¡Shabbat Shalom!

Hombres estudiando fuera de una sinagoga.

A medida que seguimos teniendo regulaciones estrictas, la gente ha encontrado formas de continuar reuniéndose. Note arriba, cómo las reuniones y oraciones en las sinagogas se están llevando a cabo afuera.

Esta semana comenzamos a leer la Torá una vez más. El primer Parashá es Parashá Bereshit. Esta cubre Génesis 1:1-6:8. A continuación, un breve comentario de Baruch:

Bereshit

De la parte de la Torá de esta semana, vamos a aprender un principio muy importante de la interpretación bíblica. Una vez estuve hablando con una persona muy agradable que señaló que en el segundo día de la creación no hay ninguna declaración de que, “Di-s vio que era bueno“, como se dijo en los otros días de la creación. Esta persona quería saber mis pensamientos sobre este asunto. Le respondí que miraría las Escrituras y respondería más tarde. Unos días más tarde, una persona diferente planteó la misma pregunta. Sin embargo, esta vez el individuo tenía una razón e interpretación muy detallada de por qué la frase “Di-s vio que era bueno” no se incluyó en el segundo día de creación.

Esta interpretación sonaba muy parecida a algunas de las interpretaciones jasídicas que he escuchado en otros asuntos. Aunque sus palabras fueron interesantes, el hecho es que sus puntos de vista eran pura especulación. Sus pensamientos en realidad no eran suyos, sino lo que su líder espiritual había enseñado en una conferencia. Ahora, sin embargo, fueron recibidos por mi amigo como una doctrina de las Escrituras de que, si uno no lo aceptaba, sería etiquetado como estando bíblicamente en error. Muchos movimientos religiosos tienen su origen en interpretaciones tan “místicas” que hacen que el mensajero de tales doctrinas sea visto como un receptor único de revelación bíblica y el líder de los verdaderos seguidores de Di-s.

Una Escritura muy conocida a la que acudo con frecuencia fue declarada por Shimón (Pedro),

“Conociendo esto primero, que toda profecía de la Escritura, (sobre) la propia interpretación, no debe basarse”. 2 Pedro 1:20

En otras palabras, la interpretación de la Escritura debe basarse en ese texto en particular con la ayuda de otra Escritura, y no tener su base en las opiniones de un individuo o de un grupo de personas. En este Shabbat, al comenzar a leer de nuevo la Torá, que cada persona se esfuerce por entender su revelación basándose en las pistas que se encuentran en el texto y no en la imaginación del intelecto humano. Hay reglas para interpretar la Escritura y un uso más digno del tiempo es aprender las leyes de la exégesis y la hermenéutica. Si estos términos no son familiares para usted, invierta el tiempo para dominar la metodología de estas dos disciplinas. Sin duda encontrarán que las Escrituras les hablan de una manera mucho más clara.

Vida Diaria en Israel

Hermosos arbustos en flor en Israel.

Siempre me resulta interesante ver diferentes lugares del mundo. Disfruto viendo cómo viven otras personas y cómo diferentes culturas incorporan tradiciones, diferentes climas, alimentos disponibles, etc. en su sociedad.

Hoy compartiré con ustedes algunas fotos que tomé mientras caminaba ayer y hoy. Como saben, estamos en medio de la Fiesta de las Cabañas o Tabernáculos y lo que se ha vuelto normal para mí les parecerá extraño a muchos de ustedes.

La foto de la izquierda es un vistazo al interior de una sucá que en realidad está construida en el estacionamiento de un condominio y la foto de la derecha es de hombres que rezan las oraciones de la mañana mientras sostienen su lulav y etrog. La sinagoga está ubicada en el mismo edificio que la estación de autobuses.

Durante este tiempo de cierre, los restaurantes, hoteles y centros comerciales están cerrados. El municipio también ha acordonado los equipos de ejercicio en toda nuestra ciudad y las playas están cerradas a todos menos a los que estén haciendo ejercicio (nadar o remar en el mar).

Normalmente, este es un momento maravilloso para que las familias y los amigos se reúnan en sus sucá. También es una época en la que la gente frecuenta los centros comerciales y restaurantes. Este año ha sido un día festivo más moderado en muchos sentidos, aunque cada noche hemos escuchado a la gente cantando en sus sucá hasta altas horas de la noche. Las restricciones son, en este momento, que solo las personas que viven en su hogar pueden estar en su sucá. Ningún miembro de la familia que viva en una casa diferente puede estar en su sucá o en su casa.

Muchas personas están descubriendo que ahora mismo tienen más tiempo en casa. ¡Esto es cierto para nosotros! Hemos estado en Israel desde finales de febrero y estamos disfrutando de nuestro tiempo en casa. Hemos utilizado estos meses para completar muchos proyectos y conectarnos más con nuestro grupo de estudio aquí.

Me gustaría animarle a que se tome un tiempo especial para estar con su cónyuge o seres queridos tomando una taza de té. Baruch y yo hemos adoptado este hábito muy económico todos los días para pasar tiempo juntos y para simplemente conectarnos uno al otro. ¡Nos da un momento de paz en un día agitado! En 1ra Timoteo 2:1-2, se nos exhorta a orar por todos, incluso por todos los que están en autoridad, para que podamos llevar una vida tranquila y pacífica con toda piedad y honestidad. ¡Tomemos un momento de silencio para escuchar realmente a los que están más cerca de nosotros!

