Un Video Importante

Barcuh hizo un video corto relacionado con el Coronavirus y lo que significa y no significa. Yo creo que lo apreciarás en este momento de preocupación e incertidumbre.

NOTA: El video es en inglés. A continuación, encontrarán una transcripción en español del audio del video.

Oraciones para Coronavirus

Shalom desde Israel. Como casi cualquier otro país, Israel también se ha visto afectado por el Coronavirus y las preguntas más comunes que hemos estado recibiendo por correo electrónico son: ¿Es este Coronavirus un evento Bíblico? ¿Es esta una de las pestilencias o las plagas a las que se refiere la Biblia con respecto a los Últimos Días? ¿Es esto una señal de que el regreso del Mesías está cerca? Bueno, me gusta responder a esas preguntas de una manera muy directa, pero antes de hacerlo, me gustaría hacer algunas observaciones introductorias.

Ante todo, tenemos que darnos cuenta de algo como discípulos del Mesías Yeshúa, quién es Jesucristo. Estamos llamados a ser fieles y no temerosos. Estamos llamados a confiar en que tenemos un lugar en el Reino de Di-s después de este cuerpo en el que moramos ya no nos sirve de nada. Por lo tanto, el énfasis de nuestra vida no es este mundo, sino la eternidad con nuestro Señor y Salvador en el Reino que el establecerá. Así que no seamos temerosos. No nos preocupemos. No seamos individuos que pensamos solo en nosotros mismos porque la Escritura dice que podemos entender la Torá en una frase:לרעך כמוךך ואהבת (Veajhafta lareaja camoja), ama atu prójimo como a ti mismo.

Este es un momento maravilloso para demostrar fe. Es una gran oportunidad que me temo que muchos hermanos creyentes no están utilizando. Es una gran oportunidad para demostrar nuestra fe, para mostrar amor por nuestro prójimo e incluso para orar por nuestros enemigos. ¿Por qué? Porque se nos ordena hacerlo. Así que, en lugar de pensar en, ‘¿Tendré suficiente de esto’ o ‘voy a contraer esta enfermedad’, pensemos en esto: cómo puedo yo tener un testimonio de Di-s, un testimonio, un testimonio que muestre mi fe, mi fe en el Mesías Yeshúa e impacte a otros para que me vean comportarme diferentemente? Esta es una gran oportunidad para demostrar fe y no miedo.

Otra pregunta que hemos recibido es, ¿qué pasa con todas estas directivas del gobierno? Ya sean del Parlamento y del Primer Ministro, ya sean de un presidente, un gobernador o un alcalde, ¿realmente tenemos que seguirlos? Porque, ¿no es esencial la adoración? Sí, lo es y nadie puede impedir que adores. Puedes hacer eso dondequiera que estés, adorar a Di-s, alabarlo y orarle, interceder por esta situación y por los demás, por tu familia e incluso por ti mismo. Ves, estas restricciones, si estuvieran de una manera específica apuntando a los creyentes debido a nuestra fe, entonces querríamos dejarlos a un lado y no someternos a ellos. Pero no vemos evidencia de que estas restricciones, estas cosas que estaban prohibidas hacer, como no reunirnos en grandes cantidades; y esto es cierto para eventos deportivos, eventos sociales, eventos de negocios, todo tipo de cosas. No hay nada dirigido de manera única contra la gente de fe. Por lo tanto, para nosotros no cumplir con ellos es vergonzoso. Muestra a un individuo, si es un líder dentro de la comunidad creyente, que cuestiono altamente su capacidad para leer la Escritura. Sí, se supone que seamos buenos ciudadanos y obedezcamos al gobierno, pero hay momentos en que decimos que no. Este no es uno de esos momentos. No están diciendo, si crees en una cierta doctrina, no puedes reunirte o si no pagas lealtad al gobierno no puedes reunirte. En esas circunstancias, sí, nos resistimos a eso, lo desafiamos, pero esto no es lo que está pasando y cuando no los obedecemos, no estamos mostrando amor por los demás, no estamos dando un testimonio piadoso. ¿Por qué querríamos ir a un lugar y tal vez infectar a otros o infectarnos por el cual más adelante infectamos a otros o recibimos la enfermedad y necesitamos tratamiento y alguien tendrá que tomar tiempo para cuidar de nosotros? No, queremos hacer todo lo posible para contribuir a la sociedad y no estar en una situación en la que seamos un efecto adverso para la sociedad. Se supone que debemos ser una bendición y no pensar en nosotros mismos, lo que creemos, lo que tenemos derecho a hacer si esas cosas afectan negativamente a otras personas. Para mí, estas cosas son muy básicas y directas. Sí, en este momento necesitamos apoyar al gobierno en sus esfuerzos por detener este virus. Ahora, la gente es libre de no estar de acuerdo y decir, no sé si estas cosas son las mejores, si realmente van a tener un efecto, tal vez sólo van a prolongar estas cosas. Puedes tener esas opiniones, pero son sólo opiniones. Como dicen las autoridades, así deberías hacer. Deberías serles obediente. Deberías orar por esos líderes para que vean las cosas desde un punto de vista inspirado por Di-s, a fin de que busquen la guía de Di-s en esas cosas.

