¡Shabbat Shalom! ¡Feliz Janucá! Parashá Miketz

Actualmente estamos celebrando la festividad de Janucá. Baruch ha escrito un nuevo artículo para esta festividad. Haga clic en el título para leerlo: Janucá 5782

Parashá Miketz

La lectura de la Torá de esta semana se llama Parashá Miketz. Cubre Génesis 41:1-44:17. Esta semana también es Shabbat Janucá… el Shabbat que cae durante la festividad de Janucá. Aquí hay un breve comentario de Baruch:

En la lectura de la Torá de esta semana, se encontró la copa que se colocó en el saco de Benjamín. José planificó esto como una forma de mostrar a sus hermanos su pecaminosidad. En otras palabras, José hizo colocar la copa en el saco de Benjamín para que los hermanos creyeran que toda su “desgracia” se debía a su pecado contra él. Cuando los hermanos fueron llevados ante José y el “robo” estaba más allá de toda explicación (ya que no lo robaron), simplemente cayeron al suelo ante José. Este fue el cumplimiento de uno de los sueños que José soñó y le había contado a su familia. En lo que quiero centrarme es en las palabras de José a sus hermanos. Porque José dijo:

“… ¿Cuál es esta obra que han hecho? seguramente sabían que un hombre como yo practica la adivinación”. Génesis 44:15

¿Por qué José haría tal declaración? En primer lugar, esta afirmación es falsa. José no practicaba la adivinación. En segundo lugar, ¿por qué daría crédito a una práctica tan pecaminosa? La respuesta es ver cómo responderían los hermanos. El término que normalmente se traduce como “adivinación” es נחש ינחש. Para los lectores hebreos, esta frase será muy informativa. La palabra hebrea que aparece aquí es muy interesante. Es la misma raíz hebrea de la que se deriva la palabra “serpiente” (ver Génesis 3:1). Esta palabra también puede significar “adivinar”. Esto es lo que suele ser la adivinación, un hombre haciendo una suposición salvaje sobre algo. Alternativamente, hay otros que definen la “adivinación” como consultar con demonios.

José hizo esta declaración para discernir la condición espiritual de sus hermanos. Deberían haber respondido a su declaración de que no existía tal cosa como la adivinación. Si fueran de segunda opinión; es decir, que la “adivinación” es consultar con demonios, entonces nunca deberían haber caído ante José. De cualquier manera, la condición espiritual de los hermanos estaba lejos de ser correcta. Al final, Judá confiesa el pecado de su familia. Aquí es donde comienza el cambio espiritual y el crecimiento, con el reconocimiento del pecado en la vida de uno.

Finalmente, uno aprende al final del parashá de esta semana la conexión entre el pecado y la esclavitud, ya que aquel en cuyo saco se encontró la copa, tuvo que convertirse en esclavo. Este pasaje es uno de los muchos ejemplos de cómo uno puede encontrar la verdad espiritual práctica dentro de las páginas de la Torá.

Estudio Bíblico de Santiago, No. 6

Capítulo 2, 3a Parte, Versículos 14-19

En muchos lugares Pablo establece, muy claramente, que uno de los fundamentos de nuestra fe es que somos justificados por la fe, no por las obras (Abraham creyó en Di-s y se le acreditó como justicia). Algunas personas, cuando leen lo que estamos a punto de leer, asumen que Santiago tenía una comprensión / teología diferente a la de Pablo. Este no es el caso. Lo que Santiago está señalando es que, si tenemos una verdadera fe bíblica, va a ser activo en nuestras vidas y no puede evitar producir hechos (un manzano no puede evitar dar manzanas – fruto). Los hechos son un fruto (súper) natural de la fe. Estas obras u obras no nos salvan (sólo la fe en Yeshúa puede hacer eso), pero proporcionan pruebas / dan testimonio del hecho de que somos genuinamente salvos.

v14: Santiago no está de ninguna manera en desacuerdo con que la fe nos salva, pero quiere enseñarnos que la fe bíblica, dada la oportunidad (el ladrón en la cruz no tuvo oportunidad ni tiempo para hacer hechos. Se fue al paraíso solo con la confesión), producirá obras.

