculo) en medio de vosotros y Mi Alma no os abominará.” Levítico 26:11

La palabra que la mayoría de las Biblias traducen como “rechazar o abominar” es la palabra hebrea תגעל. La primera vez que escuché esta palabra que se usa en hebreo moderno fue de mis hijos cuando decían que algo era “asqueroso“. Hoy en día, la palabra מגעיל es frecuentemente utilizada por los niños para describir algo de lo que no quieren formar parte. Busqué en un diccionario en casa y encontré que otro significado para la palabra era “repugnante“. Se me ocurrió que aunque Yeshúa nos ama, Él todavía puede ser disgustado por nosotros cuando no vivimos de acuerdo a Su palabra. Recuerdo haber oído a un rabino hablar de cómo uno puede decepcionar a HaShem y pensé a mí mismo: “Sí, estoy seguro de que hay veces que Di-s está decepcionado por mí”. Pero pensar en que Su Alma estaría disgustada por mí, bueno eso es algo muy diferente, pero en realidad está mucho más cerca de la verdad.

¿Es posible que mis acciones realmente puedan disgustar a mi Salvador? Sí, de hecho, cuando rechazamos el estilo de vida revelado en la palabra de Di-s. Entienda que en este breve artículo el tema no es salvación. Es muy desconcertante para mí el por qué los creyentes siguen queriendo conectar todo con la salvación y no hacen hincapié en la santificación que la salvación está llamada a traer. Si el tema es la salvación, entonces es el Evangelio el que es el problema. Pero aquí no estamos hablando de si uno es salvo o no. Por el beneficio de una discusión, asumamos que del que estamos hablando es en realidad salvo, es decir, él ha aceptado el mensaje evangélico de gracia por la fe, confiando en la obra del Mesías sobre el árbol y no en las obras del hombre. ¿Obedece esta persona automáticamente a Di-s? ¿No necesita un creyente ser entrenado en la fe y crecer en ella y madurar? Obviamente, esta es la experiencia por la que todo creyente necesita pasar.

Por lo tanto, ¿dónde estamos nosotros en este proceso? Sin la formación adecuada en la verdad de las Escrituras, un creyente no madurará y afligirá y apagará la obra del Espíritu Santo y así se comportará de una manera contraria al estilo de vida al que se llama a cada creyente. En otras palabras, dejado a uno mismo, sin la formación adecuada en la palabra de Di-s, un creyente (él o ella) se encontrará a sí mismo en un estilo de vida que está en conflicto con el marco de HaShem para Su pueblo y el resultado final es que seremos repugnantes para Él.

Estaba pensando en estas cosas no sólo por lo que leemos en el parashá de esta semana, sino también por una conversación que tuve con un amigo recientemente. Él es un creyente, pero no vive el estilo de vida adecuado. No es porque no lo sepa, él se siente en cautiverio con ciertos comportamientos. ¿Qué debe hacer él?

Tenga en cuenta que lo siguiente que trata el texto en Levítico es el Éxodo de Egipto.

“Soy HaShem vuestro Di-s, que os saqué de la tierra de Egipto, para que no fueseis sus siervos (esclavos) y rompí las coyundas de vuestro yugo, y os he hecho andar el rostro alto.” Levítico 26:13

A través del Éxodo de Egipto (una redención física) el pueblo fue liberado de una vida de esclavitud al pecado, pero necesitaban aceptar su nueva realidad / condición. Del mismo modo, a través de la redención eterna del Mesías Yeshúa también hemos tenido rotas las coyundas del yugo del pecado para que podamos vivir de una manera muy diferente. En lugar de permanecer en el estilo de vida que disgusta a nuestro Salvador Yeshúa, utilicemos la verdad de las Escrituras y la unción del Espíritu para que nos conviertamos en una alabanza para Él.

Por favor, síguenos y dale like a nuestra página:
error0
fb-share-icon0
Tweet 50

Leave a Reply