Shabbat Shalom! Parashá Lej Lejá

A parting view from Florida

Una vista de despedida desde la Florida.

Baruch y yo nos hemos dirigido a Kentucky. Hay un ligero cambio en la temperatura … ¡de los 90 a los 50! Esperamos ansiosos por lo que Baruch compartirá de la Palabra aquí. ¡Asegúrense de revisar la sección de eventos del sitio web LoveIsrael.org para ver si estaremos cerca de ustedes!

A continuación siguee un breve comentario de Baruch sobre la porción de la Torá de esta semana. Este Parasha comienza la historia de la vida de Abram (Abraham), el primer patriarca del pueblo judío.

Al final de la porción de Torá de esta semana, uno aprende un principio muy importante de la vida de Abraham. Cuando uno estudia la vida de Abraham, aprenderá rápidamente que fue un hombre de fe. En este breve artículo me gustaría compartir uno de los muchos beneficios que hay para una persona de fe. Pablo informa a los gálatas que la Torá se recibió 430 años después del pacto de HaShem con Abraham (véase Gálatas 3:17). Sin embargo, Abraham, un hombre de fe, se comportó de una manera que cumplió con la justicia de la Torá. Esto debería ser una realidad para todos los creyentes, ya que esto es lo que Pablo afirma en Romanos 8: 4.

La evidencia de esto se encuentra en el último verso de la parashá de esta semana,

Y todos los varones de su casa, el siervo nacido en casa, y el comprado por dinero del extranjero, fueron circuncidados con él”. Génesis 17:27

Este acto cumplió totalmente con la Torá, porque Moisés ordenó a la gente durante la Pascua en Egipto que circuncidara a todos los hombres de la casa, ya sea que nacieran en la familia o eran gentiles que fueron comprados con dinero (ver Éxodo 12:43-50). ). Por lo tanto, Abraham hizo naturalmente lo que no se reveló a los Hijos de Israel por más de 400 años después. Este es el resultado de una fe enraizada en el Mesías y ungida con el Espíritu Santo: el creyente expresará el mensaje de la Torá y su justicia sin el objetivo cognitivo de exponerse a observar un mandamiento particular. En otras palabras, un verdadero creyente que camina en fe expresará una nueva naturaleza que se comporta como Yeshua se comportó, en obediencia a la Torá.

¿Significa esto que los creyentes observarán la letra de la ley? ¡No, no lo hace! El texto de Romanos 8 no dice que un verdadero creyente mantendrá la ley siguiendo todos los aspectos de la Torá, por ejemplo, la colocación de tefilín (filacterias). Más bien dice:

Para que la justicia de la ley fuese cumplida en nosotros (los creyentes), que no andamos conforme á la carne, mas conforme al espíritu”. Romanos 8:4

Esto significa que un verdadero creyente puede no poner tefilín cada mañana, pero si camina en obediencia a la fe, llevará a cabo el propósito de Tefilín, que es recordar a uno que piense y se comporte a la luz de la palabra de Di-s.

Por favor, síguenos y dale like a nuestra página:

Leave a Reply