Hoy en Israel

Tomé las fotos de arriba hoy mientras estaba en mi caminata de la mañana. La imagen de la izquierda muestra cuántas personas que viven en apartamentos y condominios construyen su sucá. Es permisible construirlos de esta manera siempre y cuando no haya otro balcón u otra obstrucción por encima del techo de la sucá.

La foto del medio muestra una sinagoga al aire libre que ha sido construida debido a las restricciones del coronavirus. ¡Israel está encerrada y se espera que continúe de esta manera por lo menos durante el mes de octubre! El armario blanco en el centro de la imagen contiene el pergamino de la Torá.

Este es un momento muy difícil para el pueblo de Israel. Centros comerciales, restaurantes y otros negocios están cerrados y muchas personas están sin trabajo. Todos los hoteles están cerrados y las bodas han sido pospuestas. Justamente hoy, Benjamín Netanyahu dijo que, si el bloqueo del coronavirus no funciona, ¡lo harán aún más estricto!

La Fiesta de Sucot (Fiesta de los Tabernáculos o Cabañas) comienza esta noche. Al igual que en la Pascua de este año, las familias que viven en diferentes ciudades no podrán unirse para celebrar. Este festival enfatiza nuestra dependencia de Di-s. Reflexionemos sobre esta verdad durante esta Fiesta Bíblica especial.

¡Feliz Sucot!

Cada fiesta judía tiene uno o dos elementos principales que realmente caracterizan el significado bíblico del día del festival.  Estos tiempos han sido separados por Di-s para bendecirnos con Su revelación.  Aunque cada uno tiene un cumplimiento en un evento pasado, cada una de las fiestas apunta a un cumplimiento futuro relacionado con el Reino de Di-s.  Obviamente, para Sukkot, es decir, la Fiesta de Las Cabañas o Tabernáculos, uno de los elementos principales es la sukkah “tienda” en sí.  En el libro de Levítico 23, en los versículos 33-36, HaShem habla sobre este tiempo especial de ocho días.  Durante los primeros siete, se requiere que uno more en la sukkah.  Uno de los aspectos principales de la sukkah es que es una estructura de vivienda temporal.  La idea clave aquí es temporal.

Los hijos de Israel tuvieron que morar 40 años en el desierto debido a la falta de fe en Di-s.  Estos 40 años, en comparación con los años de la vida de uno, son un período relativamente largo de tiempo.  Pero, para la historia del pueblo judío, no fue más que una pequeña porción del tiempo.  La razón por la que Di-s sacó a los hijos de Israel de Egipto no era para que moraran en el desierto, sino más bien para entrar en la Tierra Prometida.  ¿Qué nos dicen estas cosas hoy?

Nuestra vida en este mundo no es más que una fracción de nuestro destino eterno.  Pero lo que debemos recordar es que esta fracción es todo preparación para el Reino.  Por lo tanto, uno debe vivir con una mentalidad del Reino.  Cuando uno estudia la Biblia, descubre que una de las personas más fieles fue Juan el Bautista.  ¿Cómo está conectado él con Sukkot?  La Escritura revela que Juan fue quien cumplió la profecía concerniente al profeta en el desierto.  Juan representó a muchos de los otros sacerdotes levíticos que dejaron la obra en el templo de Jerusalén y fueron al desierto a clamar a Di-s para que se moviera en contra de la corrupción que caracterizó a los sacerdotes gobernantes de la última parte del período del segundo templo.  Querían que Di-s interviniera y restaurara Su justicia a la obra del templo.

Si uno estudia la sección de Isaías 40 que se relaciona con Juan, uno puede ver el énfasis de este pasaje sobre el arrepentimiento.  Desafortunadamente, el pueblo en su mayor parte no hizo caso a este mensaje, y el juicio de Di-s cayó sobre el templo en Jerusalén.  La gente no se había alejado de Di-s en un solo momento; su caída representaba un largo proceso de enfocarse en las cosas equivocadas.

Sukkot es una época en la que recordamos que las cosas de este mundo son temporales. Es por eso por lo que Di-s nos mandó a que moráramos esos siete días en la sukkah. Es un tiempo para recordar dónde deben estar nuestras prioridades y énfasis. De la misma manera que los hijos de Israel durante los 40 años querían regresar a Egipto y recordaban las cosas de Egipto, nosotros también luchamos con desear lo material sobre lo espiritual. Tal tendencia es difícil de superar. Esto se hace evidente en el hecho de que los 40 años fueron para que la generación que salió de Egipto muriera y una nueva generación que no tenía la conexión con Egipto, heredara realmente la promesa.  Di-s promete que cualquiera que esté en el Mesías es una nueva creación y las cosas viejas han pasado.  La semana de Sukkot es un gran momento para ver aquellas cosas que representan a Egipto en su vida y para que sean puestas a muerte por la esperanza bíblica en el Reino de Di-s