  • El beneficio es algo que es medible, se puede ver. Abraham tenía fe, pero esa fe iba a producir bendición a los demás (Génesis 12:1-3).
  • Si un hombre proclama tener fe, pero esto no está respaldado por obras, entonces la fe que está proclamando que tiene no es una fe verdadera / salvadora. La verdadera fe, que produce justicia, produce un cambio notable en la vida de una persona.

v15: Desnudo – sin ropa. Como hemos visto con bastante frecuencia en estos estudios, la ropa / prendas de vestir están relacionadas con las buenas acciones (Apocalipsis 19: 8). Sin embargo, este pasaje no está hablando de este principio, sino que está hablando de personas que son literalmente tan indigentes que no tienen ni ropa ni comida.

v16: Uno de ustedes, es decir, alguien de la comunidad creyente.

  • Calentarse y llenarse (satisfecho con la comida) – estas son palabras vacías. No cambian la realidad para aquellas personas que no tienen nada. Santiago está diciendo que no es suficiente solo decir una palabra (o una confesión de fe, etc.), tiene que ser una palabra que produzca acción.

v17: Esas obras no son instrumentos que justifican a una persona ante Di-s, pero esas obras justifican (muestran que es aceptable) la fe del individuo. Sólo la obra de Yeshúa en la cruz es capaz de justificarnos ante Di-s. Di-s el Padre ve la obra de Yeshúa y no la nuestra, sin embargo, la gente ve nuestras obras y esas obras les permiten glorificar a Di-s (Mateo 5:16).

v18: Santiago está hablando de evidencia que manifiesta/prueba la fe que es genuina.

v19: Santiago está escribiendo a los creyentes judíos que están en el exilio. Aquí, está aludiendo a una famosa oración que reza el pueblo judío: el Shemá, que muchas personas rezan tres veces al día (mañana, mediodía y noche). Está tomado de Deuteronomio6:4-9.  El solo hecho de decir esta oración (que es como un credo / declaración de fe) no es evidencia de fe salvadora. El solo hecho de creer que Di-s existe no es suficiente para salvar. El solo hecho de creer que sólo hay un Di-s no es suficiente – Romanos 10:8-10.

  • Los demonios responden físicamente al hecho de que sólo hay un Di-s. Responden con miedo, pero también con rebelión. Aunque se puede decir que los demonios creen (tienen “fe”) en un solo Di-s, no los mueve hacia la fe genuina, sino que los mueve hacia la rebelión. Muchas personas dicen que creen, pero cuando miras su vida, manifiesta pecado: sus acciones muestran que en realidad están en rebelión hacia Di-s.

Estudio Bíblico de Santiago, No. 5

Capítulo 2, 2a Parte, Versículos 10-13

Si crees algo que es falso y lo aplicas a tu vida, te afectará espiritualmente, tal vez incluso por la eternidad. Necesitamos recordar lo que se nos amonestó a hacer: estudiar para mostrarnos aprobados (2 Timoteo 2:15).

v10: Quienquiera que sea: Él está hablando a toda la humanidad.

  • Toda la ley: Esto se refiere a toda la ley tal como se establece en la Torá o en los primeros cinco libros de laBiblia:  aquellos que leen esta carta no tenían el canon del Nuevo Testamento como lo hacemos hoy.
  • Tropiezo en un momento: La Biblia nos revela que si nosotros, como seres humanos natos, quebrantamos un solo mandamiento, entonces somos, de hecho, considerados como alguien que es culpable de quebrantar todas las leyes (Santiago nos dará un ejemplo en breve). Debido a que no hay templo hoy (y durante los últimos 2,000 años), muchos de los mandamientos de la Torá NO SE PUEDEN guardar físicamente. Por lo tanto, todos, bajo esta premisa, serían considerados culpables de ser infractores de la ley. Esta culpabilidad, antes de Di-s, habría continuado en el futuro si Él no hubiera hecho un plan: tal como estáahora, o aceptamos a Yeshúa y somos salvos, o lo rechazamos y enfrentamos el juicio por ser un transgresor. El pecado no puede ser ignorado por un Santo Di-s. Yeshúa, sin conocer pecado (2 Corintios 5:21), tomó el castigo que debería haber sido nuestro: el Cordero prefecto que quita el pecado del mundo (Juan 1:29, Romanos 8:3-4).

v11: Él – es Decir-s. Di-s dijo estas cosas.