Ahora, vamos al tema principal del que me gustaría hablar. ¿Está este Coronavirus relacionado de alguna manera a un evento Bíblico, específicamente a los últimos días? y déjenme ser muy directo: No lo es. Hay cosas proféticamente que leemos en los profetas del Tanáj, la Biblia hebrea, el Antiguo Testamento. Hay cosas que leemos del Mesías mismo en los Evangelios, lo que vemos de los Apóstoles en los otros lugares del Nuevo Pacto, que es el Nuevo Testamento, y lo que está sucediendo ahora no es un evento de los Últimos Días. ¿Cómo puedo estar tan seguro? Y estoy seguro por una razón principal. Hay un evento que nos dice que estamos en los Últimos Días. Ahora, permítanme especificar algo. Cuando digo los Últimos Días, hablo de los últimos siete años. Comienza con un acuerdo. La Biblia usa la palabra “brit” o convenio. Es un acuerdo y uno de los resultados de ese acuerdo es que el Templo comenzará a funcionar. Ahora, vivo en Israel. Estuve en Jerusalén hace poco tiempo. No hay templo allí. No estamos en los últimos siete años. Además, esos últimos siete años comienzan con el funcionamiento del templo y terminan con el Segundo Advenimiento.

Ahora, tengan mucho cuidado. Hay una diferencia en los acontecimientos entre el rapto (o arrebatamiento), lo que Pablo llama en Tito 2:13 Nuestra Esperanza Bienaventurada y la Segunda Venida. Hay diferentes señales para ambos. Ahora, ese no es el propósito de esta discusión, pero no estamos en esos siete años. La gente dirá algo como, espera, en Mateo 24, en Lucas 21, Marcos 13; Yeshúa, Jesús, Él mismo dijo, que en los Últimos Días habrá pestilencia. Sí, la habrá. Habrá plagas, pero no estamos en ellas ahora. ¿Cómo puedo estar seguro? No hay templo.

En segundo lugar, otros acontecimientos proféticos tienen que acontecer. Quiero hacer una pausa por un momento para abordar dos cuestiones tangentes antes de volver y concluir sobre los Últimos Días y eso es esto…

En primer lugar. Me han enviado clips de individuos que han profetizado, que supuestamente recibió visiones hace años; que vieron visiones de lo que está pasando ahora, calles vacías. Ahora, yo diría que esa persona está tratando de beneficiarse. Está usando algo que no debería hacer y que es una visión como un truco para sensacionalizar las cosas y aprovecharse de la gente. Si tenía una visión de Di-s sobre esto, debería haberla compartido públicamente, especialmente si tiene una plataforma nacional o una plataforma internacional, lo que sí tiene, y decírselo a la gente. Y Di-s, creo yo, sería muy específico al decir en el año 2020 o a finales de 2019 va a haber este evento, tenemos que hacer esto. Eso es lo que hacían los profetas, a menudo mucho antes del evento. Ahora, no recuerdo a ningún profeta en la Escritura diciendo: ‘Oh, por cierto, tuve esta visión. Nunca lo compartí con nadie, pero sólo con algunos de mis amigos más cercanos o mis asistentes personales, pero lo compartí con ellos, y ahora permítanme decirles lo que es y es cien por ciento relevante y preciso para ahora. Eso no es lo que hacen los profetas. Eso es lo que hacen los falsos maestros, personas que están tratando de meterse en tus bolsillos en lugar de ser una bendición para ti.

En segundo lugar, es irresponsable decírselo a la gente ahora, basado en el Salmo 91. Ahora, el Salmo 91 es un gran, gran Salmo y espero, en las próximas semanas, comenzaré un estudio especial sólo sobre el Salmo 91 y allí menciona la palabra “dever”, que es pestilencia, “nega”, plaga, y allí podemos concluir donde dice, nada de esto te sucederá. Ahora, ¿está la interpretación correcta de ese Salmo diciendo; ¿escucha, porque somos creyentes, porque tenemos ángeles, que van a asegurarse de que no nos contagiemos? No. Los creyentes lo contraen. Bueno, me acaban de hablar de un individuo que es un creyente que le dijo a las autoridades, quítenme del respirador y dénselo a una persona más joven para que viva; y él murió. Él lo hizo debido a la fe. Así que, si ese es el caso, tenemos una interpretación equivocada del Salmo 91 o al menos un entendimiento equivocado.

