¡Shabbat Shalom! Jol HaMoed Pésaj

Esta semana tenemos lecturas especiales ya que se trata de un Shabat durante la Fiesta. La lectura de la Torá para Shabbat Kol HaMoed Pésaj es Éxodo 33:12-34:26. Aquí hay un breve comentario de Baruch:

Jol HaMoed Pésaj

Este Shabat es el Shabat durante la Fiesta de los Panes Sin Levadura (o Ázimos), por lo tanto, tenemos lecturas especiales. La Fiesta de los Panes Sin Levadura es una de las tres fiestas donde todos los varones, mayores de 20 años, están obligados a subir a Jerusalén. La razón principal es ofrecer el sacrificio del festival. Normalmente no sólo el varon subiría, sino toda la familia con él. Piensa en lo que realmente ocurriría. Ciudades enteras estarían vacías. En otras palabras, el enemigo sabría que las ciudades serían absolutamente vulnerables a los ataques. La lógica exigiría que algunos hombres tuvieran que quedarse atrás para proteger la ciudad contra el enemigo que pudiera aprovecharse de la observancia judía de las fiestas. Es a este dilema que el siguiente versículo habla.

“Porque tomaré posesión de (esas) naciones de ti y ampliaré tus fronteras y ningún hombre deseará tu tierra cuando subas a aparecer delante de HaShem tu Di-s tres veces al año.” Éxodo 34:24

En esencia, HaShem promete tres cosas cuando los Hijos de Israel suben a Jerusalén para adorarlo.

  1. Él asumirá la responsabilidad con respecto al enemigo.
  2. Ampliará las fronteras de Israel.
  3. Ningún hombre deseará quitarle la Tierra a los Hijos de Israel.

Algunos han señalado que, si la promesa número tres está en vigor, entonces las dos primeras promesas son innecesarias. Este no es el caso. Es importante que uno entienda que la tercera promesa es el resultado de las dos primeras. Cuando HaShem dice que tomará posesión de las naciones, lo que se implica aquí es que Él Se está haciendo responsable de tratar con los enemigos de Israel si atacaran durante uno de los festivales. En otras palabras, el ejército de Israel también recibe unas vacaciones durante las fiestas.

La pregunta que hay que hacer es: “¿Cómo ejerce HaShem esta responsabilidad”? La respuesta se encuentra en la segunda promesa; Él amplía las fronteras de Israel. Esto parece a primera vista ser una declaración extraña y su intención puede no entenderse. El punto aquí es que las fronteras entre las naciones y la Tierra de Israel se amplían para que en realidad el enemigo nunca entre. Es importante entender esto como un milagro. Las tropas enemigas pueden intentar cruzar a Israel, y aunque marchan y marchan, nunca llegan a Israel. Es como si estuvieran marchando en una cinta de correr y nunca llegar a ninguna parte. Es esta experiencia frustrante la que les quita el deseo de atacar a Israel. Esta es la intención de la tercera promesa. Hay algunos puntos que debemos extraer de este versículo.

  1. Es sin sentido y muy frustrante desobedecer la voluntad de Di-s.
  2. Uno nunca debe dudar en obedecer la voluntad de Di-s pensando que, si uno lo hace, el resultado será desastroso.
  3. No apliques la lógica humana a las Escrituras. Cuando oigas, simplemente obedece y deja las consecuencias a Él.
Por favor, síguenos y dale like a nuestra página:
error0
fb-share-icon0
Tweet 50

Leave a Reply