  • Si no cometes adulterio, eso es algo bueno…
  • Sin embargo, no significa nada si lo has hecho bien en el punto anterior, pero luego has ido y asesinado a alguien. El tribunal no te aplaude (ni juzga) por el bien que hashecho; te castiga y te juzga por los errores que has cometido. Su registro se mancha por la única irregularidad. Estás encarcelado por ese crimen.
  • Te has convertido: en el griego, esta palabra “convertirse” está escrita en el tiempo perfecto. Esto significa que era cierto en el pasado, es cierto por ahora y será cierto en el futuro. No hay escapatoria a este registro de mal– excepto a través de la aceptación de la salvación (y la posterior limpieza de la pizarra – Isaías 1:18-20) a través de Yeshúa. Él es la única esperanza que tenemos.

v12: ¡Esta es una buena noticia! Basándonos en el hecho de que somos una nueva creación, EN Cristo, hemos sido liberados de la esclavitud del pecado. Esto significa que ya no somos esclavos del pecado. Sería muy tonto para alguien que era esclavo y fue liberado volver y vivir esa misma vida. Si continuara viviendo como esclavo del pecado, significaría que no fue liberado. La libertad debería hacernos actuar de manera notablemente diferente. La forma en que actuamos antes de la libertad no es la forma en que actuamos después de que se nos concede. Nuestras vidas TIENEN que cambiar.

  • Así que habla y así lo hace: se supone que debemos hablar de cierta manera y comportarnos de cierta manera.
  • La ley de la libertad – esta es una nueva ley 😉 ¡En Cristo somos juzgados por un nuevo conjunto de reglas! Cuando venimos a Cristo nos alejamos del pecado, ya que el pecado viola las normas de Di-s. Aunque nuestra salvación no se basa en nuestro desempeño, hay una regeneración que sobrenaturalmente (a través de la obra del Espíritu Santo) tiene lugar en nuestras vidas a medida que deseamos vivir de una manera que sea agradable a Di-s. Di-s va a evaluar nuestras vidas – como creyentes somos juzgados por la recompensa eterna. Lo que decimos y lo que hacemos contribuye a/en contra de esa recompensa.

v13: El juicio, sin misericordia, no es lo que queremos. Si somos de aquellos que no muestran misericordia a losdemás, entonces Di-s no nos mostrará misericordia. Como receptores de la misericordia de Di-s, se espera que nos comportemos misericordiosamente con los demás.

  • Triunfos: esta palabra también se puede traducir se regocija o se jacta. A veces, cuando nos regocijamos por algo, es una forma de jactancia, no motivados en el orgullo, sino motivados por lo contentos que estamos de que algo haya sucedido. Pablo usó esta palabra con bastante frecuencia (2Corintios 12:9, 1 Corintios 1:31, etc.). Muchas veces, las personas, cuando son victoriosas (cuando logran su objetivo), se jactan o se regocijan por ello. Esta palabra puede tener un matiz de victoria / triunfo sobre algo.
  • Di-s va a juzgar, pero (con aquellos que han creído en el Mesías Yeshúa) Él traerá misericordia, o gracia, (Yeshúa) al juicio.

Con el Antiguo Pacto le convenía a Israel guardarlo e Israel, sin el Espíritu Santo, no podía hacerlo. Uno de los beneficios del nuevo pacto es que es guardado por Di-s. Él se obliga a sí mismo a mantenerlo. Esto nos da seguridad y seguridad eterna. No es por lo que soy o lo que he hecho, sino por quién es Él y lo que ha hecho… El Soberano Di-s.

Estudio Bíblico de Santiago, No. 4

Capítulo 2, 1a Parte, Versículos 1-9

Uno de los cambios que el Espíritu Santo produce en la vida de los verdaderos creyentes es que Él les hace tomar sus pensamientos y deseos (que generalmente se enfocarían en sí mismos) y colocarlos sobre otras personas. “Amar a nuestro prójimo como nos amamos a nosotros mismos” significa que nuestro deseo es que aquellos que nos rodean reciban y experimenten la bondad, la bondad, las promesas y las bendiciones de Di-s. A medida que el Espíritu Santo nos capacita, comenzamos a comportarnos de una manera que sea una influencia piadosa para los demás. En este capítulo hay un énfasis en la fe que trabaja en la vida de una persona y produce los resultados deseados por Dios que cada creyente debe mostrar.

v1: Hermanos:  Como ya se ha visto… este es un término inclusivo que significa “hermanos y hermanas. Es un término que se relaciona con otros creyentes, discípulos de Mesías Yeshúa.

  • Señ-r: El hecho de que Yeshúa es Señ-r debe ser una realidad para cada creyente. Esto significa que vivimos bajo el reconocimiento de Su autoridad en nuestras vidas: Su voluntad, Sus pensamientos, Sus deseos deben convertirse en nuestros. Necesitamos obedecerle.
  • Fe… glorioso: Cuando caminamos en fe, demostrando el señorío del Mesías en nuestras vidas, esa fe va a ser una fe de gloria. Bíblicamente hay una relación entre la gloria de Di-s y la presencia de Di-s. Entonces, cuando caminamos fielmente, poniendo en práctica la verdad y la voluntad de Di-s, demostrando Su autoridad sobre nuestras vidas, el resultado es que Di-s va a entrar en esa situación de una manera única y el resultado es que Él va a ser glorificado, Su gloria va a ser manifestada. Así es como estamos llamados a vivir.
  • Sin acepción (parcialidad): Tratar a alguien mejor que a otra persona por la razón equivocada.

Nota: Lo que Santiago está diciendo aquí es que si mantenemos nuestra fe con un grado de parcialidad / mostrar favoritismo (prefiriendo uno y rechazando o deshonrando el valor dado por Di-s que Di-s ha dado a todos los seres humanos) vamos a estar comprometiendo nuestra fe, y la gloria de Di-s no se va a manifestar. Esto es algo que no es agradable a Di-s.

v2: Porque si: Santiago da un ejemplo hipotético de lo que quiere decir mostrando parcialidad.

  • Su congregación/asamblea/sinagoga: En el principio, los gentiles, al llegar a la fe, entraban en las sinagogas para escuchar la Palabra de Di-s que se leía – se leía cada sábado (Dia Séptimo). Allí encontrarían la revelación o los mandamientos de Di-s.
  • Ropa esplendida: Ropa magnífica y cara. 
  • Andrajoso: Posiblemente se puede traducir como ‘en mal estado’. Estas prendas no tienen magnificencia ni esplendor.

v3: Miráis con agrado: Al hombre bien vestido se le presta gran atención.

  • Buen lugar:  Un lugar favorable, un lugar de preferencia. Un asiento de distinción.
  • Siéntate tú aquí…. Estate tú allí: Al pobre hombre se le dice que se pare allí (ni siquiera se le da una silla), al hombre bien vestido se le dice que se siente aquí, en el lugar de preferencia.
  • Bajo mi estrado: En griego esta palabra puede significar ‘en’ o ‘debajo’. Al pobre hombre probablemente se le está diciendo que puede sentarse debajo del taburete, es decir, en el suelo. La actitud que se muestra aquí es que el pobre hombre puede estar cerca, pero necesita sentarse en el suelo.

v4: ¿No hacéis distinción? (Parcialidad mostrada):  Hizo una distinción. Esta persona ha juzgado algo por su cuenta, sin ninguna revelación de Di-s.

  • Hacéis distinción entre vosotros: Di-s no les ha dado revelación ni ha ordenado a alguien que diga estas cosas o se comporte de esta manera, mostrando parcialidad. La Escritura nos revela que Di-s no hace a respeto a las personas. Él no tiene favoritos (Hechos 10:34, Mateo 5:45) Di-s no trata a uno mejor que a otra persona (¡Gracias a Dios!). Sus leyes se aplican por igual a todos.

Nota: Di-s puede llamar a las personas para diferentes propósitos. Él puede bendecir a alguien más que a otros porque muestran una mayor responsabilidad por la voluntad de Di-s.

  • Pensamientos: Tener una perspectiva de… Están pensando de una manera malvada. La definición bíblica del mal sería:  “pensar o hacer lo que no está en línea con el carácter de Di-s”.

v5: Hermanos míos amados: Aunque Santiago ha dicho algunas palabras duras, los ha regañado (en la carne, manchada por el pecado, es natural que mostremos parcialidad). Esto no lo hace bueno o correcto. Di-s nos ha proporcionado el Espíritu Santo – Él puede permitirnos cambiar este aspecto de nuestra naturaleza pecaminosa y humana, quiere que sepan que Él los ama.