Ahora, nos ocuparemos de la comprensión correcta de eso en unas semanas. Lo que quiero compartir contigo es esto. El próximo gran evento profético tiene que ver con un imperio, una coalición o confederación de naciones que van a ser dirigidas por Irán. Si me preguntas adónde estoy mirando, es a Irán. Ahora, por supuesto, se supone que debemos estar observando la higuera en Israel y buscar el florecimiento de Israel, el éxito y la prosperidad. Está sucediendo. Pero mira el capítulo 8 de Daniel. Irán va a encontrar una coalición, una confederación, un imperio que forma una fuerza gubernamental muy fuerte. Será derribado. Causará grandes problemas, pero será derribado por otro imperio que va a salir de Europa. Esto es lo que Daniel 8 nos dice y es una profecía para los Últimos Días. Es ese gobierno que se levanta fuera de Europa el que derriba esta coalición liderada por Irán de la que va a venir el anticristo. Así que, sí, podemos esperar, a medida que nos acerquemos a los Últimos Días, que habrá guerras, habrá una nación que se levantará contra otra, grupos étnicos en conflicto entre sí, habrá pestilencia y hambrunas y enfermedades y terremotos, todas esas cosas de las que habló el Mesías en los Evangelios, pero éste no es uno de esos acontecimientos de los Últimos Días porque otras cosas tienen que suceder primero.

¿Qué es esto? ¿Cómo debemos entender esto? Bueno, cómo debemos entenderlo es esto. Lo que está pasando ahora, y escúchenme con mucho cuidado, todos estamos afligidos. Cuando estoy grabando esto, casi 18,000 personas han muerto en todo el mundo. Hay más de 400,000 personas que tienen o han tenido la enfermedad. Creo que en una cuarta parte de ellos se han recuperado, se han curado. Han salido de ella, alabado sea Di-s, pero esto es serio. No sabemos cuántas vidas se van a perder y eso es una tragedia. Pero la vida humana, aunque es preciosa para Di-s y debería ser preciosa para nosotros, y permítanme decirles cuál va a ser el mayor resultado en mi opinión. Y eso es, potencialmente, el colapso económico que puede venir de esto. Y ya sea un colapso total o simplemente una inestabilidad económica, lo que vamos a ver es esto. La gente lo utilizará para una razón principal: decir que, ya sabes, el sector privado no está preparado para algo como esto. Tenemos que darle más poder al gobierno. Y habrá un mayor impulso por las cosas relacionadas con el socialismo, dándole al gobierno más poder, autoridad, tomando más de la riqueza y los recursos del sector privado, de ustedes y de mí, de los individuos, y poniéndolo bajo la autoridad del gobierno. Y cuando el gobierno recibe más y más poder, descubrirás que se presta para que los gobiernos autorizados y fascistas, los gobiernos dictatoriales se levanten y veremos que el anticristo usará esto.

Entonces, ¿podría esto, y escuchen el lenguaje que estoy usando, podría esto tener implicaciones que pongan la fundación y crear cosas que den lugar a esos eventos de los Últimos Días? Absolutamente, es esto posible. Creo que es muy probable, pero ¿es este evento, estamos viendo ahora algo que es un evento de los Últimos Días? No lo estamos. Recuerda dónde empecé cuando comenzamos. Seamos fieles y no temerosos. Compartamos la verdad. Seamos ejemplos obedientes de lo que un hijo de Di-s, un discípulo del Mesías Yeshúa, Jesucristo, debe ser y dejemos los resultados a Él porque lo que pueda sucederle a este mundo, ya sea este año o en una década o en cien años, cuando ocurran estos eventos de los Últimos Días, la verdad del asunto es esto. Si eres un seguidor, si has recibido el Evangelio, y déjame cerrar simplemente diciendo si no lo has hecho, aprovecha esta oportunidad. Es tan simple. Todo se ha hecho por ti. Todo lo que debes hacer, es decir; sí, he violado los mandamientos de Di-s, soy un pecador, he transgredido la voluntad de Di-s y, como culpable, merezco castigo. Pero cuando el Mesías Jesús murió sobre esa cruz, puso Su vida intencionalmente, murió de manera profética de acuerdo con los parámetros de la Torá, la Ley de Di-s, para que pudiera ser el sacrificio perfecto, para poder redimirnos de todo pecado para que pudiéramos ser perdonados y tener seguridad y saber que cuando dejemos este cuerpo, por la razón que sea, ya sea por el Coronavirus, ya sea por la vejez, por lo que sea, podemos tener seguridad, seguridad perfecta, podemos saber que cuando dejemos este cuerpo, estaremos en el Reino de Di-s para siempre jamás. Ese debe ser tu objetivo y si ya has orado esa oración, lo has invitado a tu vida, has aceptado la cruz como pago por tu pecado, entonces no necesitas preocuparte por tu futuro terrenal. Utilizas el tiempo que te queda para servirle, para ser una bendición para los demás, para compartir la verdad y para amar a tu prójimo como a ti mismo.

Bueno, mi esperanza es que cada uno crezca, madure y tenga ese testimonio, ese testimonio que es agradable a nuestro Salvador. Una vez más, gracias por sintonizarte. Shalom desde Israel.

Oración:

“Oh, Señ-r nuestro Di-s, confiamos en Ti y en Tu Palabra,

porque Tú eres Soberano y Tus promesas son eternas.

Concédenos sabiduría para que podamos utilizar estos días y todos los días

para comportarnos de forma que Te agrade,

glorificando Tu Santo Nombre,

y teniendo un testimonio que manifiesta a nuestro Mesías Yeshúa (Jesús),

Quién es nuestra vida.

Porque es en Su Nombre que oramos, Amén.”

Por favor, síguenos y dale like a nuestra página:

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *