¡Shabbat Shalom! Parashá Beshalaj

La porción de la Torá de esta semana es Beshalaj, que se lee en Éxodo 13:17 – 17:16.  A continuación, un breve comentario de Baruch:

Parashá Beshalaj

En esta porción de la Torá de esta semana, uno aprende acerca de la singularidad del Shabat. Es muy claro de muchos lugares en las Escrituras que el Shabat está conectado con el descanso o reposo. He oído a muchas personas afirmar que, por supuesto, necesitamos al menos un día para descansar cada semana. Esto ha llevado a muchos a concluir erróneamente que mientras una persona descanse un día cada semana está guardando lo que escucho llamado el “principio del Sábado”. La pregunta que me gustaría plantear en este artículo es si el “principio del Sábado” es bíblicamente sólido? En otras palabras, ¿era la intención de HaShem dar el Shabat para enseñar a la humanidad a tomarse un día libre cada semana?

A esta pregunta respondo con un enfático ¡no! En primer lugar, el término “descanso”, al que se refiere la Escritura, no es un descanso físico ni se dio el mandamiento del Shabat a toda la humanidad, sino sólo a aquellos que tenían una relación de convenio con Di-s. Es importante que uno entienda que el Shabat es más espiritual en naturaleza que físico. En segundo lugar, uno lee en la parashá de la semana:


“Y les dijo a ellos lo que HaShem habló: ‘Mañana es un Sábado, un santo descanso para el Señ-r. Hornea lo que quieras hornear y cocina lo que quieras cocinar y todo lo que sobre, reserva para ti mismo para guardar lo que quieras hasta la mañana’. Lo guardaron hasta la mañana tal como Moisés les mandó y no apestó y no había en el (ningunos) gusanos.” Éxodo 16:23-24

Uno aprende anteriormente en este mismo capítulo que si una persona guardaba lo que sobraba para el día siguiente cualquier otro día de la semana, pero el sexto día, entonces estaría infestado de gusanos. La conclusión obvia es que este milagro de mantener el alimento fresco para el Shabat se basa en el hecho de que HaShem santificó el día de Shabat y no cualquier día de nuestra elección.

El mensaje con respecto al Shabat y, por supuesto, todos los “días designados” es entrar en el calendario y el horario de HaShem, en lugar de esperar que Él bendiga nuestros horarios. Responder al calendario de Di-s demuestra fe y el deseo de que ordene nuestras vidas, en lugar de creer que va a reaccionar a nuestras agendas. En otras palabras, uno encontrará bendición cuando entre en los propósitos y planes de Di-s, en lugar de orar para que Él se interese en lo que tenemos planeado en nuestra vida.

Por favor, síguenos y dale like a nuestra página:
error69
fb-share-icon0
Tweet 50

Leave a Reply