  • Elegido: Elección, o ser elegido, en la Escritura es simplemente la palabra para ser seleccionado. Esa selección no viene en el vacío. Siempre tiene que ver con el propósito de Di-s.
  • Los pobres de este mundo… Ricos en fe: Santiago está estableciendo un principio aquí. Aquellos que son pobres financieramente tienen el potencial, en Cristo, de ser ricos espiritualmente.  Muchas personas piensan que el dinero va a resolver sus problemas. Puede ser, sin embargo, que su dinero sea un obstáculo para su espiritualidad. Ser pobre, estar en necesidad, puede llevar a uno a depender de Di-s. Cuando no tenemos los recursos o la capacidad de proporcionar lo que necesitamos, entonces es más probable que confiemos en Di-s.
  • Aman: El amor, a menudo, se basa en una relación de necesidad. Los niños aman a sus padres como un resultado natural del hecho de que se dan cuenta de su necesidad de sus padres. Los padres inculcan amor a sus hijos mientras les proveen amorosamente. Del mismo modo, cuando ejercemos fe en Di-s, Él se mueve para permitirnos ser un receptor de Su gentileza, bondad y provisión. Esto a su vez nos lleva a apreciar o amar a Di-s.

v6: Vosotros: Santiago está hablando de aquellos que muestran parcialidad.

  • Afrentado: Desvaloriza a alguien que es la creación de Di-s, alguien hecho a imagen de Di-s.
  • Tribunales: Debido a su riqueza, las personas ricas son las que son más capaces de utilizar el sistema judicial para oprimir a las personas.

v7: Ellos: Hablando de aquellos que son ricos en este mundo. Siempre hay excepciones, pero hay una tendencia cuando uno es rico a confiar en la riqueza y en los propios recursos en lugar de en las cosas de Di-s.

  • El buen nombre: El buen nombre del que se habla aquí es el nombre de Yeshúa.
  • Que fue invocado sobre vosotros: El nombre de Yeshúa ha sido puesto sobre nosotros.  No lo colocamos sobre nosotros mismos, se nos impuso. Este fue un acto de Di-s. Di-s nos ha dado Su nombre. Le pertenecemos a Él. Somos parte de la familia de Di-s, no solo porque fuimos creados por Él, sino por esta relación única que tenemos con Él.

v8: Ley real: Ley del Reino. La ley del Reino nos hace mostrar el carácter del Reino.

  • Amarás a tu prójimo como a ti mismo: Esto es lo que se supone que debemos demostrar. Es fundamental. Si no podemos amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos, hay un problema espiritual en nuestras vidas. No hemos entendido el amor de Di-s.  No hemos recibido Su amor de la manera que deberíamos haberlo hecho. No estamos demostrando la verdad de Di-s en nuestras vidas.

v9: Pero:  Esto está en contraste con el que está mostrando esta ley real.

  • Cometéis pecado: Esto es lo que sucede cuando demostramos una preferencia por uno sobre otro. Cuando mostramos parcialidad, al no reconocer que todos son una creación de Di-s, no los recibimos con el honor, la gentileza y la bondad adecuada que Di-s mostró hacia nosotros.
  • Convicto: Reprobado. Esta es una palabra de desaprobación. Es una palabra de condenación y puede ser una palabra de castigo.
  • Por (bajo) la ley: Este es un término de juicio. Muchas personas, cuando son salvas, asumen incorrectamente que la ley ya no tiene ninguna relevancia para ellos. Esto es falso. La ley (Antiguo y Nuevo Testamento) todavía tiene relevancia para nuestras vidas. Cuando se nos dice que “ya no estamos bajo la ley”, esto significa que no vamos a ser condenados / juzgados por la ley (la condenación – y la muerte – fue pagada por nosotros por Yeshúa – quien no mostró parcialidad, sino que murió por todos – Juan 3:16-21).

Como creyentes, por lo tanto, no estamos bajo el castigo de la ley, sino que somos liberados para utilizar / aplicar la verdad, la revelación, de la ley a nuestras vidas. De esta manera podemos “cumplir los requisitos de justicia de la ley”(Romanos 8:1-11).

Estudio Bíblico de Santiago, No. 3

Capítulo 1, 3a Parte, Versículos 21-27

Esta parte del capítulo trata de las señales que identifican a aquellos que están viviendo una vida que es agradable a Di-s.

v21: Por lo cual: Este es un mandamiento, algo que se nos dice que nosotros, como creyentes profesantes, debemos hacer.

  • Desechando: Para deshacerte de algo. Hay cosas en nuestras vidas de las que necesitamos deshacernos, ya que no contribuyen a un testimonio que sea agradable a Di-s.
  • Inmundicia: Aquellas cosas que están en conflicto con la pureza, la santidad y la justicia.
  • Abundancia de malicia: La perversidad o maldad (definida como “no vivir de acuerdo con la voluntad de Di-s”) no está estancada. Cuando hay maldad en nuestras vidas (cosas que están en conflicto con la Palabra o la verdad de Di-s) comienza a multiplicarse. El mal tiene una influencia significativa. Un poco se multiplica y se convierte en una cantidad excesiva (desbordante). A menudo lo que estamos haciendo no nos parece malo. El pecado trae consigo una perspectiva equivocada. Nos pone en una ceguera espiritual y, por lo tanto, no vemos las cosas de la manera en que Di-s las ve.
  • recibid con mansedumbre (humildad) la palabra implantada: Esta es la clave de cómo somos capaces de dejar de lado la inmundicia y la maldad.
  • Palabra implantada: Necesitamos recibir (no solo estar de acuerdo con ella sino acogerla) la palabra que echa raíces en nuestros corazones, en nuestros procesos de pensamiento. Una palabra implantada, además, no se queda estancada. También se alimenta, se sostiene y crece hasta el punto en que produce frutos.

Nota: Lo que la palabra de Di-s nos está enseñando aquí es que algo va a estar activo en nuestras vidas – si no es la Palabra implantada será el mal y viceversa.

  • Salvar: Una palabra que tiene una amplia aplicación. En este contexto, puede que no se refiera sólo al perdón de los pecados. Salvar también lleva consigo la connotación de sanación, poner algo en orden y también puede significar experimentar la victoria. En este contexto, la palabra “salvar” puede referirse a la capacidad de la palabra implantada para sanar nuestras (los creyentes) almas.

v22: Ser hacedores… no solo oidores: Muchas personas escuchan y aprenden, pero no implementan lo que se les enseña. El HACER de la Palabra trae consigo un cambio espiritual en nuestras vidas. Aquellos que oyen, pero no hacen (no obedecen) se están comportando de una manera rebelde. Han escuchado la verdad, pero se niegan a implementarla. La rebelión sirve como una invitación al enemigo para que la influencia demoníaca comience a actuar en nuestras vidas. Nuestras vidas también van a cambiar, pero por lo negativo y no por lo positivo.

  • Engañándoos a vosotros mismos: La rebelión se compara con la brujería. Cuando desobedecemos a Di-s y decimos ‘No’ a lo que Él nos ha llamado a hacer, estamos invitando al engaño a nuestras vidas y, por lo tanto, engañándonos a nosotros mismos. Cuando somos engañados, no vamos a ser útiles a Di-s. No vamos a ver las cosas desde Su perspectiva. No podremos orar de manera efectiva y, por lo tanto, no aprenderemos cuál es Su voluntad; no querríamos cumplirla de todos modos. Cuando hemos sido engañados (por nuestro propio hacer o falta de hacer) nos comportamos como un enemigo de Di-s.

v23: Si alguno: Nadie está excluido de esta posibilidad.

  • Considera: Él o ella se da cuenta de algo. Tienen un grado de discernimiento (no necesariamente discernimiento espiritual) y son capaces de distinguir entre las cosas.
  • Su rostro natural: Se reconoce a sí mismo. Ha visto lo “bueno y lo malo” en su apariencia.

v24: Y luego olvida: Mientras el hombre estaba en el espejo, fue capaz de ver y discernir, pero cuando se alejó de la influencia del espejo, inmediatamente olvidó lo que había visto y no tenía la capacidad de recordarlo o discernirlo.

Nota: El espejo, o la influencia de este, se compara con la Palabra que debería haber sido implantada en nuestros corazones. Había sido visible, pero debido a que no fue implantada no tuvo ningún efecto duradero. Esta Escritura nos está revelando un principio: necesitamos escuchar y, después de escuchar, se debe hacer un balance serio de nuestras propias vidas. Necesitamos evaluar qué fruto estamos produciendo, así como qué tipo de testimonio estamos siendo para los demás.

v25: Perfecta: Como se ha visto anteriormente, esta palabra ‘perfecto(a)’ tiene que ver con el concepto de ese fin o destino final. Estado de perfección o finalización.

  • Perfecta ley, la de la libertad: Muchas personas creen que cuando somos salvos, somos liberados de todo y podemos hacer lo que queramos hacer. Este no es el caso. Siempre somos esclavos de (o sirviendo) a algo o alguien (liberados de la esclavitud a esclavo de Cristo). Cuando los hijos de Israel fueron liberados de la esclavitud, fueron liberados para ir al desierto donde podían adorar a Di-s. La libertad nos da la capacidad, nos cambia, para adorar a Di-s. La libertad que Di-s nos ha dado es una libertad, una libertad, para hacer lo que no podríamos hacer en esclavitud al pecado. Cuando estamos en esclavitud al pecado, estamos confinados por el poder del pecado y manifestaremos pecaminosidad en nuestras vidas. Pero, en Cristo, ahora hay una ley espiritual en juego: una doctrina de libertad a través de la redención de Yeshúa. Su sangre nos pone en una nueva condición espiritual donde hemos sido liberados, para hacer Su voluntad y obedecer Sus propósitos. Esta es la ley perfecta de la libertad.
  • Persevera en ella: La idea aquí es permanecer en esta ley, lo que significa que necesitamos vivir basados en esta ley de libertad. Hemos sido liberados, así que ahora podemos servir a Di-s.

Nota: La ley perfecta de la libertad nos cambia. Cuando vivimos de acuerdo con ella, ya no somos oyentes olvidadizos. Se nos da la capacidad de discernir y comprender las cosas, incluso lejos de la influencia del “espejo”. También se nos da la capacidad de hacer el trabajo que se nos exige que hagamos. ¿Qué trabajo? La mano de obra de Di-s, que es esta: A medida que le servimos, Él nos cambia. La obediencia produce cambios.

  • Bienaventurado en lo que hace: Obviamente hay un marco para esto: él está haciendo la obra de Di-s y mientras sirve a Di-s Di-s lo bendecirá en todas las cosas que está haciendo para el propósito del Reino.

v26: Religioso: Aquí, se habla de la religión como de algo bueno. La religión de las Escrituras es buena. Es algo de lo que Di-s quiere que seamos parte. Sin embargo, necesitamos saber que la religión, bíblicamente, no es una religión hecha por el hombre, sino que debe estar basada en las Escrituras.

  • Refrena su lengua: Un creyente maduro es capaz de controlar su lengua.
  • Engaña su corazón: Esta es la segunda vez que Santiago habla del corazón (pensamientos, hombre interior) siendo engañado.
  • Vana: Inútil. No tiene ningún valor. No produce nada.

v27: Nota: La persona en este versículo está en contraste con la persona del v.26.

  • Sin mácula (contaminada): Pura, genuina, nada la ha cambiado o corrompido.
  • Delante de Di-s: La religión pura e inmaculada es de parte de Di-s. Este es el tipo de religión que se nos ordena practicar y se supone que debemos abrazar.
  • Visitar: Para ayudar.
  • Huérfanos y a las viudas: Estos son solo un ejemplo de dos de los tipos de individuos más necesitados de la sociedad. Esta ayuda, sin embargo, no se limita solo a ellos. Sirven como ejemplo de aquellos que están en medio de problemas, dificultades, aflicción y tribulación en este mundo. Se supone que debemos venir y ayudarlos siempre que sea posible. Eso es lo que la verdadera religión nos ordena hacer.
  • Sin mancha: Inmaculado:
  • Guardarse sin mancha del mundo: Esto revela cuál es realmente el problema. O vamos a tener una mentalidad mundana y vivir para nuestros propios planes y deseos, o vamos a tener una mentalidad del Reino y vivir de una manera que el plan, la voluntad y los propósitos de Di-s sean revelados